“Alguien a quien conoces” de Shari Lapena.

SINOPSIS según La Casa del Libro.

En un tranquilo barrio residencial de Nueva York, un barrio de calles arboladas y acogedoras familias, algunos hogares han recibido una nota anónima:

«Me resulta muy difícil escribir esta carta. Espero que no nos odie. Hace poco mi hijo entró en su casa cuando usted estaba fuera…»

Un chico ha estado curioseando en las viviendas y en los ordenadores de sus dueños. ¿Quién es y qué ha descubierto? Mientras los rumores empiezan a circular y las sospechas aumentan, una mujer aparece asesinada y la tensión llega a un punto insostenible.

¿Están relacionados estos hechos? ¿Quién sabe más de lo que deja entrever? ¿Y hasta dónde están dispuestos a llegar estos simpáticos y apacibles vecinos para proteger sus secretos?

MI OPINIÓN:

Adictivo total. En un par de tardes finiquitado,

Thiller de domestic noir llaman a este tipo de novelas que se caracterizan porque ocurren sucesos impactantes tales como asesinatos en entornos donde en principio no es habitual: el hogar de un matrimonio feliz, una comunidad de vecinos tranquila, etc. Los personajes nunca son lo que parecen. Doble vida, hipocresía, deslealtad, engaños… tenemos un buen surtido. Hay tantas posibilidades abiertas que yo como lectora andaba más perdida que un pulpo en un garaje.

Me ha gustado como la autora te lleva toda la novela haciendo que cambies de sospechoso cada poco. Hay tantos giros de la trama que podría ser cansino, pero no, lo hace muy bien. La resolución del asesinato que aquí nos traemos entre manos queda resuelto y bien atado todo, pero el final queda un poco abierto a lo que hará en el futuro uno de los personajes, al que le gustan mucho los juegos, que tiene algo que ocultar y que parece peligroso.

El estilo es muy ameno. Frases cortas (normalmente no me doy mucha cuenta si estoy metida en la historia pero aquí me resultó un poco chocante) y mucho diálogo. Los personajes están bien caracterizados (la vecina entrometida, la buena amiga, el adolescente buen chico al que le sube la adrenalina hackeando ordenadores, …) y la ambientación me ha gustado: un barrio donde todos se conocen desde hace años y con lazos de amistad que unen a muchos de los vecinos. Al final el entorno resulta un poco opresivo porque nunca saben quien conoce sus secretos y cada vez que uno sale a la luz hace que el lector se tenga que replantear lo que estaba pensando. Porque en este tipo de novelas yo soy la que, con las pistas que me da la escritora, tengo que descubrir quien lo hizo. Ahí es donde encuentro la miguilla, el entretenimiento. Acabé contagiada de la sorpresa de algunos de los personajes. Madre mía, ¡hasta que punto han estado engañados de cómo son sus conocidos y amigos!

La recomiendo. No es una novela que me haya alucinado pero que sí me ha dejado con ganas de seguir leyendo lo que escribe esta autora.

Si quereis curiosear la opinión de otros lectores pasaros por:

Libros que hay que leer

Lee mujeres

Las lecturas de Guillermo

¿Qué es comer sano? de J.M. Mulet.

mulet

SINOPSIS según Amazón

En el mundo de la alimentación y la nutrición circulan muchos mitos e informaciones falsas, y es difícil orientarse en ese maremágnum informativo.
Que no sepamos filtrar esa información afecta no solamente a nuestros hábitos de compra sino también a nuestra salud. Los mitos nacen y mueren, y algunos incluso renacen al cabo de un tiempo.
J. M. Mulet, uno de los científicos de referencia en la materia, recibe en su blog centenares de preguntas al respecto, que suelen repetirse en las charlas que imparte y en los programas a los que acude para ser entrevistado.
Así que finalmente ha decidido poner freno a tanto mito y dar respuesta a los 101 mitos más comunes y que más dudas generan entre la gente.
Este libro pretende ser una guía de consulta rápida para que, cuando te llegue la próxima cadena de internet o comentario en la cola del súper, puedas saber qué hay de cierto o de falso en lo malo que es determinado alimento o lo bueno que es el otro. Vamos a por ellos.

MI OPINIÓN.

Es un libro que pretende ser ante todo divulgativo, dirigido a un público amplio. Utiliza un lenguaje muy accesible y está todo explicado muy pero que muy bien, con un tono un poco burlón sobre algunos temas que a mi me saca la sonrisa.

Está genial para ir leyéndoselo de a poquito (aunque tengo que decir que me lo he dosificado solo en 3 o 4 días porque me resultaba muy interesante) y el formato es el siguiente: Mito o afirmación muy extendida – lo que Mulet, basándose en datos científicos dice sobre eso. De todas formas en el enlace que pongo arriba a Amazón se puede echar un vistazo al contenido. Lo que a mi me parece más importante es que nos da informaciones y datos que luego podemos ir corriendo a verificar (hay que ser escépticos SIEMPRE).

Ejemplo:

64. Comer pescado es tóxico por el mercurio que contiene.

Verdadero en parte, pero cuestionable en general….

La leche, el pan, el vino, los superalimentos, al agua (filtrada, hidrogenada, de mar), los aceites, los aditivos…. toca muchos temas que a mi me parecen interesantes.

Mucha ciencia sumada a sentido común es lo que sacarás de este libro. Bueno, y diversión.

Y es que a mi Mulet me resulta muy divertido porque tiene una tranquilidad pasmosa ante el revuelo que arma con algunas de sus afirmaciones. Estoy deseando echar mano a su último libro “Ecologismo real” .

Llegué a Mulet por una entrevista que le hizo Mauricio José Schwarz en su canal de youtube El rey va desnudo“. A Schwarz llevo años siguiéndole en podcast de cuando trabajaba en radio, en su blog “El retorno de los charlatanes” y en sus canales de youtube “El rey va desnudo” y “Cosas que sabemos (el conocimiento es asunto de todos)“. Me interesa casi todo lo que cuenta. Mucho sobre ciencia, hace verdaderos esfuerzos por informar de las pseudociencias y creencias varias, de esas peregrinas que a veces hacen furor y que no son tan inofensivas como parece y además me descubre música de la que nunca había oído hablar que está muy bien. Y es que a mí toda esa dinámica de las sectas y los gurús, artífices de curaciones milagrosas, me entretiene muchísimo. Hay cada cosa por esos mundos que lo flipas.

Volviendo a Mulet, creo que el formato del libro es un acierto y la forma en que se expresa es muy llana. Un científico al que se le da bien la comunicación y que parece ha emprendido un camino que, por lo menos yo, considero es muy necesario: acercar el conocimiento al mayor número de personas posible. Las personas informadas son más dificilmente manipulables.

Al final del libro da las direcciones de sus blogs favoritos sobre alimentación, podcast o programas de radio. Por supuesto, he tomado nota de todos.

“The Duff” de Kody Keplinger.

the duff

SINOPSIS de la Casa del Libro

Bianca, de 17 años, sabe perfectamente que no es la más guapa de sus amigas. También es consciente de que tratar con el mujeriego y guapísimo Wesley Rush significa cometer un grave error. Por eso, cuando él la llama Duff –apodo que utiliza para referirse a la chica más fea del grupo-, lo último que Bianca imagina es que acabarían besándose. Y, aunque lo odia con todos sus fuerzas, el beso le gusta. Pero poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos están pasando por una etapa bastante complicada. Resulta, además, que Wesley la comprende y escucha. De repente se da cuenta, con horror, de que se está enamorando del chico al que más detesta.

MI OPINIÓN:

He disfrutado un montón con esta novela que parece ir destinada a un público adolescente. Llegué a ella por el “top libros mamarrachos” del booktuber Josu Diamond, con lo que creo que tendré que volver a verlo para tomar nota de las otras cosas que recomendó, que no está el patio como para ir desperdiciando la posibilidad de pasar un buen rato.

Primera cosa que quiero decir: en la sinopsis que nos da “La casa del libro” dice que Wesley la comprende y escucha, pero eso no es cierto. Bianca es una tumba respecto a sus preocupaciones y problemas. Él intuye que los tiene pero como no estamos en su cabeza en ningún momento (la autora no nos situa allí) no sabemos que piensa al respecto. Lo que hay entre los dos es sexo puro y duro y ya… y el sexo como forma de evadirse de los problemas por parte de Bianca. Pero… como pasan tanto tiempo juntos también tienen que ocuparse en otras cosas, que aunque son adolescentes y están en plena efervescencia no se puede estar tanto tiempo dedicándose al tema. Entre polvo y polvo juegan unas partiditas de billar, scrabble o cruentas batallas de videojuegos y se dan cuenta de que se divierten juntos y que se están cogiendo cariño, lo cual sumado a un sexo espectacular los va acercando a la zona de peligro, que es el enamoramiento, algo que no quieren ninguno de los dos (parece).

Lo que podría haber sido un rollo de novela típica de romántica juvenil, todo drama y muy intenso y con protagonistas desesperantes se convierte en una muy entretenida historia con unos protagonistas con personalidad y majísimos y muy bien llevada. Se resuelve estupendamente. Me encantó el final.

Los personajes secundarios son también geniales. Me gustan especialmente las dos amigas de Bianca y la relación que tienen las tres entre ellas. Son lo que yo creo que deben ser las amigas (con intereses y formas de ser diferentes pero queriéndose, respetandose y cuidando a las otras).

Bianca, a quien Wesley llama Duffy, es bastante cínica y con una personalidad muy definida. Tiene muy bien puesta la cabeza sobre los hombros pero en este momento de su vida las cosas se complican y no es capaz de gestionar demasiado bien sus problemas. Un poco confundida sí que está.

Wesley es un guaperas ligón, de sonrisa torcida y con pasta. Descaradamente le suelta a Bianca que ella es la duff, pasando a explicarle lo que significa el término (la chica de entre sus amigas que menos destaca porque es la menos guapa, la más bajita, la más regordeta…) y a contarle que ha comprobado que los chicos que son amables con las duff se llevan al huerto a las amigas cañón. Y a él le gustan las amigas de Bianca. Está tonto el pobre, porque Bianca tiene bastante carácter y reacciona teatralmente al nombrecito y a las aviesas intenciones. Nos da muy buenos momentos y como le vamos conociendo por su forma de actuar y no es tan superficial como parece, ni tan desconsiderado, ni su vida es tan maravillosa como se ve desde fuera, nos vamos enamorando de él. A mí me encanta. Y solo escribe una carta en toda la novela pero es una carta genial.

Cosas que no me han gustado:

Sufrí con esa costumbrita que tiene la protagonista de poner la ropa limpia en el suelo para luego doblarla. ¿Que pasa con los cestos? Los zapatos pisan todo tipo de cosas en la calle y con esos pisamos en casa… y va y pone su ropa interior en ese suelo pisado. Pero claro, yo también sufro cuando en las películas se tiran encima de esas camas de colchas blancas como palomas con los zapatos puestos. La vida de aquellos a los que nos llaman maniáticos es muy dificil.

Y un detalle que no me ha gustado es que al principio Bianca le da una bofetada a Wesley. Ella es muy feminista pero en ese momento se comporta como la damisela ofendida que suelta una bofetada dando por supuesto que él, como es chico y más grande, no se la devolverá. Eso no se hace.

Quitando ese par de cosas molestosas el resto ha sido estupendo. Todo. Asombrada me hallo porque la autora publicó esta novela cuando tenía 17 años; bastante joven para haber conseguido una historia tan entretenida y bien contada.

Por si os apetece curiosear otras reseñas de esta novela os dejo los enlaces a:

Durmiendo entre libros

Libros que enganchan

Pretty Little Human

“La ecuación del amor” de Helen Hoang.

la ecuación del amor

SINOPSIS según La casa del libro.

Stella Lane cree que las matemáticas son lo único que funciona en el universo. Utiliza algoritmos para predecir compras, un trabajo que le ha proporcionado más dinero del que sabe gastar y menos experiencia en el apartado de las citas que la media de cualquier treintañera. No le ayuda tener Asperger y que besar le recuerde a un pez piloto limpiando los dientes de un tiburón. Por eso contrata al despampanante gigoló Michael Phan. Mitad sueco, mitad vietnamita, Michael no puede rechazar la oferta de Stella y accede a ayudarla y rellenar todas las casillas de su plan de lecciones amorosas, desde el juego previo hasta más allá de la postura del misionero… Stella no solo aprende a apreciar los besos de Michael sino a anhelar el resto de sensaciones que le provoca. Pronto su asociación sin sentido empieza a cobrarlo y el patrón que Stella descubre la convence de que el amor es la mejor clase de lógica.

MI OPINIÓN.

Es una comedia fresca con personajes de los adorables.

Michael es un tipazo de los de llamar lo atención por la calle con un problema: necesita dinero para costear los gastos sanitarios de su madre (si en EEUU tuviesen una Seguridad Social tan buena como la nuestra no se hubiese visto en esa necesidad). Para conseguir dinero rápido usa lo que tiene, que en este caso es un cuerpo de infarto y su tiempo. La prostitución es la única salida que ha visto para hacer frente a sus problemas económicos. Es muy sexy pero cuando lo vas conociendo lo que te inspira no es deseo, sino cariño por lo buena gente que es.

Stella es una preciosa chica con otro problema: se desenvuelve fatal en su trato con los demás porque tiene autismo. Es tan “diferente” que también dan ganas de achucharla. Tiene síndrome de Asperger, que es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social y a la comunicación. Se resiste a los cambios y su interés se centra en pocas cosas, casi todas relacionadas con su trabajo, en el que es excepcionalmente competente.

La historia comienza con un acuerdo comercial que hubiese debido ser frío (sólo sexo en una relación gigoló-cliente) pero se cayeron muy bien desde que se echaron la vista encima. La prostitución, masculina o femenina, me desagrada, así que el hecho de que nuestro protagonista, para conseguir dinero rápido, tuviera que vender me hacía torcer el hociquillo. Pero como bien está lo que bien acaba, no lo torcí mucho porque finalizamos con una relación sentimental preciosa. No es spoiler porque es novela romántica y en este género siempre acaban juntos. Lo importante siempre es el camino que recorren hasta llegar al final de “vivieron felices y comieron perdices” y en este caso es un caminito dulce, agradable y muy sensual. Ay, esos helados. Salivaba mientras leía.

Una pega que le pongo es que la relación entre los dos me parece demasiado fluída desde muy pronto para los problemas que se supone tiene Stella con las relaciones interpersonales. Él es un cielo, amable, comprensivo, relajante… acepta las peculiaridades de Stella con una facilidad sorprendente y la química entre ellos y lo bien que se caen se percibe durante toda la novela, pero no sé, no acabo de creerme totalmente al personaje de Stella.

El tema del autismo me interesa mucho y es otro plus para mi de la novela, con lo que me ha resultado muy entretenida. Un poco desesperante es la parte final de la novela siendo espectadores de lo mal que se comunican ambos lo que esperan cada uno de su relación y de como sus inseguridades les hacen boicotear lo bueno que tienen juntos.

Las escenas de sexo eran correctas pero no me han hecho emocionarme. Creo que mi corazón se está convirtiendo en un pedrusco.

Recomiendo, para conocer como funciona la mente de una persona autista y sus problemas para comunicarse, socializar y tener contacto físico con otras personas la película “Temple Grandin”. Dirigida por Mick Jackson y protagonizada por Claire Danes, es una película biográfica sobre una mujer que revolucionó las prácticas del manejo de animales en ranchos ganaderos y mataderos a pesar de (o quizás por) su autismo.

Para ver más opiniones sobre la novela pasaros por:

La vida de una lectora

Letra por letra

Romance & Café. com

“La lista del asesino” de Julie Garwood.

la lista2

MI OPINIÓN:

Vamos a por la autora del mes para el reto Rita de los blogs “Mi rinconín de lectura” y “A la cama con… un libro“. La señora Julie Garwood. No es de mis favoritas, pero he leído algunas cosas de ella entretenidas. No me apetece mucho ahora volver a leer historias de highlanders (creo que ya me he saturado un poco de esa ambientación en romántica y de la eterna lucha de clanes) así que he salido disparada hacia una serie de suspense, los Buchanan, de los que ya leí en tiempos la primera novela. No me acuerdo casi nada de ella así que impacto no me produjo. Tengo la sensación de que me gustó. Veamos la segunda.

Esta novela me ha dejado más fría que el pescado que tengo en el congelador. La protagonista, Regan, me parece un poco tontaina y no puedo con ella. Lo siento. Os cuento. Son tres amigas que se conocen desde pequeñas porque eran compañeras de colegio. Son ricas pero “sencillas”. Regan trabaja en una fundación benéfica de su familia. Se dedican al negocio de los hoteles y les sale el dinero por las orejas. Sophie es periodista y Cordie es… ni me acuerdo y eso que acabo de terminar el libro. Sé que se le da bien la mecánica de coches.

Sophie embarbasca a sus amigas en la investigación de un suicidio, posible asesinato, de una mujer a la que un gurú de la autoayuda había dejado pelada (le cedió todos sus dinerillos). El asunto está denunciado a la policía porque la suicida dejó un diarío, pero no parece que haya pruebas en contra ese gurú, todo morenito y de dientes blancos, gran carisma y mucho dinero. Me recordaba a los telepredicadores exitosos tan propios de las películas USA. Pues bien, se apuntan a un congreso de autoayuda y en una de estas Regan es perseguida por un tipo sospechosamente peligroso. Recibe una foto en su ordenador del cadaver del policía que investiga la historia de la suicida, un tipejo deleznable, y ya se pone en marcha el detective guaperas, Alec, a quien le han encomendado la tarea de interrogarla. Y entonces ella dice: “Seguro que quien está detrás de esto es el gurú, porque nos estabamos acercando demasiado”. Alma de dios, que lo único que has hecho ha sido pagar una pasta para apuntarte a su congreso de autoayuda y no os habéis acercado a nada. Él está mas tranquilo que el Guerra (acabo de enterarme de que Rafael Guerra era un torero y que el hombre debía de mantener la compostura ante el toro como nadie). Ya aquí pensé: esta chica es un poco tonta. Menos mal que está el superdetective que la va a proteger, porque si no… con un loco asesino suelto por la novela lo tiene chungo. Eso lo digo de coña, porque sabemos que es romántica y que ella no puede espicharla. Ay, que ya a partir de aquí ya empecé a leer en plan guasa. Y si es así, puede resultar entretenidilla si no eres muy exigente.

Tensión romántica, poca. Esperad, voy a levantar una piedra, a ver si ahí hay algo. Nada. La parte erótica, cuando ellos se acuestan por primera vez, me ha dejado bostezando como el león de la Metro. Igualito que si estuviese leyendo la lista de la compra. No ha conseguido transmitirme ni un poquito de excitación.

Y la parte de la investigación ya fue la repanocha. Aparece el asesino al principio y luego me dió la sensación de que la autora se había olvidado de que existía porque sus pensamientos no vuelven a hacer acto de presencia hasta el final de la novela. Todo es Alec protegiendo a Regan, pero en plan relajadito porque hay policía y vigilantes privados a mogollón. Mucho sofá, ver la tele y alguna asistencia a un evento social. Nada a destacar.

El final pretende ser de infarto pero es un puff!!! Es la típica situación vista en tantas pelis de un asesino suelto y un grupo de gente que se separa para investigar. Así, poniéndoselo fácil al asesino. Pues en esta novela igual. Hay mogollón de gente y acabas sola, en una zona en la que no hay ni un alma ¿de verdad????

En resumen, que si quieres leer algo en lo que pongas los ojos en blanco cada dos por tres, y haga que hables contigo misma diciéndote que eso no puede estar pasando, esta es tu novela. Eso sí, se lee rapidito. Lo único que me pareció interesante es que se perfila la historia de Aiden, el hermano de Regan, y de Cordie, su amiga del alma, y parece que esos dos tendrán una historia de mas enjundia. Pero visto esto, no me hago ilusiones.

Valoración: dos estrellas y estoy siendo generosa.

“Chanbara. El camino del samurai”, de Roberto Recchioni y Andrea Accardi.

chanbara

MI OPINIÓN:

Este cómic ha resultado ser una lectura impactante. Está dividida en dos historias que tienen en comun que están ambientadas en el Japón del siglo XVII y a un personaje, Ichi, un anciano ciego y con pinta graciosa (piernas cortas y un poco arqueadas y un tipo achaparradillo tirando a mazacote) que es más peligroso que una cobra en el combate.

La primera de las historias, “la redención del samurai” se centra en el honor y como la palabra de un samurai desacreditado no vale nada. Y para mi resulta traumático como se recupera ese honor. Jubei ha desobedecido las ordenes de su señor y por eso debe morir. Mi mentalidad occidental no puede con el seppuku, el ritual de suicidio japonés por desentrañamiento. No lo entiendo. De hecho, pasados los años desde que mi tio me contó la historia de Yukio Mishima, el autor de la novela que estaba leyendo, todavía recuerdo todo con bastante claridad. Impactada me quedé y sobre todo con la del joven que tenía que decapitarle y que también se inmoló porque falló en conseguirlo las tres veces que lo intentó.

La segunda historia, “las flores de la masacre”, se centra en la venganza. Vemos como Jun, una chica dulce y femenina es testigo de la muerte de su padre en un suicidio por honor para denunciar la corrupción de la corte. Emprende un duro camino para convertirse en guerrera y cortesana. Un ser letal para llevar a cabo su venganza. Es triste, porque en ese camino lo que era desaparece. Queda un poco de sabor amargo al terminar de leer porque, a pesar de que puedas entender el dolor y sus sentimientos de revancha, te da la sensación de que ella misma se ha convertido casi en lo que odiaba.

Los dibujos me gustan como están ejecutados y el color también. Hay páginas enteras en las que predomina un solo color, con distintos tonos. Rojos, verdes, azules… Las escenas de lucha tienen mucho movimiento y color. Ves espadas afiladas cortando como si fuesen cuchillas, no al estilo de las pesadas espadas medievales.

jun4

A la vez hay dibujos preciosos, con escenas bucólicas en las que la sensación es de calma.

jun2jun4

jun

La trama me absorvió y dias después de haberlo leído todavía están las imágenes en mi cabeza. Hay dibujos de cadaveres sonrientes, bastante inquietantes, que son difíciles de olvidar.

Es una lectura muy interesante.

“La mujer que arañaba las paredes” de Jussi Adler-Olsen.

Comienzo la Serie del Departamento Q, que se compone de las siguientes novelas:

  1. La mujer que arañaba las paredes. 
  2. Los chicos que cayeron en la trampa
  3. El mensaje que llegó en una botella
  4. Expediente 64
  5. El efecto Marcus
  6. Sin límites
  7. Selfies
  8. La víctima 2117

MI OPINIÓN:

Imaginé que me iba a gustar, pero realmente superó mis expectativas. Ha resultado ser un libro adictivo, que me costaba dejar de leer. Ya tengo otra serie de novelas que seguir, cosa que por una lado me abruma (tengo series empezadas de varios géneros) pero por otro lado me alegra, porque he estado tan absorta leyéndolo que quiero ver si me pasa lo mismo con los otros casos del Departamento Q.

La historia empieza fuerte. Una mujer ha sido hecha prisionera en una habitación sin ventanas y sin luz. No sabe que intenciones tienen sus captores, pero ya te digo yo que son crueles a más no poder.

Carl Morck es un buen policía, pero está en un momento de su vida en que le importa todo una mierda. Acaba de incorporarse despues de una baja tras un tiroteo en el que uno de sus compañeros muríó y el otro ha quedado tetrapléjico. Como nadie le aguanta en el trabajo deciden “ascenderle” y que se haga cargo del departamento Q, que se crea con la intención de estudiar casos antiguos sin resolver. Detrás del nombre de departamento Q que sugiere un equipo superespecializado sólo está él, en el sótano, dejando pasar las horas haciendo solitarios y vagueando hasta que le toque marcharse a casa. Su proyecto es seguir haciendo eso hasta la jubilación. Para su trabajo cuenta solo con la ayuda de Haffez-el-Assad, un hombre contratado para fregar, ordenar y hacerle café pero que resulta ser una incorporación buenísima a su equipo unipersonal, ya que siente fascinación por el trabajo de la policía y es sagaz y trabajador.

Estos dos personajes son muy atractivos para el lector (no de guapos, sino de interesantes). A Carl lo conocemos más en profundidad: su caracter, sus reacciones, sus sentimientos y su vida familiar (inquilino friki, hijo postizo y ex-mujer). Haffez-el-Assad es un enigma incluso al final de la novela. Supongo que iremos sabiendo más cosas sobre él según vayamos leyendo la serie. Por el momento, tenemos que conformarnos con saber que como investigador no tiene precio.

El primer caso del departamento Q es la investigación de la desaparición de Merete Lynggaard, una política danesa con bastante proyección. Desapareció mientras realizaba un viaje en ferry y la policía cerró el caso por falta de pruebas. De refilón tenemos también otras dos investigaciones abiertas pero que llevan otros policías de la Comisaría: el caso de un ciclista asesinado y el del ataque a Carl y sus compañeros.

La historia está muy bien contada. Los capítulos empiezan con un año, lo cual nos guía en las circunstancias en que se encuentra la mujer prisionera en el pasado hasta llevarnos al momento en que se está desarrollando la investigación.

Allá por la página 132 me llegó el pálpito de quien estaba detrás de la desaparición de Merete y … acerté. No hubo grandes giros de la trama pero lo disfruté muchísimo porque va haciendo descubrimientos a base de investigar. Aquí no nos encontramos capacidades extraordinarias ni casualidades que vienen al pelo (esto va por la primera novela de Milenium que me defraudó bastante al final por esas cosillas). Esto va de trabajo de campo: preguntar a unos y otros y seguir las pistas, con un poco de olfato policial.

Y las pistas nos llevan a un final que me tuvo cardiaca, para en las últimas páginas estar a punto de echar la lagrimilla. Acabé con una sensación de alegría por unos personajes y de mucha tristeza por otros. ¡Que vidas!

Creo que este autor lo hace muy bien. Su humor también me llega. No es que haya escenas de risa (ni una) pero hay chispazos humorísticos en los comentarios y en los pensamientos, sobre todo de Carl que me hacían sonreir. A partir de hoy y hasta que sea desbancado (nada es eterno) Jussi es mi favorito de los autores de thriller nórdicos de los que he leído novelas (Stieg Larsson, Asa Larsson y Camilla Lackberg que me vengan ahora a la cabeza). Lo recomiendo mucho.

Para ver más opiniones pasaros por:

Sin libros no soy nada (cuya recomendación me llevo a leer la novela)

El blog de Welzen

El viaje secreto de los globos de Helio

“No eres mi tipo” de Chloe Santana.

SINOPSIS de La Casa del Libro.

¿Y si te dijeran que el hombre perfecto es alguien a quien no soportas?

Querido diario:

Esta soy yo. Torpe, bocazas y experta en meterme en líos. Mi psicóloga dice que hay que tomarse la vida con humor, pero sinceramente no le veo la gracia a que mi novio de toda la vida me haya dejado por otra. O a que mis padres vayan a divorciarse después de treinta años juntos. ¿El mundo se ha vuelto loco? ¿Es que ya nadie cree en el amor? Pero, hey, no pienses que mi vida es tan mala. Tengo un gato llamado Apolo, escribo en mis ratos libres y acabo de encontrar un empleo como secretaria del señor míster Simpatía. Lo de míster Simpatía es ironía, por supuesto, porque mi jefe es un tipo serio, frío y me da a mí que un poco amargado. ¡Y está como un queso! Cada vez que no repara en mi existencia -la mayor parte del tiempo-, me quedo observándolo con cara de placer. ¿El único problema? Además de tener novia, me mira como si yo fuese el bicho más raro del planeta.

¡Qué se le va a hacer!…

MI OPINIÓN:

Me gustó la portada. Me puse a ver de que iba y vi que era una de “enemigos a amantes” en época actual, que es un cliché me me gusta bastante, con lo que me arrellané en mi sofá con mi mantita y mi taza de café con leche, el portátil en mis piernas cruzadas al estilo Buda (la novela la pedí en préstamo en ebiblio, un servicio que en tiempo de pandemia viene genial) y me dispuse a disfrutar.

El comienzo fue estupendo, porque me estaba divirtiendo bastante.

Ana es una protagonista que no tiene filtro para hablar y que cuando se pone nerviosa la cosa empeora, lo que da lugar a situaciones y pensamientos un poco cómicos. Entra en conflicto continuo con Angel, su nuevo jefe, a quien llaman el “ogro”. Con ese sobrenombre ya te puedes imaginar al angelito: mandón, nada amable, exigente, … lo único que Ana le ve positivo es lo guapo que es que por supuesto no compensa sus defectos, Como bien dice “Nunca un hombre hizo tan poca justicia a su nombre”.

Muchas de las cosas que pasan las sabemos porque Ana se las cuenta a su diario, al que llama Pepe.

Querido Pepe:

¿Conoces el dicho de «Ya no puede ir a peor»? Es evidente que quien lo inventó no me conocía. Está claro que yo soy de Murphy y su ley: «Si algo puede salir mal, saldrá mal».

Y otro de sus recuerdos apuntados que me hizo sonreir:

“Casi me froté las manos mientras me acercaba a él con andares sensuales, bamboleando las caderas y canturreando mentalmente «Tarara, tarara…». Iba tan concentrada en causarle buena impresión que no vi el hoyo que llevaba tres años en el mismo lugar de la acera. Metí el pie y se me dobló el tobillo, haciéndome aullar de dolor como un rinoceronte atrapado por las fauces de un león. Hala, por payasa.”

Mientras la pareja se perdía en lanzarse pullas y ella contestando con descaro a la actitud gruñona de él me duró la diversión, pero cuando ya quedó claro que se gustaban y apareció ese “pasado secreto” de él, que hacía que la relación no pudiese evolucionar ya empecé a torcer el morro. Y sobre todo me fastidió como empezaron a actuar los protagonistas en la parte final del libro.

Las relaciones que ellos mantienen con los personajes secundarios no me gustan. Por poner algunos ejemplos:

Ana piensa que su mejor amiga es una egoísta y Maca, la amiga, se muestra envidiosa de que las cosas le vayan bien. ¡Pues vaya concepto de mejores amigas!.

Ana y su madre tienen una relación bastante “tóxica”.

La relación que mantiene Ángel con su hermana es rarísima y nada agradable. No se explica con lo que te cuentan después. La agresividad de ella y los comentarios fuera de lugar hacia Ana no tienen justificación ninguna. Parece más un personaje que aparece allí, lo mismo que la insoportable ex-novia para hacer que Ana sospeche de Ángel y de lo que le oculta, pero que su amor pasará por alto porque claro, hay que confiar en el ser amado por encima de todo.

Me empiezo a cansar un poco, si no me la cuentan a mi gusto, de la fórmula que aparece tantas veces en romántica del héroe torturado por hechos pasados que se redime por una heroína buena y pizpireta. Sé que suena superficial, pero para mi empezó a fastidiarse la novela cuando se puso la cosa en plan “sentimientos profundos”.

Esta es la primera obra de la autora, que autopublicó consiguiendo bastante éxito. Si fue capaz de conectar conmigo, por lo menos al principio, con esta obra, tengo curiosidad por ver qué está escribiendo ahora, así que probablemente leeré algunas otras novelas suyas.

Si os apetece curiosear otras opiniones pasaros por:

El blog de Wendy

La esperanza de Pandora

Las historias de Miss Smile

“Un destino propio” de María Montesinos.

UN DESTINO PROPIO

SINOPSIS de la Casa del Libro.

Micaela es una joven maestra que llega a Comillas, uno de los pueblos más elegantes de la costa cántabra, en el verano de 1883. Allí conoce a Héctor Balboa, un indiano que acaba de regresar de Cuba tras amasar una gran fortuna y está construyendo una escuela para los hijos -y no las hijas- de los aldeanos. Micaela empieza entonces su batalla para que también las niñas puedan recibir la educación que merecen y necesitan, al tiempo que entre ella y Héctor va surgiendo una atracción capaz de derribar todas las barreras.

Ambientada a finales del siglo XIX, en un momento histórico decisivo y lleno de contrastes, Un destino propio nos habla de aquellas primeras mujeres valientes que se atrevieron a alzar la voz contra una sociedad que se negaba a escucharlas.

MI OPINIÓN.

La he disfrutado muchísimo.

Empieza muy bien, contándonos como dos amigas, Micaela y Victoria están terminando sus estudios en la Asociación para la enseñanza de la mujer, y soñando con emprender la lucha para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que tienen los hombres para estudiar y trabajar.

Me he sorprendido como me ha impactado el relato que nos dibuja una sociedad provinciana, pendientes de las apariencias (Micaela y su madre han quedado casi sin recursos tras la muerte de su padre pero siguen viviendo en un palacete) y de tirar de contactos para conseguir mejorar la posición social y económica.

La ambientación en la época de la segunda revolución industrial es magnífica. He estado sumergida en todos los cambios sociales que se estaban produciendo más feliz que una perdiz con el salseo, siendo testigo de como la aristocracia que gozaba de una situación de privilegio empieza a ver que “su mundo” comienza a desaparecer y que el auténtico poder se desplaza hacia industriales y comerciantes de éxito. Es el momento de la alta burguesía, a la que desprecian pero con la que no les queda más remedio que mezclarse, como lo han hecho siempre, a través de matrimonios de conveniencia. Los burgueses buscando título y tierras y los aristócratas disponibilidad de dinero. Como siempre, hay excepciones y existen algunos aristócratas que se adaptan a los tiempos y se dedican a invertir con acierto en las nuevas industrias que surgen con la revolución industrial (siderúrgica, textil…)

Son tiempos también en los que algunas mujeres empiezan a luchar por su lugar en la sociedad, un lugar más activo que no esté bajo la tutela del hombre. Micaela es el símbolo de esas mujeres luchadoras, que quiere para sí misma algo más que un matrimonio conveniente para mantener su estatus social. Quiere ser maestra y enseñar a las niñas que hay un mundo de conocimiento más allá de lo que después ha pasado a denominarse “sus labores”, la única “profesión” que podían ejercer las mujeres. Y “sus labores” era el cuidado de la casa y la familia y cuando la clase social a la que pertenecía la mujer era un poco más acomodada podía incluir “economía doméstica”, dibujo, música y aprender a coser. Y, la verdad, no tengo nada en contra de dedicarse a ese trabajo, porque me rio yo de la que llama la gente “no trabajar”. Como si lo estuviera oyendo. Fulanita no trabaja. Es ama de casa. Y la pobre Fulanita derrengadita de hacerse cargo de la casa, los niños, la compra… y la repanocha es las que “trabajamos” y luego también somos Fulanitas. Suerte que tenemos Fulanitos al lado para compartir la multitud de tareas de la vida familiar. Los hombres blandengues que decía el Fary y que a él le daban asco pero a mí me parecen de lo mejor. Bueno, eso y los electrodomésticos que se me estropea la lavadora y el lavavajillas y tardo cero coma en buscar arreglo o comprar otro aparatejo. En definitiva, que me voy por las ramas, que lo que me parece deplorable es el hecho de que no se pueda elegir que hacer con tu vida ya sea por presión social, familiar o cultural y yo soy pro Micaela todo el tiempo.

Bueno, despues de este speech vuelvo a la novela. Es de esas que te gustaría leer de un tirón, empresa difícil porque tiene muchas páginas. Para mí es, más que una historia romántica, el retrato de una época y sus costumbres especialmente bien contada y la historia de una venganza. Son las dos cosas que más absorta me tuvieron.

Los personajes me resultaron muy atractivos. No atractivos en el sentido de que me gustasen o empatizase con ellos (José Trasierra es un villano de manual) pero sí en el sentido de que todos son necesarios en ese puzzle para contar la historia tan bien. Los protagonistas, Micaela y Héctor, son de esas personas que no tienen miedo a lo que traen los nuevos tiempos, es más, ellos son motor también de los cambios. Y el hecho de que él sea un indiano, que vuelve enriquecido a su tierra, y como intenta integrarse en la sociedad que encuentra también me resultó muy interesante.

El romance entre Héctor y Micaela está muy a tono con lo que uno imagina que sucedería en esa época antes del matrimonio: roce o beso y alguna miradita ardiente mientras se llaman de usted. En su historia lo que es de interés es si ambos, tozudos como son, renunciarán a sus planes de vida para estar juntos o acabarán cada uno por su lado.

La forma de contar de la autora me gusta, me resulta amena y muy cuidada. Me ha colocado de lleno dentro de la época en la que transcurre la historia. No he encontrado partes aburridas ni me he dado cuenta de si había párrafos de interminables descripciones. Si los había, que igual los hay porque hay edificios, vestidos y paisajes que están dibujados con mucha precisión dentro de mi cabeza, no me he percatado de como los ha puesto allí, de tan sutilmente como la hecho.

Son muy interesantes los inicios de la lucha feminista y por siempre agradecida a esas mujeres. Tengo pendiente de leer a Emilia Pardo Bazán. Sí conozco muchos datos de su biografía pero todavía no sé como es su obra, así que será mi propósito para este año: leer al menos “Los pazos de Ulloa”.

Para conocer más opiniones pasaros por:

Adivina quien lee

Ratona de biblioteca

Negra y mortal

“Cázame si puedes” de Susan Elizabeth Phillips.

cazame si puedes

SINOPSIS.

Todo comienza cuando Annabelle hereda la agencia matrimonial de su abuela, que todo hay que decirlo, no es un negocio boyante. La mayor parte de sus clientes son jubilados de la quinta de su abuela que le dan mucha guerra. Decidida a relanzar el negocio y a triunfar para que su exitosa familia deje de darle la lata para que se convierta en contable tira de su amiga Molly para que le presente a Heath Champion, más conocido en su círculo de íntimos, como “la pitón”.

Heath es un hombre que se ha dejado la vida en hacerse un nombre como representante de deportistas. Trabaja todo el tiempo y es un hombre a un móvil pegado. Ahora que es rico como Creso quiere casarse con una mujercita inteligente, educada, perteneciente a una familia prominente que le de el lugar en la sociedad que quiere. Ah! entre sus virtudes también tiene que estar que no le exija mucho de su tiempo. Como Molly está casada con uno de sus mejores clientes, por cubrir el expediente, decide concederle una mini entrevista a su amiga Annabelle para salir del paso. Él ya tiene contratada a una exitosa agencia matrimonial y esa duendecilla pelirroja no parece muy eficiente.

Anabelle llega tarde a la cita y se da cuenta de la jugada de “la pitón”, pero consigue que le de una oportunidad. La cita que le consigue le impresiona tanto que van a firmar un contrato que los tendrá enredados hasta su final feliz.

MI OPINIÓN:

Una verdadera gozada de lectura. Es como volver a encontrarte con viejos amigos a los que hace tiempo que no ves y sentirte como en casa, porque muchos de los secundarios de esta novela fueron protagonistas de otras disfrutadísimas. Va por vosotras Molly y Phoebe.

Este año estoy feliz con las autoras seleccionadas para el reto Rita. Están algunas de mis autoras favoritas y empezamos por una que casi siempre me anima y me planta una sonrisa en la cara de oreja a oreja. La gran Susan Elizabeth Phillips.

Annabelle, alias Campanilla, es un ser adorable, de esos tan buenos que parece que todos se aprovechan de ellos pero que al final pasan por la vida recibiendo tanto cariño como dan. La quiere el viejo vecino protestón, la quiere su ex, en realidad, cualquiera que la conozca porque es muy empática, divertida, sabe escuchar y irradia buenas vibraciones.

Heath es el reverso de la moneda. Tiene muchas cosas que a Anabelle no le gustan: hiperactivo, ambicioso, adicto al trabajo,,, pero para su desgracia desprende magnetismo sexual. Le gusta. Ella no quiere que le guste, es su cliente, pero no puede controlar su deseo.

La novela es un andar rondándose los dos, sin querer reconocer que el otro “le pone”, porque eso no entra en los planes de ninguno. Tenemos momentos divertidos, sexis y tiernos. Tambien raros como cuando hace aparición un personaje con pinta de haber escapado de la película “Avatar”. En fin, que tiene muchos de los ingredientes que me gustan en una comedia, pero si tengo que quedarme con una sola cosa me quedo con todos los personajes que rodean a los protagonistas y su universo: la niña robamóviles, las amigas de Annabelle que parecía que vivieran en “Fuenteovejuna” con eso de “todas a una” (proteger a su amiga de la pitón), los matrimonios tan diferentes pero estables, que se quieren, la familia, la panda de jugadores de futbol a cada cual más tontorrón y simpático… Bodin, el mejor amigo de Heath, un chulillo supertaturado y pelón es de lo mejor. Su historia romántica secundaria con Portia Powers, la “estirada” dueña de la otra agencia matrimonial contratada por Heath, me ha encantado. Si cabe más que la principal. Al personaje de Portia, insoportable al principio, acabas queriendo acariciarla como si fuese un gatito peludo necesitado de cariño.

Me sobraron las referencias a la ropa que llevaban en cada momento los personajes (para que yo me de cuenta debían ser bastantes), pero me lo pasé tan bien leyéndo esta historia que eso es peccata minuta.

Si lo que tú buscas es diversión en una comedia romántica amable en la que no haya villanos ni malos rollos, esta es tu novela.

Si quieres conocer otras opiniones sobre esta novela pásate el mes que viene por el Reto Rita 5 de los blogs “A la cama con… un libro” y “Mi rinconín de lectura”, que seguro que alguien más la ha leído. Y además, encontrarás comentarios para echarte unas risas sobre otras de las novelas de esta autora.