“La mujer que arañaba las paredes” de Jussi Adler-Olsen.

Comienzo la Serie del Departamento Q, que se compone de las siguientes novelas:

  1. La mujer que arañaba las paredes. 
  2. Los chicos que cayeron en la trampa
  3. El mensaje que llegó en una botella
  4. Expediente 64
  5. El efecto Marcus
  6. Sin límites
  7. Selfies
  8. La víctima 2117

MI OPINIÓN:

Imaginé que me iba a gustar, pero realmente superó mis expectativas. Ha resultado ser un libro adictivo, que me costaba dejar de leer. Ya tengo otra serie de novelas que seguir, cosa que por una lado me abruma (tengo series empezadas de varios géneros) pero por otro lado me alegra, porque he estado tan absorta leyéndolo que quiero ver si me pasa lo mismo con los otros casos del Departamento Q.

La historia empieza fuerte. Una mujer ha sido hecha prisionera en una habitación sin ventanas y sin luz. No sabe que intenciones tienen sus captores, pero ya te digo yo que son crueles a más no poder.

Carl Morck es un buen policía, pero está en un momento de su vida en que le importa todo una mierda. Acaba de incorporarse despues de una baja tras un tiroteo en el que uno de sus compañeros muríó y el otro ha quedado tetrapléjico. Como nadie le aguanta en el trabajo deciden “ascenderle” y que se haga cargo del departamento Q, que se crea con la intención de estudiar casos antiguos sin resolver. Detrás del nombre de departamento Q que sugiere un equipo superespecializado sólo está él, en el sótano, dejando pasar las horas haciendo solitarios y vagueando hasta que le toque marcharse a casa. Su proyecto es seguir haciendo eso hasta la jubilación. Para su trabajo cuenta solo con la ayuda de Haffez-el-Assad, un hombre contratado para fregar, ordenar y hacerle café pero que resulta ser una incorporación buenísima a su equipo unipersonal, ya que siente fascinación por el trabajo de la policía y es sagaz y trabajador.

Estos dos personajes son muy atractivos para el lector (no de guapos, sino de interesantes). A Carl lo conocemos más en profundidad: su caracter, sus reacciones, sus sentimientos y su vida familiar (inquilino friki, hijo postizo y ex-mujer). Haffez-el-Assad es un enigma incluso al final de la novela. Supongo que iremos sabiendo más cosas sobre él según vayamos leyendo la serie. Por el momento, tenemos que conformarnos con saber que como investigador no tiene precio.

El primer caso del departamento Q es la investigación de la desaparición de Merete Lynggaard, una política danesa con bastante proyección. Desapareció mientras realizaba un viaje en ferry y la policía cerró el caso por falta de pruebas. De refilón tenemos también otras dos investigaciones abiertas pero que llevan otros policías de la Comisaría: el caso de un ciclista asesinado y el del ataque a Carl y sus compañeros.

La historia está muy bien contada. Los capítulos empiezan con un año, lo cual nos guía en las circunstancias en que se encuentra la mujer prisionera en el pasado hasta llevarnos al momento en que se está desarrollando la investigación.

Allá por la página 132 me llegó el pálpito de quien estaba detrás de la desaparición de Merete y … acerté. No hubo grandes giros de la trama pero lo disfruté muchísimo porque va haciendo descubrimientos a base de investigar. Aquí no nos encontramos capacidades extraordinarias ni casualidades que vienen al pelo (esto va por la primera novela de Milenium que me defraudó bastante al final por esas cosillas). Esto va de trabajo de campo: preguntar a unos y otros y seguir las pistas, con un poco de olfato policial.

Y las pistas nos llevan a un final que me tuvo cardiaca, para en las últimas páginas estar a punto de echar la lagrimilla. Acabé con una sensación de alegría por unos personajes y de mucha tristeza por otros. ¡Que vidas!

Creo que este autor lo hace muy bien. Su humor también me llega. No es que haya escenas de risa (ni una) pero hay chispazos humorísticos en los comentarios y en los pensamientos, sobre todo de Carl que me hacían sonreir. A partir de hoy y hasta que sea desbancado (nada es eterno) Jussi es mi favorito de los autores de thriller nórdicos de los que he leído novelas (Stieg Larsson, Asa Larsson y Camilla Lackberg que me vengan ahora a la cabeza). Lo recomiendo mucho.

Para ver más opiniones pasaros por:

Sin libros no soy nada (cuya recomendación me llevo a leer la novela)

El blog de Welzen

El viaje secreto de los globos de Helio

“No eres mi tipo” de Chloe Santana.

SINOPSIS de La Casa del Libro.

¿Y si te dijeran que el hombre perfecto es alguien a quien no soportas?

Querido diario:

Esta soy yo. Torpe, bocazas y experta en meterme en líos. Mi psicóloga dice que hay que tomarse la vida con humor, pero sinceramente no le veo la gracia a que mi novio de toda la vida me haya dejado por otra. O a que mis padres vayan a divorciarse después de treinta años juntos. ¿El mundo se ha vuelto loco? ¿Es que ya nadie cree en el amor? Pero, hey, no pienses que mi vida es tan mala. Tengo un gato llamado Apolo, escribo en mis ratos libres y acabo de encontrar un empleo como secretaria del señor míster Simpatía. Lo de míster Simpatía es ironía, por supuesto, porque mi jefe es un tipo serio, frío y me da a mí que un poco amargado. ¡Y está como un queso! Cada vez que no repara en mi existencia -la mayor parte del tiempo-, me quedo observándolo con cara de placer. ¿El único problema? Además de tener novia, me mira como si yo fuese el bicho más raro del planeta.

¡Qué se le va a hacer!…

MI OPINIÓN:

Me gustó la portada. Me puse a ver de que iba y vi que era una de “enemigos a amantes” en época actual, que es un cliché me me gusta bastante, con lo que me arrellané en mi sofá con mi mantita y mi taza de café con leche, el portátil en mis piernas cruzadas al estilo Buda (la novela la pedí en préstamo en ebiblio, un servicio que en tiempo de pandemia viene genial) y me dispuse a disfrutar.

El comienzo fue estupendo, porque me estaba divirtiendo bastante.

Ana es una protagonista que no tiene filtro para hablar y que cuando se pone nerviosa la cosa empeora, lo que da lugar a situaciones y pensamientos un poco cómicos. Entra en conflicto continuo con Angel, su nuevo jefe, a quien llaman el “ogro”. Con ese sobrenombre ya te puedes imaginar al angelito: mandón, nada amable, exigente, … lo único que Ana le ve positivo es lo guapo que es que por supuesto no compensa sus defectos, Como bien dice “Nunca un hombre hizo tan poca justicia a su nombre”.

Muchas de las cosas que pasan las sabemos porque Ana se las cuenta a su diario, al que llama Pepe.

Querido Pepe:

¿Conoces el dicho de «Ya no puede ir a peor»? Es evidente que quien lo inventó no me conocía. Está claro que yo soy de Murphy y su ley: «Si algo puede salir mal, saldrá mal».

Y otro de sus recuerdos apuntados que me hizo sonreir:

“Casi me froté las manos mientras me acercaba a él con andares sensuales, bamboleando las caderas y canturreando mentalmente «Tarara, tarara…». Iba tan concentrada en causarle buena impresión que no vi el hoyo que llevaba tres años en el mismo lugar de la acera. Metí el pie y se me dobló el tobillo, haciéndome aullar de dolor como un rinoceronte atrapado por las fauces de un león. Hala, por payasa.”

Mientras la pareja se perdía en lanzarse pullas y ella contestando con descaro a la actitud gruñona de él me duró la diversión, pero cuando ya quedó claro que se gustaban y apareció ese “pasado secreto” de él, que hacía que la relación no pudiese evolucionar ya empecé a torcer el morro. Y sobre todo me fastidió como empezaron a actuar los protagonistas en la parte final del libro.

Las relaciones que ellos mantienen con los personajes secundarios no me gustan. Por poner algunos ejemplos:

Ana piensa que su mejor amiga es una egoísta y Maca, la amiga, se muestra envidiosa de que las cosas le vayan bien. ¡Pues vaya concepto de mejores amigas!.

Ana y su madre tienen una relación bastante “tóxica”.

La relación que mantiene Ángel con su hermana es rarísima y nada agradable. No se explica con lo que te cuentan después. La agresividad de ella y los comentarios fuera de lugar hacia Ana no tienen justificación ninguna. Parece más un personaje que aparece allí, lo mismo que la insoportable ex-novia para hacer que Ana sospeche de Ángel y de lo que le oculta, pero que su amor pasará por alto porque claro, hay que confiar en el ser amado por encima de todo.

Me empiezo a cansar un poco, si no me la cuentan a mi gusto, de la fórmula que aparece tantas veces en romántica del héroe torturado por hechos pasados que se redime por una heroína buena y pizpireta. Sé que suena superficial, pero para mi empezó a fastidiarse la novela cuando se puso la cosa en plan “sentimientos profundos”.

Esta es la primera obra de la autora, que autopublicó consiguiendo bastante éxito. Si fue capaz de conectar conmigo, por lo menos al principio, con esta obra, tengo curiosidad por ver qué está escribiendo ahora, así que probablemente leeré algunas otras novelas suyas.

Si os apetece curiosear otras opiniones pasaros por:

El blog de Wendy

La esperanza de Pandora

Las historias de Miss Smile

“Un destino propio” de María Montesinos.

UN DESTINO PROPIO

SINOPSIS de la Casa del Libro.

Micaela es una joven maestra que llega a Comillas, uno de los pueblos más elegantes de la costa cántabra, en el verano de 1883. Allí conoce a Héctor Balboa, un indiano que acaba de regresar de Cuba tras amasar una gran fortuna y está construyendo una escuela para los hijos -y no las hijas- de los aldeanos. Micaela empieza entonces su batalla para que también las niñas puedan recibir la educación que merecen y necesitan, al tiempo que entre ella y Héctor va surgiendo una atracción capaz de derribar todas las barreras.

Ambientada a finales del siglo XIX, en un momento histórico decisivo y lleno de contrastes, Un destino propio nos habla de aquellas primeras mujeres valientes que se atrevieron a alzar la voz contra una sociedad que se negaba a escucharlas.

MI OPINIÓN.

La he disfrutado muchísimo.

Empieza muy bien, contándonos como dos amigas, Micaela y Victoria están terminando sus estudios en la Asociación para la enseñanza de la mujer, y soñando con emprender la lucha para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que tienen los hombres para estudiar y trabajar.

Me he sorprendido como me ha impactado el relato que nos dibuja una sociedad provinciana, pendientes de las apariencias (Micaela y su madre han quedado casi sin recursos tras la muerte de su padre pero siguen viviendo en un palacete) y de tirar de contactos para conseguir mejorar la posición social y económica.

La ambientación en la época de la segunda revolución industrial es magnífica. He estado sumergida en todos los cambios sociales que se estaban produciendo más feliz que una perdiz con el salseo, siendo testigo de como la aristocracia que gozaba de una situación de privilegio empieza a ver que “su mundo” comienza a desaparecer y que el auténtico poder se desplaza hacia industriales y comerciantes de éxito. Es el momento de la alta burguesía, a la que desprecian pero con la que no les queda más remedio que mezclarse, como lo han hecho siempre, a través de matrimonios de conveniencia. Los burgueses buscando título y tierras y los aristócratas disponibilidad de dinero. Como siempre, hay excepciones y existen algunos aristócratas que se adaptan a los tiempos y se dedican a invertir con acierto en las nuevas industrias que surgen con la revolución industrial (siderúrgica, textil…)

Son tiempos también en los que algunas mujeres empiezan a luchar por su lugar en la sociedad, un lugar más activo que no esté bajo la tutela del hombre. Micaela es el símbolo de esas mujeres luchadoras, que quiere para sí misma algo más que un matrimonio conveniente para mantener su estatus social. Quiere ser maestra y enseñar a las niñas que hay un mundo de conocimiento más allá de lo que después ha pasado a denominarse “sus labores”, la única “profesión” que podían ejercer las mujeres. Y “sus labores” era el cuidado de la casa y la familia y cuando la clase social a la que pertenecía la mujer era un poco más acomodada podía incluir “economía doméstica”, dibujo, música y aprender a coser. Y, la verdad, no tengo nada en contra de dedicarse a ese trabajo, porque me rio yo de la que llama la gente “no trabajar”. Como si lo estuviera oyendo. Fulanita no trabaja. Es ama de casa. Y la pobre Fulanita derrengadita de hacerse cargo de la casa, los niños, la compra… y la repanocha es las que “trabajamos” y luego también somos Fulanitas. Suerte que tenemos Fulanitos al lado para compartir la multitud de tareas de la vida familiar. Los hombres blandengues que decía el Fary y que a él le daban asco pero a mí me parecen de lo mejor. Bueno, eso y los electrodomésticos que se me estropea la lavadora y el lavavajillas y tardo cero coma en buscar arreglo o comprar otro aparatejo. En definitiva, que me voy por las ramas, que lo que me parece deplorable es el hecho de que no se pueda elegir que hacer con tu vida ya sea por presión social, familiar o cultural y yo soy pro Micaela todo el tiempo.

Bueno, despues de este speech vuelvo a la novela. Es de esas que te gustaría leer de un tirón, empresa difícil porque tiene muchas páginas. Para mí es, más que una historia romántica, el retrato de una época y sus costumbres especialmente bien contada y la historia de una venganza. Son las dos cosas que más absorta me tuvieron.

Los personajes me resultaron muy atractivos. No atractivos en el sentido de que me gustasen o empatizase con ellos (José Trasierra es un villano de manual) pero sí en el sentido de que todos son necesarios en ese puzzle para contar la historia tan bien. Los protagonistas, Micaela y Héctor, son de esas personas que no tienen miedo a lo que traen los nuevos tiempos, es más, ellos son motor también de los cambios. Y el hecho de que él sea un indiano, que vuelve enriquecido a su tierra, y como intenta integrarse en la sociedad que encuentra también me resultó muy interesante.

El romance entre Héctor y Micaela está muy a tono con lo que uno imagina que sucedería en esa época antes del matrimonio: roce o beso y alguna miradita ardiente mientras se llaman de usted. En su historia lo que es de interés es si ambos, tozudos como son, renunciarán a sus planes de vida para estar juntos o acabarán cada uno por su lado.

La forma de contar de la autora me gusta, me resulta amena y muy cuidada. Me ha colocado de lleno dentro de la época en la que transcurre la historia. No he encontrado partes aburridas ni me he dado cuenta de si había párrafos de interminables descripciones. Si los había, que igual los hay porque hay edificios, vestidos y paisajes que están dibujados con mucha precisión dentro de mi cabeza, no me he percatado de como los ha puesto allí, de tan sutilmente como la hecho.

Son muy interesantes los inicios de la lucha feminista y por siempre agradecida a esas mujeres. Tengo pendiente de leer a Emilia Pardo Bazán. Sí conozco muchos datos de su biografía pero todavía no sé como es su obra, así que será mi propósito para este año: leer al menos “Los pazos de Ulloa”.

Para conocer más opiniones pasaros por:

Adivina quien lee

Ratona de biblioteca

Negra y mortal

“Cázame si puedes” de Susan Elizabeth Phillips.

cazame si puedes

SINOPSIS.

Todo comienza cuando Annabelle hereda la agencia matrimonial de su abuela, que todo hay que decirlo, no es un negocio boyante. La mayor parte de sus clientes son jubilados de la quinta de su abuela que le dan mucha guerra. Decidida a relanzar el negocio y a triunfar para que su exitosa familia deje de darle la lata para que se convierta en contable tira de su amiga Molly para que le presente a Heath Champion, más conocido en su círculo de íntimos, como “la pitón”.

Heath es un hombre que se ha dejado la vida en hacerse un nombre como representante de deportistas. Trabaja todo el tiempo y es un hombre a un móvil pegado. Ahora que es rico como Creso quiere casarse con una mujercita inteligente, educada, perteneciente a una familia prominente que le de el lugar en la sociedad que quiere. Ah! entre sus virtudes también tiene que estar que no le exija mucho de su tiempo. Como Molly está casada con uno de sus mejores clientes, por cubrir el expediente, decide concederle una mini entrevista a su amiga Annabelle para salir del paso. Él ya tiene contratada a una exitosa agencia matrimonial y esa duendecilla pelirroja no parece muy eficiente.

Anabelle llega tarde a la cita y se da cuenta de la jugada de “la pitón”, pero consigue que le de una oportunidad. La cita que le consigue le impresiona tanto que van a firmar un contrato que los tendrá enredados hasta su final feliz.

MI OPINIÓN:

Una verdadera gozada de lectura. Es como volver a encontrarte con viejos amigos a los que hace tiempo que no ves y sentirte como en casa, porque muchos de los secundarios de esta novela fueron protagonistas de otras disfrutadísimas. Va por vosotras Molly y Phoebe.

Este año estoy feliz con las autoras seleccionadas para el reto Rita. Están algunas de mis autoras favoritas y empezamos por una que casi siempre me anima y me planta una sonrisa en la cara de oreja a oreja. La gran Susan Elizabeth Phillips.

Annabelle, alias Campanilla, es un ser adorable, de esos tan buenos que parece que todos se aprovechan de ellos pero que al final pasan por la vida recibiendo tanto cariño como dan. La quiere el viejo vecino protestón, la quiere su ex, en realidad, cualquiera que la conozca porque es muy empática, divertida, sabe escuchar y irradia buenas vibraciones.

Heath es el reverso de la moneda. Tiene muchas cosas que a Anabelle no le gustan: hiperactivo, ambicioso, adicto al trabajo,,, pero para su desgracia desprende magnetismo sexual. Le gusta. Ella no quiere que le guste, es su cliente, pero no puede controlar su deseo.

La novela es un andar rondándose los dos, sin querer reconocer que el otro “le pone”, porque eso no entra en los planes de ninguno. Tenemos momentos divertidos, sexis y tiernos. Tambien raros como cuando hace aparición un personaje con pinta de haber escapado de la película “Avatar”. En fin, que tiene muchos de los ingredientes que me gustan en una comedia, pero si tengo que quedarme con una sola cosa me quedo con todos los personajes que rodean a los protagonistas y su universo: la niña robamóviles, las amigas de Annabelle que parecía que vivieran en “Fuenteovejuna” con eso de “todas a una” (proteger a su amiga de la pitón), los matrimonios tan diferentes pero estables, que se quieren, la familia, la panda de jugadores de futbol a cada cual más tontorrón y simpático… Bodin, el mejor amigo de Heath, un chulillo supertaturado y pelón es de lo mejor. Su historia romántica secundaria con Portia Powers, la “estirada” dueña de la otra agencia matrimonial contratada por Heath, me ha encantado. Si cabe más que la principal. Al personaje de Portia, insoportable al principio, acabas queriendo acariciarla como si fuese un gatito peludo necesitado de cariño.

Me sobraron las referencias a la ropa que llevaban en cada momento los personajes (para que yo me de cuenta debían ser bastantes), pero me lo pasé tan bien leyéndo esta historia que eso es peccata minuta.

Si lo que tú buscas es diversión en una comedia romántica amable en la que no haya villanos ni malos rollos, esta es tu novela.

Si quieres conocer otras opiniones sobre esta novela pásate el mes que viene por el Reto Rita 5 de los blogs “A la cama con… un libro” y “Mi rinconín de lectura”, que seguro que alguien más la ha leído. Y además, encontrarás comentarios para echarte unas risas sobre otras de las novelas de esta autora.

“No eres tú, soy yo” de Tash Skilton.

SINOPSIS según La Casa del Libro.

A Miles acaba de abandonarlo su prometida y también su fe en el amor. Malvive en Nueva York, entre el sofá de un amigo y la cafetería desde la que trabaja con su portátil. Zoey acaba de aterrizar en la Gran Manzana: su excéntrica jefa le ha prohibido volver a Los Ángeles hasta que aprenda a disfrutar un poco de la vida. Pero ella es incapazde aventurarse más allá de la cafetería que hay delante de su minúsculo apartamento. Lo único que Miles y Zoey comparten es una batalla diaria por los biscottes rancios y la mejor mesa del Café Crudité, donde coinciden a diario. ¡Ah! Y que ambos trabajan como ghostwriters para dos servicios de citas por internet rivales, pero de eso, ellos no tienen ni idea.

OPINIÓN:

Tash Skilton es el seudónimo de Sarvenaz Tash y Sarah Skilton, dos escritoras de literatura juvenil que se conocieron el Twitter y se hicieron amigas, decidiendo escribir juntas esta historia.

Llegué hasta ella pensando que era, como dice la portada, “genuinamente divertida”. Yo voy, últimamente, como minero buscando pepitas de oro, a la busca y captura de historias que me hagan reir. Como tampoco soy muy ambiciosa me conformo con que me saquen alguna sonrisilla. Historias tristes que me resultan interesantes las voy apuntando para leerlas cuando la cabecita esté para ello.

Bueno, pues llegué, leí y no vencí. Es una comedia romántica, actual, ambientada en la ciudad de Nueva York y que tiene la pretensión de ser muy divertida (las autoras dicen que se lo pasaron muy bien escribiéndola y una de ellas nos cuenta que sigue riéndose cada vez que le echa un vistazo al libro). Por desgracia mi sentido del humor no tiene nada que ver con el suyo. La suerte de todo esto es que saqué el libro de la biblioteca, con lo que no tengo el arrepentimiento de una compra que no debía haber hecho. Para mí la historia no pasa de ser entretenida a trozos. Me resultó muy desigual. Hay capítulos que empiezan con mensajes de correo de los dos jefes de nuestros ghotswriter, que trabajan para empresas rivales que se dedican a mejorar (si les pagan, claro) los perfiles de los usuarios de paginas de contactos para encontrar pareja. Bueno, pues los correos me parecían una castaña pilonga. Los leía rápidito, sobre todo los del jefe, Clifford, que estaba como las maracas de Machín y que me resultaba insoportable.

La parte que más me gustó es la como se van conociendo y enamorando los protagonistas. Un mal principio peleando por biscotti duros que son gratis en el café que ambos frecuentan y un final “eres el amor de mi vida”.

Luego están las partes, que también me aburrieron un poco, en las que, a través de Miles o los paseos de Zoey, nos hacen una visita de Nueva York. Yo como solo la conozco por las películas no aprecio mucho las referencias que hace. Se suma además que soy más amante de la naturaleza que de las ciudades, por lo que me hablen de restaurantes y barrios como que me da igual.

También la novela tiene bastantes referencias a películas, series y canciones que, en la mayoría de los casos, yo no pillo, con lo que esa parte también me sobra.

En definitiva, que me la terminé pero no me parece gran cosa. Ya te digo, ni una sonrisilla me arrancó.

Por lo que he estado viendo por ahí, a mucha gente sí le ha gustado. El sentido del humor es lo que tiene, que es muy personal. Si quieres ver algunas opiniones más pásate por:

Érase un libro

Rubíes literarios

Libros del cielo

“El juramento del dragón” de Sherrilyn Kenyon.

el juramento del dragon

SINOPSIS según Amazon.

No hay nada que el dragón Falcyn odie más que a los hombres. Ellos destruyeron todo lo que le importaba. Ahora vive alejado del mundo, anhelando la extinción de la raza humana.

Medea ha sido condenada a muerte por su abuelo, el dios Apolo, que también quiere acabar con su pueblo. Pero ella no piensa rendirse. Sabe que existe un arma con la que puede detenerle. El único problema es que se halla en poder del peligroso Falcyn.

Medea y Falcyn son polos opuestos, pero se atraen, y esa atracción es más fuerte cada día. Sus enemigos son astutos y terribles, pero ellos dos juntos podrían ser invencibles. ¿Convencerá Medea a Falcyn de que su lucha es la misma?

OPINIÓN:

Historias de “Los Cazadores Oscuros” de Sherrilyn Kenyon he leido muchas antes de empezar este blog. Los dejé un poco abandonados porque los últimos no me entusiasmaron demasiado y ahora, cuando me encontré este título en la biblioteca no pude más que traérmelo a casa, acordándome de lo bien que me lo había pasado con “El beso del dragón” de Thea Harrison. ¡Dragoncitos guapos, venid a mi!

Siento decir que, comparándola con otros títulos de su serie, no es una buena historia. Es entretenida (me leí medio libro de una sentada) pero los protagonistas no me gustaron demasiado y su enamoramiento no me convenció ni mijita.

Falcyn es un dragón, viejo como el sólo (unos miles de añitos de nada) que puede adoptar forma humana, de tipo macizorro. Es guapo, gruñón y malhumorado. Esconde un pasado trágico, pues ha perdido a su hijo por una maldición. Lleva cientos de años convencido de que murió.

Medea es una pequeña gerrera apolita mata-humanos. Como Falcyn, es letal y muy independiente.

Estos dos cardos borriqueros se sienten atraídos nada más verse. Eso no es raro, lo que me parece raro es lo rápido que empiezan a confesarse el uno con el otro y a ponerse en plan merengue. Eso por no contar que se ponen a darle alegría al cuerpo Macarena en momentos que a mi me parecen muy inoportunos. Vamos a ver, chicos, que NO es el momento cuando no sabeis si vuestros amigos están vivos, estais en un plano de la realidad bastante peligroso (cosa de la cual sois conscientes) y no sabeis que monstruos os están acechando.

La novela es entretenida porque los personajes actuan casi todo el tiempo como adolescentes guasones (que si reparto galletas, que si te empujo, que si te hago rabiar). La forma en que interactúan es poco seria, pero eso es parte del encanto de esta autora.

Se hacen un montón de referencias a seres mitológicos de muchos panteones distintos, a personajes de leyendas artúricas, y a seres inventados por la autora. Tenemos a los gallu (demonios del inframundo de la mitología mesopotámica), los estriges (que en la mitología romana son los aves que atacaban a los niños en las cunas y les chupaban la sangre y aquí son los guerreros buhos de Apolo) los mandragones, los arcadios (hombres que pueden transformarse en animales) y los katagarios (animales que pueden adoptar forma humana), hechiceros como Merlín y Morgana y multitud de seres con poderes sobrenaturales. Al final yo, que llevo leyendo estas historias desde hace años, tengo un lío de cuales son los más poderosos que lo flipo.

Una cosa a tener en cuenta es que este es el nº 27 de la serie, así que hay bastantes referencias a hechos que se suponen conocidos. A mi me quedan por leer algunas novelas anteriores a estas y para mi gusto, había demasiados personajes cuya historia necesitaba conocer para situarme bien en la acción.

Si no te importa que la cosa se ponga a veces un poco confusa y te apetece leer sobre malvadas familias, donde la traición es el pan nuestro de cada día, te gusta la mitología, la acción y el romance esta novela puede hacerte pasar un buen rato. Aquí encontraremos hijos que dan puñaladas traperas a sus padres, padres que traicionan a sus hijos e inclusos los matan, amigos que no lo son tanto, gente de un bando que se cambia al enemigo en un pis pas, … vamos, un salseo de padre y muy señor mío.

Aprecio de esta novela que me ha hecho rencontrarme con algún que otro personaje al que le tengo cariño, como Urian y los osos. Además, a mi ya me tiene ganada la autora en cuanto sale Simi, el diablo caronte que cuando toma forma humana es una tierna adolescente, cuqui de verdad. Cuando Simi despliega todo su poder se puede hartar de comerse a quien sea regado con salsa barbacoa.

En fin, que la lectura para mí ha sido un poco como volver a un lugar conocido donde has sido feliz. Porque si, si te gusta la mitología y la novela romántica, deberías adentrarte en el mundo de “Los cazadores oscuros” que seguro que te hacen pasar muy buenos ratos. Entre mis títulos favoritos están “El juego de la noche” y “Bailando con el diablo”.

Estaba buscando quienes eran los estriges y di con Gimorio de bestias, un blog muy interesante que recoge información sobre animales y seres fantásticos de la mitología, folklore y leyendas de todo el mundo.

Y si además quieres conocer más cosas sobre la serie de los Cazadores Oscuros y sus personajes puedes pasarte por Dark Hunter´s world.

“Un matrimonio perfecto” de Paul Pen.

un matrimonio perfecto de paul pen

SINOPSIS segun Amazón.

Crees que conoces a tu pareja. Crees que tu matrimonio es perfecto. Pero todos tenemos secretos. Y la verdad siempre emerge, aunque la ahogues. La verdad nunca muere, aunque la mates.

Frank y Grace forman el matrimonio perfecto. Pero cuando emprenden junto a sus dos hijos un viaje en autocaravana a través de los Estados Unidos, no pueden imaginar que se dirigen a un encuentro inesperado, capaz de destruir a la familia y poner sus vidas en peligro mortal.

MI OPINIÓN:

La novela comienza presentandonos a una mujer joven que tiene un comportamiento extraño y que tu no puedes situar de qué va hasta que por lo menos has leído un tercio del libro. Paralelamente nos narra como una familia, aparentemente perfecta, formada por un matrimonio, Frank y Grace, y sus dos hijos inician un viaje en autocaravana a Boston, donde se encuentra el nuevo empleo de Frank. Ese empleo representa un ascenso y la oportunidad de romper con su vida actual y el mal bache que están pasando tras un accidente que ha dejado tuerto a su hijo pequeño. Pretenden disfrutar de la experiencia del viaje pero todo se tuerce.

Cuando ya tenemos leído ese tercio de la novela ya conocemos quien es la chica extraña y lo que la mueve, pero lo que no sabemos es como va a terminar la historia, que tiene pinta de que muy mal porque la situación en la que se encuentra la familia se torna cada vez más peligrosa y opresiva.

Los personajes me provocaron sentimientos encontrados. Mara, la chica extraña, me daba lástima, luego miedo, luego otra vez pena… y así toda la novela. Al personaje de Frank creo que no llegué a apreciarlo en ningún momento. Grace es de esas personas que creen que todo el mundo es bueno y que va feliz por la vida. De hecho, tiene un canal, en el que comparte su vida familiar y da consejos para ser tan feliz como ella. Yo eso no lo entiendo y creo que es el motivo por el que empaticé tan poco con ella. Alucino cuando veo que existen canales en you tube con ese contenido. No me parece mal que cada cual exponga a los ojos del mundo lo que le de la gana, pero exponer a tu familia y a tus hijos ya me parece que no entra dentro de lo admisible. Simón, el hijo pequeño, es un personaje que cumple con lo que se espera de un niño de esa edad, pero Audrey, la hija adolescente me enervaba un poco con su “moralina” constante y sus comentarios “maduros”, diciéndole a los demás como debían comportarse.

Cuando he terminado el libro me he sorprendido con la sensación de que estaba mucho mejor de lo que pensaba cuando iba por la mitad. La empatía hacia los personajes va cambiando en función de lo que el autor va desvelando:

primer pensamiento: madre mía la loca esta.

segundo pensamiento: pues no está tan loca. No me extraña que esté enfadada.

tercer pensamiento: pues sí que está un poco loca.

Y así hasta llegar a un final sorprendente para resolver el lío que se había formado, que no me esperaba, la verdad, y en la que ocurre un hecho que no me resulta nada coherente con el comportamiento del personaje que lo protagoniza.

El poso que me dejó es que las personas nos movemos en el mundo de los grises, no en el de blanco o negro. Somos y hacemos cosas buenas y malas, y el autor nos plantea que si hay alguien que hace algo malo eso no lo define totalmente. Es el conjunto de todos sus actos, incluso aquellos cuyas consecuencias no calibró y que podían ser terribles. Y también nos habla de como todos estamos conectados y como algo que una persona hace afecta de forma importante a la vida de muchas otras.

¿Si pudiesemos volver atrás tomaríamos las mismas decisiones? Probablemente no.

En resumen, que me tuvo enganchada a la lectura ansiosa por ver la resolución de la novela. Parte de una premisa vista hasta el hartazgo en películas. De hecho, he visto hace poco “Match Point”, dirigida por Woody Allen, en la que veo similitudes en la trama, pero que tiene un final diferente (que da mucha rabia, por cierto). Es por eso que me ha extrañado tanto que me haya tenido pegada a las páginas, porque cuando llevaba un poco leído pensé: más de lo mismo. Puff!! Y seguí leyendo y leyendo y acabé y pensé ¡pues no ha estado mal!

Un punto positivo para el autor que supo atraparme. Se lee muy rápido, porque la forma de contar del autor es amena. Casi seguro que repito con alguna otra novela suya.

Si os interesa ver otras opiniones pasaros por:

Las inquilinas de Netherfield

Entre mis libros y yo

Loca por los libros

“Seduciendo a Mr. Bridgerton” de Julia Quinn.

seduciendo a mr bridgerton

Serie “Los Bridgerton”. nº 4.

RESUMEN de la Casa del Libro

A sus veintiocho años, Penélope se ha resignado ya a convertirse en una solterona destinada a envejecer cuidando a su madre. Durante una década, ha asistido a todas las fiestas de la aristocracia londinense, y siempre ha sido la muchacha mediocre, callada, la que nadie saca a bailar más que por compromiso, la que pasa inadvertida para todos. También para Colin Bridgerton, hermano de la mejor amiga de Penélope, guapo, audaz, soltero de oro… y su amor platónico desde siempre. Para Colin, Penélope siempre ha estado ahí, simpática, agradable, pero casi invisible. ¿Cómo es posible que todo cambie de repente? Sin saber bien cómo, el menor de los Bridgerton descubre a una mujer inteligente, sensible, audaz… y muy atractiva. Durante años se han conocido casi como hermanos, y de repente se dan cuenta de que no saben nada el uno del otro. Pero no todo lo que descubrirán va a resultar tan placentero…

MI OPINIÓN.

¿En serio Julia Quinn, me haces esto? ¡No me lo puedo creer!

Colin, el personaje más divertido y el hombre con más encanto y descaro en la familia Bridgerton, se ha transformado. No llega a ser una transformación como la del Dr. Jekyll en Mr. Hyde pero si una que me ha dejado chafada. Sigue siendo un tipo decente, buena persona, amante de su familia y amigos, pero… su aire travieso desapareció y su picardía también. Todo lo brillante que nos dejaba entrever de su personalidad en las novelas anteriores de la serie aquí aparecía deslucido o directamente no aparecía. Aparece a menudo enfadado, malhumorado, mandón y hambriento sin que eso me resulte gracioso o adorable (hay otras novelas en que con ese perfil he quedado más enamoriscada, como por ejemplo, con el protagonista masculino de “Complacer al príncipe” de Sabrina Jeffries)

La novela la salva sobre todo Penélope, el patito feo que sólo se transforma en cisne a ojos de su enamorado. Ella, que sólo resplandece en circulos pequeños de conocidos, que es cuando da rienda suelta a su ingenio y simpatía. En esta novela la vemos desprenderse de su timidez y mostrandose más decidida en defender su opinión y sus intereses. Ya es una solterona oficial con lo que tiene un estatus más “de señora”, más cómodo: ya no tiene que esperar que la saquen a bailar y sentir que se lo piden por lástima. Me gusta que busque su camino y satisfacción. Es una persona práctica y que saca lo mejor del juego con las cartas que le tocan en cada situación.

La lectura se me ha hecho un poco lenta. La forma de escribir sigue siendo amena pero por momentos sentía que no estaba pasando nada que me interesase. El misterio de quien está detrás de la firma de Lady Whistledown, ese látigo que azota a los tontainas de la alta sociedad con sus críticas en la página que es lectura obligada entre los nobles londinenses, pues no me resultaba muy atrayente. Y la historia de amor, ya para la mitad del libro está montada porque ella está enamorada de Colin de toda la vida y él acepta que sus sentimientos hacia ella han cambiado con total normalidad. Son personas estupendas, con la cabeza bien puesta sobre los hombros y que te encantaría que fuesen amigos tuyos, pero no me interesaba mucho su historia. No encontré tensión sexual ni de ningún tipo. Nothing. Lo cierto es que, al poco de empezarla, pasó a ser mi lectura de mesilla: algo agradable que hace que Morfeo me coja en sus brazos. Ni demasiado aburrido ni tan adictivo que me haga no cerrar los ojos durante horas.

La conclusión de esta lectura es que es muy mala cosa eso de tener las expectativas altas. A pesar de ello tengo que reconocer que es una lectura entretenida, con una buena protagonista femenina que evoluciona a lo largo de la novela y que tiene personajes secundarios interesantes. El retrato de la clase noble de la sociedad de la época, exceptuándo a unos poquitos, es muy poco halagador: aburridos, desocupados y superficiales.

Me queda la curiosidad sobre a quién le escribe cartas Eloise, otra de las hermanas Bridgerton, así que ¡seguiremos leyendo la serie para descubrir el secreto destinatario!

Si quereis ver otras opiniones pasaros por:

Nadando entre un mar de libros

Fiebre lectora

Interpretadoras de letras

“Jane Eyre” de Charlotte Brontë.

jane eyre

Dibujo: SunNeko Lee

Adaptación: Crystal S. Chan.

RESUMEN según Norma Editorial.

La dura infancia de Jane Eyre no ha conseguido doblegar su espíritu, y como muchas otras jóvenes sin fortuna, tiene que trabajar para ganarse el pan, por lo que acepta un empleo como institutriz en Thornfield Hall. Casi sin poder evitarlo se enamora del tutor de su pupila, el Sr. Rochester, ¿pero podrá su amor superar el terrible secreto que se oculta en esa casa?

MI OPINIÓN:

Después de leer “Orgullo y Prejuicio”, de Jane Austen vamos con otro de los “Clásicos Manga” que está publicando Norma Editoral. La idea de publicar los clásicos en este formato me parece estupenda, porque permite una aproximación a las historias a los que les da un poco de pereza recurrir a la novela original. Cuando digo esto estoy pensando en mi misma y en “Los Miserables” de Victor Hugo.

Esta adaptación no me ha gustado demasiado. Quizás no recuerdo bien la novela original, que la tenía catalogada en mi memoria como estupenda, pero al leer el manga la historia no me parecía la misma. Sí en cuanto a lo que narraba pero no respecto al impacto que me producía.

¿Qué he apreciado ahora que no me gusta?

SPOILER: El personaje de Jane. Si ella es el centro de la historia no me cuadra su actitud rebelde, reflejo de una personalidad fuerte e independiente, para luego ser sumisa y dócil, hasta el punto de casi dejarse convencer por su primo para una boda que no desea.

Entiendo también que en la época en que se sitúa la religión marcaba todas las pequeñas cosas de la vida, pero ese conformismo del Sr. Rochester al final, que entiende que es castigado por Dios por estar a punto de “mancillar” a una pura florecilla, y que lo hace volverse más religioso… vamos. Bueno, y la parte milagrosa del asunto ya remata… esa voz “mental” de él llamándola, tan fuerte que ella vuelve a su lado. Por favor, no estamos en una historia de superpoderes. Y otra… ¿Por qué se alegra de qué este discapacitado para que la necesite? Puajjj!!! FIN DEL SPOILER.

Quizás me estoy poniendo demasiado criticona, pero aquí no me simpatiza el personaje de Jane Eyre y he acabado cogiéndole un poco de manía. Me pregunto por me ha resultado tan fastidioso. Si lo pienso bien, me digo: es generosa (reparte su fortuna con sus primos) y… y ya no se me ocurre nada bueno que decir de ella. No han logrado transmitirme por qué el Sr. Rochester se enamora de ella, ni ella de él.

Los dibujos están muy bien, son muy bonitos. Es la historia que cuenta el manga la que no me ha convencido.

Antes de subir esta reseña al blog he visto la película protagonizada por Mia Wasikowska y Michael Fassbender. La protagonista me parecía bastante inexpresiva y la química de la pareja no sé donde estaba. La ambientación era demasiado oscura y fría, con paisajes desolados y muy tristes. No me ha gustado mucho tampoco.

Me queda pendiente de ver, y la tengo apuntada en propósitos 2021, la que protagonizaron Joan Fontaine y Orson Wells. Creo haberla visto hace años y en mi recuerdo tenía mucho más encanto.

En serio, tendré que volver a leer la novela original para comprobas si a mi yo de ahora le gusta.

A los que sí que les gustó fue a:

Mansholi

El rincón de Marlau

Fantasymundo

“Siegfried”, “la Valkiria” y “el crepúsculo de los dioses” de Alex Alice.

MI OPINIÓN:

Aunque hay una edición integral de esta obra, yo he leído los tres volúmenes creados por Alex Alice para contarnos la leyenda de Sigfrido, el heroe mitológico germánico protagonista de El Cantar de los Nibelungos.

El dibujo me ha quedado maravillada y enamorada. Es precioso. Predominan los colores fríos para narrar las escenas invernales, donde los personajes se encuentran rodeados de nieve, altas montañas y rios turbulentos y los colores cálidos para escenas en las que hace su aparición el fuego, como son el interior de la cabaña, las profundidades de la tierra o la pira funeraria de la Valkiria. Las escenas dibujadas son de un detalle extremo y te sumergen en un mundo de ensueño ya sea en el interior del bosque, bajo las aguas, o en lo más profundo de las cuevas.

La historia nos narra como Sigfrido, tras la muerte de sus padres por un jinete cuyo rostro permanece oculto, es criado bosque adentro por Mime, un extraño ser del pueblo de los Nibelungos. Sigfrido solo desea una cosa, encontrar a los de su especie. Para ello ha de derrotar a Fafnir, el dragón, a quien Odin, dios de dioses pero sometido a su propia ley no puede vencer.

“En el albor de los tiempos

Los dioses inmortales reinaban en todo el Universo

Todos los seres vivos temían su poder

Todos salvo una critatura, un niño…”

Los tres libros conforman el viaje hacia la guarida de Fafnir, atravesando el bosque, el pais de los gigantes y adentrándose en las cuevas, siempre acompañado de Mime, a quien no le puede dar el sol pues se convertiría en piedra.

La historia tiene mucho de tragedía y de transcendente (el futuro del mundo depende de que Sigfrido triunfe) pero hace guiños cómicos a través del personaje de Mime que carga con su yunque de herrero a todos lados, e incluso lleva uno de repuesto por si se le pierde el primero.

A veces me he sentido un poco confundida por del desarrollo, pues se mezcla presente, pasado y futuro, pero no ha sido tanto como para desmerecer la historia que nos cuenta, su particular visión de la leyenda de Sigfrido, quien da fin al reinado de los dioses. Una vez desaparecidos, el mundo es para los mortales.

Estos comics han sido publicados por Norma Editorial. Os dejo un enlace a la página donde nos hablan de Alex Alice, por si alguien, despues de leerlos quiere, como yo, seguir conociendo la obra de este genial dibujante.

Si te gusta el dibujo, no te puedes perder esta historia. Os dejo una muestra.