“Maus” de Art Spiegelman.

maus

Buenas.

Ahora me ha dado por volver al mundo del cómic, con lo que no podía quedarme sin leer “Maus”, el único al que le dieron el premio Pulitzer. Aparte de este reconocimiento también obtuvo una beca de la Fundación Guggenheim y dió lugar a una exposición en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Está considerado por la crítica como uno de los mejores cómics de la historia.

¿Yo opino eso?

Pues me pasa como con las novelas que reciben premios (Planeta, Nobel, etc.), que les puedo ver el mérito por bien escrita, bien dibujada, profundidad de personajes y todo lo que se quiera decir de ellas, pero no siempre me parecen tan especiales. Problemas de tener altas expectativas y unos gustos únicos (como todos).

En este caso en particular si que me gustó pero no me parece tan, tan maravillosa como para que haya tanta unanimidad de la crítica en su valoración.

En Maus, Art Spiegelman, el autor, nos narra dos historias: la de su padre, Vladek Spiegelman, como superviviente de Auschwitz y la suya mientras recoge los recuerdos de su padre.

Los personajes son zoomorfos: ratones los judíos, gatos los nazis, cerdos los no judios. Aquí yo tuve un problema. Tenía que estar fijándome en la ropa para saber de que personaje se trataba (el suegro, el amigo, el protagonista…) porque al primer vistazo se me confundían. Y al ser un dibujo sin color, solo blanco y negro, no podía en algunas viñetas diferenciarlos bien. A ver, si sigues la trama, está claro, pero a mi me gusta más otro tipo de dibujo.

La historia del padre no nos cuenta nada que no sepamos ya. Nos narra el horror de los campos de concentración nazi y de como la lucha por la supervivencia sacaba lo mejor y lo peor de las personas. En este caso particular el personaje de Vladek no me resulta particularmente generoso ni altruista. Pero, ¿cómo juzgar a alguien en esa situación? ¿Qué hubiese hecho yo de encontrarme en su lugar? 

Vladek no es un personaje agradable. No lo era antes de convertirse en una víctima ni lo es después. Al menos, a mi no me lo resulta. Egoísta y avaro hará todo lo que tenga que hacer para sobrevivir. Es listo, habilidoso y caradura. Un racista. Un aprovechado. A lo largo de todo el libro no están compensadas las acciones: recibe más que da. La protección de su suegros, de los amigos, de gente que no le conocía aparece reflejada en muchas ocasiones, más que aquellas en que él actúa sin buscar recompensa. Me parecía de esos que en mi tierra se dice que “no dan puntada sin hilo”.

Art Spiegelman debía tener sentimientos encontrados hacia él porque el retrato de su padre no es amable. No ha puesto filtro alguno a las características más antipáticas de su carácter: su egoísmo, su trato despótico hacia su segunda mujer, su agonía con el dinero,… Como compensación nos narra todo lo sufrido por él, todas las miserias y dolores a los que estuvo expuesto, todas sus pérdidas (hermanos, hijo, fortuna, …). En definitiva, la pérdida de su vida tal como era. Lo que siempre hacen las guerras: destrozar los sueños, el presente y el futuro de las generaciones afectadas.

El autor también es bastante honesto con sus sentimientos hacia su madre y a la situación vivida con su suicidio. Incluso en el retrato de su madre es dual: por un lado y por boca de uno de sus personajes nos dice que es sensible y delicada y por otro nos narra un hecho que me hace que me ría yo de la delicadeza. Meten en la cárcel a la vecina porque ella le “endosó” unos panfletos para que se los escondiera por si registraban su casa. Involucra a una inocente en sus actividades en tiempos muy peligrosos. Cuando la detienen, ella no hace lo más mínimo por asumir la culpa. Es su padre rico el que paga a abogados para que libren a la pobre señora de la cárcel. Y vale, suerte que lo consiguieron.

Como curiosidad, la forma de hablar de Vladek. Quizás el autor quiere hacer patente, con este recurso, que su padre es un inmigrante polaco en Estados Unidos que nunca aprendió a hablar con corrección el inglés.

Tiene a su favor que es una novela que te hace reflexionar. Pero ¿hay alguna sobre el Holocausto que no lo haga? Fue tan terrible la “cosificación” de las personas que no hay película, libro, ensayo o dibujo que nos deje indiferente.

De pasada os recomiendo la obra de Viktor Frankl, “El hombre en busca de sentido”. Frankl fue un neurólogo y psiquiatra que estuvo internado durante la II Guerra Mundial en Auschwitz, Dachau y otros campos de concentración. Su formación le permitió vivir esa experiencia reflexionando sobre el sentido de la vida, el comportamiento del hombre sometido a la adversidad y otras muchas cosas que sí que me dejaron marcada y meditabunda durante días.

Es probable que Maus no me haya resultado tan rompedora porque tuve con el Holocausto de fondo, entre otras, como lecturas previas “El hombre en busca de sentido” o “El precio del paraíso” de Manuel Leguineche, que “narra la apasionante historia de Antonio García Barón: un hombre que perdió una guerra en España y otra en francia, y que tras cinco años en un duro campo de exterminio nazi, Mauthausen, se pregunta qué hacer de su vida. Se refugia a orillas del Amazonas, se casa con una mujer de sangre india y tiene cinco hijos. Por fin dueño y señor de sus actos, presidente de su propia república, la República del Río Quiquibey, Antonio ha encontrado la libertad lejos de grandes ciudades, en una cabaña sin electricidad ni teléfono, a horas en canoa de la primera civilizada” (sinopsis de sopa de letras.com)

Os dejo un ejemplo de las viñetas de Maus. El dibujo es lo que menos me gustó aunque algunas viñetas son impactantes, con fuerza. Lo que más: los personajes. Llenos de matices y de grises en su comportamiento y sentimientos. 

th

th (1)

Anuncios

“84, Charing Cross Road” de Helene Hanff.

84 charing cross

Sinopsis de la contraportada:

En octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida, envía una carta desde Nueva York a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimientos. Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros… y las librerías. 84, Charing Cross Road pasó casi inadvertido en el momento de su publicación, pero desde la década de los setenta se ha convertido en un verdadero libro de culto a ambos lados del Atlántico.

OPINIÓN:

Leo la contraportada. En una misma frase las palabras “excentrica”, encanto, joya y libros. ¿Como podría resistirme?

Son 126 páginas en la edición de Anagrama (Panorama de Narrativas), con lo que me dura un suspiro su lectura. Y sí, es sorprendente como me atrapó.

El cruce de cartas entre Helene Hanff y Frank Doel, un trabajador de la librería, es muy reveladora. Con muy poca cosa nos queda muy definida la personalidad de la autora: generosa, exigente, excéntrica, burlona, detallista…

Y aunque con pinceladas del mundo del Londres de guerra y postguerra, con sus racionamientos de alimentos y sus carencias de artículos de uso común en otra época, como las medias para las mujeres, lo que me ha transmitido esta lectura es el amor de Helene por los libros. Como ama lo que enseñan y como los aprecia, incluso sensualmente, como un simple objeto dotado de belleza. Me siento reflejada en el placer que siente acariciando una encuadernación de piel, o mirando un filo dorado.

Y en cuanto a su correspondencia con Frank, lo que empezó siendo cosa de dos se fue extendiendo a otras personas: a los demás trabajadores de la librería, a la mujer de Frank, a su anciana vecina, a sus hijas, … La amistad va ampliándose de forma natural y el lector es espectador de como se fortalecen los vínculos.

No comparto el gusto de la protagonista por el tipo de lectura. No le gustan nada las novelas por eso de que no le va nada la ficción. Nada de mundos imaginados. Lo mejor son los relatos de “buenos testigos” que estuvieran presentes en los hechos que se narran. Es por eso que lo que más busca es ensayo, poesía o historia.

Y lo que Marks & Co. suministra a Helen son libros de segunda mano, en buen estado y por un módico precio. Joyas que tengo que decir que no me han atraído lo más mínimo como posibles lecturas, como “La Vulgata”, “Antología de la prosa inglesa de Oxford”, ensayos del siglo XVIII, etc, etc. A pesar de que el objetivo principal de las cartas es la petición de títulos de ese tipo (suenan muy aburridos) el libro no ha resultado pesado en ningún momento. Creo que fue una idea genial publicar las cartas tal cual.

Os dejo unos poquitos fragmentos para que os hagáis una idea de los que os vais a encontrar si lo leeis.

Así comienza una de las cartas:

“¿Y A ESTO LO LLAMA USTED UN DIARIO DE PEPYS?

Pues no es un diario de pepys, sino una miserable colección de FRAGMENTOS del diario de pepys, obra de un entrometido editor al que más le vale estar pudriéndose en la tumba.

Me dan ganas de vomitar.

¿dónde está lo del 12 de febrero de 1668, cuando su mujer lo sacó de la cama y lo persiguió por el dormitorio con un atizador al rojo vivo?…”

Y otra:

“INDOLENCIA:

podría PUDRIRME aquí aguardando a que me envíen algo para leer…”

Y otra:

“¡Vamos, Frank Doel…! ¿Se puede saber que HACE usted ahí? No veo que haga NADA, salvo pasarse todo el día SENTADO,

¿Dónde está el Leigh Hunt?… ¡ No me envía usted NADA!”

¿No es todo un personaje?

En definitiva, me ha gustado mucho. He disfrutado más de lo que me esperaba y no descarto volverlo a leer.

“Arrugas” de Paco Roca.

arrugas

Este cómic tiene montones de premios y entrada en la Wikipedia:

Arrugas (Rides, en el original francés) es una novela gráfica de Paco Roca, publicada originalmente en 2007 por la editorial francesa Delcourt. Ha cosechado un gran éxito de crítica y público, con adaptación fílmica incluida…”

Originalmente, Paco Roca apuntó en su libreta la idea de un relato sobre un grupo de ancianos que planean el asalto a un casino en una visita organizada por su residencia, tras leer que, alcanzados los setenta años, no podían encerrarte en la cárcel. Tres hechos terminaron por impulsarle definitivamente a desarrollar la historieta:

– El progresivo envejecimiento de sus padres

– El rechazo de un cartel publicitario donde había incluido unos ancianos.

– El Alzheimer que padecía Emilio, el padre de McDiego, uno de sus mejores amigos.​

Su autor, en pos de la verosimilud, se documentó durante un año, leyendo sobre las patologías de la vejez, acudiendo a residencias geriátricas y recopilando anécdotas reales de enfermeros, familiares y los propios ancianos, de tal manera que prontó modificó su idea inicial.

MI OPINIÓN:

Había oído hablar mucho de “Arrugas” y cuando lo tuve entre mis manos no pude dejar de leer hasta terminarlo a pesar de que se centra en un tema nada amable: la vejez.

Nos cuenta la llegada de Emilio, un antiguo empleado de Banca, a una residencia de ancianos. Padece Alzheimer. Allí comparte habitación con Miguel, que intentará ayudarlo ocultando su progresivo deterioro para evitar que lo trasladen a la planta superior, la de los “asistidos”, donde están los que no pueden valerse por si mismos y los que han perdido la razón.

La decadencia, la pérdida de memoria, el Alzheimer, el abandono, la dependencia de otros… no son cosas divertidas ni agradables con las que quiera uno despejar su mente. Si son cosas sobre las que debemos reflexionar, como individuos y como sociedad.

Me parece muy acertado por parte del autor poner todas estas cosas encima de la mesa con tan pocas páginas, con un retrato tan certero de las residencias de ancianos y de las relaciones que allí se fraguan. Una de las cosas que a mi me parecen más tristes de las que yo he visitado y que aquí no falta, es la disposición de sillones contra la pared y los ancianos sentados mirando al frente. No acabo de entenderlo. ¿A que responde? Si tienen que estar en una sala común bien pueden estar sentados alrededor de mesas (como en bares o terrazas) para interactuar entre ellos en la medida que puedan.

¿Quién no ha estado en una comida, sentado en una mesa alargada y con la única posibilidad de conversar con los que están a derecha e izquierda? Si tienes suerte y la mesa es estrecha amplías el abanico a los de enfrente. ¡Es tan limitante! ¿Y si no tienes afinidad alguna con los de los lados?¿Y si esas personas no te hablan o contestan con monosílabos? La comida se hace larga y tediosa. En cambio, aunque esas mismas personas estén, con una mesita redondita, donde haya 4 o 5 más sentados la cosa ya cambia un montón. ¡Se puede crear el mágico ambiente de tertulia! 

¿Por qué se sientan así? Me parece un horror.

Como sociedad tendremos que plantearnos como hacer frente a una población cada vez más envejecida. Antes el cuidado de los ancianos recaía siempre en las mujeres. He oído hasta cansarme eso de “mis padre no irán a una residencia. Cuando no puedan valerse solos me los llevo a mi casa”. Y en todos los casos (lo dijese un hombre o una mujer) era la mujer la que estaba detrás de los cuidados (cambio de pañales, aseo, comidas, …) ¿Os suena?

Ahora hay un drama sin resolver. Un anciano con Alzheimer requiere muchos cuidados. No se les puede dejar solos. Mujeres y hombres trabajan. Muchos sueldos no llegan para contratar a personas que puedan cuidarlos mientras ellos trabajan. ¿Quien renuncia? ¿Durante cuanto tiempo? ¡Es todo tan triste! Y suele ser un tema que cada familia resuelve como buenamente puede. ¿No es hora de que se hagan políticas adecuadas y se intente dar respuesta a este problema? Porque pensar que los que llevan a sus padres a una residencia no los quieren y los dejan allí aparcados es simplificar a lo bestia.

Como individuos, creo que todos hemos pensado en esto alguna vez. Estoy segura de que la mayoría no querría que las personas a las que aman (hijos, nietos…) sacrifiquen sus sueños ni sus vidas a su cuidado. ¿No podemos encontrar algo mejor?¿Otra solución?¿Un nuevo modelo? Aquí necesitamos mucha creatividad. 

Bueno… me pongo a hablar y me alejo de lo que me ha parecido esta obra. Ya ha quedado claro que me parece necesario hacer visible el tema tratado. Un aplauso larguísimo para Paco Roca. Los dibujos no son muy de mi gusto pero tampoco me parecen mal. Me gustan más los bocetos del final. Los personajes me parecen logradísimos y la evolución de Miguel es enternecedora.

Podeis ver algunas imágenes en el portfolio de Paco Roca.

Encontrareis otra opinión sobre esta obra en el blog “una página para terminar

y una crítica sobre la peli en “el espectador imaginario“.

“Las chicas del coro” de Jennifer Ryan.

 

las chicas del coro

En el blog oficial de la editorial MAEVA encontramos publicitada esta novela así:

En plena Segunda Guerra Mundial, las mujeres de un pequeño poblado de Kent siguen cantando.

A principios de 1940, los estragos de la guerra se hacen notar incluso en la pequeña población de Chilbury, en el condado de Kent. Con la mayoría de los hombres en el frente, el vicario decide cancelar los ensayos del coro, pero la directora, Primrose Trent, se opone a esta decisión y convierte el tradicional coro mixto en un coro formado solo por mujeres. Bajo su firme batuta, las chicas del coro siguen adelante, superan los desafíos propios del tiempo que les ha tocado vivir y hasta participan en un concurso del condado.
A través de la narración de cuatro mujeres del coro, que se alternan a lo largo de la novela, el lector sigue las idas y venidas de los habitantes de Chilbury. A pesar de las duras circunstancias propias de la guerra —racionamiento, cortes de luz, toques de queda, bombardeos—, habrá lugar para el amor, traiciones, disputas familiares y se revelarán secretos. Las protagonistas comprobarán hasta qué punto las creencias más arraigadas pueden ser puestas a prueba en tiempos difíciles.

OPINIÓN.

Los libros son como los melones. Los ves por fuera pero no sabes como van a estar hasta que los catas.

Pues eso. No sé ni porqué cogí esta novela. Los ensayos de un coro no está dentro de las cosas que me atraen. Pero empecé a leer, y leer, y leer y… llegué al final casi sin darme cuenta.

¿Que pasa con esas vidas tan estructuradas cuando los hombres desaparecen por la guerra? Los roles tan definidos se desdibujan y las mujeres empiezan a tomar las riendas de sus vidas, así como las tareas que los hombres ya no hacen. Eso, en sociedades tan encorsetadas como las de Chilbury representa ante todo libertad. Encuentran fuerza y apoyo las unas en las otras.

Son 4 los personajes principales que nos van relatando lo que sucede a través de sus cartas y trozos de diarios:

Tenemos a Venetia Winthrop, una joven superficial, hermosa y encantadora en el mal sentido de la palabra. Manipula a los hombres y los tiene a su merced con una sonrisa y un pestañeo. Acostumbrada a salirse con la suya no para hasta seducir al pintor forastero que se ha afincado en Chilbury y que la rechaza con educación.

Su hermana pequeña, Kitty, vive para la música y el amor. Está enamorada de un pretendiente de su hermana pero como no hay mayor ciego que el que no quiere ver, allí está ella, creyendo que es ella el objeto de su amor.

Otra de nuestras protagonistas es la señora Paltry, una comadrona sin escrúpulos, mala como un dolor que se aviene casi a cualquier cosa que le haga ganar un buen dinero. Ella es da lugar a una historia rocambolesca que es lo que más inverosímil me resultó, porque todo lo demás es perfectamente creíble.

Y la última del paquete principal, pero la que más brilla y más evoluciona es la Sra. Tilling, una viuda que más parece un ratoncito gris. Nunca dice nada que pueda molestar y se aguanta con todo con tal de no discutir. La preocupación por su único hijo, que se ha ido al frente, y la necesidad de distraerse hacen que el coro se convierta en algo muy importante para ella. La guerra la convierte en una mujer fuerte y decidida que sirve de apoyo a las demás mujeres y la enfrenta incluso al agresivo lord Winthrop, el hombre más temido del pueblo. La información es poder y ella la tiene y la usa para evitar que semejante energúmeno deje de maltratar a su familia. Es ante todo una persona generosa. Aporta valor a los demás con su ayuda y consejos.

La novela se lee estupendamente. Casi siempre que hay varios puntos de vista me gustaría saltarme los menos interesantes para ir a la narración de mis personajes favoritos. En este caso no fue así. Estuvo bastante igualada la cosa y no tuve esa tentación. Creo que fue porque, a pesar el formato, todas las historias están hiladas para hacer un relato cómodo y continuo. Es, en definitiva, la historia de unos personajes en un lugar y momento concreto. Un corto espacio de tiempo. ¿Un año, quizás?

Se lo he recomendado a una amiga. Solemos perder el tiempo recomendándonos libros la una la otra que casi nunca leeremos porque nuestros gustos son muy dispares. Después de varios intentos fracasados no sé por qué seguimos haciéndolo. En fin… cosas que se hacen que no tienen mucha explicación. En este caso estaba comentándosela y me paró antes de que le hiciera un spoiler a lo grande, diciéndome que no siguiera contando. Iba a leer esta novela. Para mi sorpresa, también le gustó. Y me sorprendió no porque la novela no sea buena y esté bien escrita, que lo es y lo está, es porque es rarísimo que coincidamos. Bueno, es raro que las dos leamos una misma novela. Mi conclusión entonces es que creo que es una novela que gustará a una mayoría de lectores, independientemente de sus preferencias por un género, porque ha pasado ¡la prueba de fuego!

No he encontrado reseñas negativas. Encontrareis unas cuantas positivas de esta novela en los blogs:

Anika entre libros

El rincón de Marlau

Book is a letter 4 word

 

“La ciudad de las sombras” de Victoria Álvarez.

la ciudad de las sombras

Le tenía muchas ganas a una de las novelas de Victoria Álvarez porque había leído muy buenas críticas de su obra, con lo que cuando me encontré con esta en la estantería de la Biblio, que además está ambientada en la India me froté las manitas e hice lo que se espera de mi: ¡A casita, hermosa, que tengo que leerte!

Toda esa cultura me resulta muy interesante. Veo su pobreza y el terrible sistema de castas pero eso no puede con la fascinación que me provoca su color (de sus flores, sus calles, sus vestidos), su gastronomía (leí un libro de recetas vegetarianas de la India y la variedad de color de las fotografías era tan maravilloso que mi boca se hacía agua cada vez que pasaba una página), su filosofía, la belleza y elegancia de sus mujeres (ese pelo negro y brillante, taaan bonito. Dicen que usan aceite de amla. La verdad, no sé que se echarán pero veo, sobre todo a las mujeres, muy hermosas). Me quedan además, tantas cosas de conocer sobre ese país que una novela, con tan buen trabajo de documentación por parte de la autora, es siempre bienvenido.

Y todo ese trabajo de documentación sirve para que la historia fluya y no para que a cada paso nos aburra con descripciones interminables. A mi me parece que Victoria Álvarez escribe realmente bien.

La novela es la peli de Indiana Jones pero con una protagonista femenina. Yo soy muy fan de Indiana Jones. Aventura, diversión, protagonista peculiar con talentos variados…

Helena Lennox comparte con Indi unos padres del gremio de la arqueología y su amor por la aventura y las excavaciones en tierras lejanas. Las búsquedas de tesoros les dan la vida, mientras que la aburrida vida “civilizada” en sus respectivos países se les hacen un poco cuesta arriba.

¿Que me aportan ambos personajes? Sobre todo entretenimiento y conocimiento. Se aprende mucho del mundo y de las distintas culturas yendo detrás de estos inquietos aventureros.

El comienzo de la novela nos narra lo remisa que es Helena Lennox, ya con casi ochenta años, a encontrarse con la chica que está haciendo su biografía. Ante su insistencia comienza a contar… un cuento precioso. Su vida. Vuelve al pasado, a cuando tenía 17 años y acababa de llegar a Londres con sus padres desde Egipto. Estaban en el candelero tras el descubrimiento de una tumba y sus tesoros, pero antes de poder disfrutar mucho tiempo de esa fama les encargan que intenten averiguar que les pasó a dos arqueólogos desaparecidos en la India, en concreto en la ciudad fantasma de Bhangarh. Y allá que van los papás, a desentrañar los secretos de la maldición y a ver si de paso se vuelven con algún tesorillo. Pero esta vez intentan dejar a Helena en un colegio de señoritas con su prima. Ella horrorizada ante la perspectiva de pasarse un año dedicada a mejorar sus modales y aprendiendo lo que se espera de una mujer de la época se escapa antes de ir y se embarca siguiendo sus pasos. Rumbo a la India y a la aventura.

Allí conoce al príncipe Arshad de Jaipur, con el que en un principio choca porque él odia a los ingleses. Estamos en los años veinte y la India se encuentra bajo dominio británico. Gandhi todavía no había hecho su trabajo. Pero a pesar del enfrentamiento inicial Arshad va a ser una relación determinante en su vida… la que conocemos, porque esto es una primera novela de la trilogía “Helena Lennox”.

Nooooooooo… ¿Por qué? ¿Por qué lo empecé antes de que estén todos los libros publicados? No lo soporto, de verdad. Victoria por favor, escribe pronto e igual de bien. Necesito saber como continúa la historia…

¡Tenéis que leerlo! Helena Lennox es una protagonista genial, deslenguada, divertida, intrépida, sociable, inteligente… será mejor que la conozcáis. Brilla.

Y quiero una peli. Si tuviera un genio a quien poder pedir deseos uno de ellos sería una lista interminable de novelas que me gustaría ver en películas. Y a poder ser, igualitas a como están en mi cabeza pero con música.

Encontrareis otras reseñas en:

La rosa de papel

El caos literario

Vorágine interna

¡A todos les gustó!

“La vengadora” de S. Williams.

 

la vengadora- S. Williams

¿Quien es Tuesday? ¿Quien es esa adolescente, esa gótica pequeñita que espera sin miedo a que la panda de tipos que acaban de entrar en el vagón de metro donde se encuentra ella sola reparen en su presencia? Esos depredadores de mirada fría avanzan hacia a presa, a la que creen débil, y… (parece que estoy en un documental de National Geographic) ¡Sorpresa! La pequeñaja saca sus peculiares armas de la mochila y antes de que se den cuenta de lo que está pasando ha cortado el cuello al líder y ha dejado destrozados a los otros. Nunca volverán a andar.

Esos tipejos son los que entraron en casa de una chica de su barrio y la violaron entre todos dejándola malherida. Una vez fuera del hospital ella se está dejando morir de inanición ante la desesperación de su madre. No sale ya nunca de casa. Su único contacto con el exterior es internet. Es en la red donde le ponen en contacto con Tuesday, que se convierte en ejecutora por ella, como ha hecho por otros muchos.

El policía encargado del caso es Loss, que perdió a su hija asesinada en las calles hace unos 3 años y que desde entonces no se encuentra muy centrado. Le acompaña la inteligente e independiente sargento Stone. Ambos asisten sorprendidos a como Tuesday sigue actuando, sola y con armas que parecen sacadas de de un anticuario (ballestas, cerbatanas, hoces…), con bastante éxito. Allí donde aparece se desata el caos y el horror.

El caso es que sus apariciones no son aleatorias. Todo parece seguir un plan. Un plan que está dando al traste con gran parte del negocio de las drogas en Londres. Su objetivo parece ser Slater, un desalmado frio y peligroso que se ha enriquecido con la miseria de los demás y que vive en su torre de cristal protegido por su dinero y los contactos de los poderosos a quienes soborna. Va a ser difícil acabar con su negocio, pero Tuesday es muy inteligente y sumamente hábil con la tecnología. Consigue que las víctimas empiecen a perder el miedo.

(Estaba releyendo lo que os estaba contando antes de publicarlo definitivamente y acabo de borrar un montón de renglones. No llegaba ni siquiera a un tercio de la trama pero me he dado cuenta de que si os adelanto algo de lo que se monta en los bajos fondos de Londres os fastidio un poco el disfrute. Transmitir entusiasmo pero sin spoilers a veces me resulta muy difícil)

¿Que es lo que mueve a Tuesday?¿Donde se esconde?¿Donde se aprovisiona de armas y dinero?¿Cual es su plan? ¿Hay un plan B, C o D?¿Qué fue eso tan terrible que pasó que la ha convertido en una máquina de matar?¿Que relación tenía con la hija de Loss?¿Conseguirá llevar a cabo su venganza?¿La detendrán la policía o los malos antes de que lo consiga?

Todas esas preguntas y más son las que me tuvieron pegada al libro hasta el final. Es una novela adictiva, donde la protagonista me fascina por su personalidad: su propio sentido de superioridad sobre los camellos y asesinos (que sabemos por sus pensamientos), su inteligencia, su disciplina, su hasta cierto punto actitud suicida de la que arriesga sin miedo a perder. El ritmo es bastante trepidante y el escenario donde se desarrolla la mayor parte de la acción, en los túneles abandonados del metro de Londres, me ha resultado muy interesante con lo que el autor nos deja entrever de su historia, como aquellos que fueron utilizados en la Segunda Guerra Mundial. Me pregunto si existirán todos ellos o el autor le echa imaginación y añade algunos que no encontraríamos si fuésemos a buscarlos.

El “casi” final, de película. Tanto que no me sorprende haber leído que la van a rodar. Las escenas son muy visuales. Y digo casi final porque el final verdadero, el de la última página del libro me ha quedado un poco (pero solo un poco, eh)… flush. No porque esté mal sino porque a mi me gusta particularmente que no quede abierto ni un poquito.

La novela me ha entretenido un montón y el personaje de la protagonista me parece muy potente. Me ha deslucido un poco la lectura un personaje que aparece y no se sabe ni de donde viene ni a donde va. Aparece y desaparece sin que tu sepas que vínculo tiene con Tuesday. Da la sensación de que el autor continuará su historia de alguna manera en otra novela.

En fin, que para una o dos tardes en que tengamos ganas de acción, suspense y crueldad, es una muy buena opción.

También encontrareis reseñas de esta novela en “Conversando entre libros” y “En un mundo de sueños”.

” El método 15/33″ de Shannon Kirk

 

elmetodo1533

Sinopsis según la contraportada.

Imaginad a una chica de dieciséis años, embarazada y vulnerable, a quien acaban de arrancar de la tranquilidad de su hogar para arrojarla dentro de una furgoneta destartalada. Raptada… Sola… Aterrorizada.

Ahora, olvidaos de ella.

Imaginad en cambio a una prodigiosa manipuladora de dieciséis años que, desde los primeros instantes de su secuestro, se centra, con tanta serenidad como determinación, en dos cosas: salvar al niño que lleva en su seno y vengarse.

Metódica y calculadora, pone a punto un plan organizado de manera casi científica en el que nada está librado al azar. Su férrea voluntad y su ingenio serán sus mejores armas contra la brutalidad de sus raptores, y lo único que le falta por hacer es esperar el momento ideal para lanzar su ataque.

OPINIÓN:

Bien respaldada está esta novela por las críticas y francamente, no me defraudó en absoluto. Obtuvo el Premio National Indie Excellence para la mejor novela de suspense de 2015, así como el BPA Benjamín Franlin Award 2016 en la misma categoría. Esto ha quedado muy bien, pero no tengo ni idea del prestigio que puedan tener esas dos “medallas”. Me dejé guiar por algo tan superficial como la portada y lo que leí en la contraportada. Total, en caso de equivocación, sólo hay que dejar de leer si no te atrapa la historia.

Pero chicos, quedé enganchada desde el minuto uno con esta protagonista. Es una víctima con una mente prodigiosa pero con un problema. Y es una niña rara. Y yo tengo debilidad por los personajes “raritos” y por los luchadores.

Cuando ella era pequeña un drogadicto entró en la clase armado y en vez de reaccionar como los otros niños, gritando y llorando asustados, se distanció de lo que sucedía y solucionó el asunto. No os lo destripo porque es una escena para leerla.

Su “problema” se convierte en su mejor baza para salir de la situación en la que se encuentra. ¿Y cual es su problema? El modo en que gestiona las emociones. Las vive como interruptores que puede encender y apagar a voluntad. El miedo, la ira, el amor… todas ellas puede dejarlas de lado y centrarse solo en buscar soluciones a los problemas que se presentan. Mide, calcula, observa, oye, huele… su mente está continuamente buscando lo que llama “recursos” para resolver el puzzle que le dará la libertad y la venganza.

Es ella la voz que nos cuenta su historia diecisiete años después de ocurrir los hechos.

La otra voz, con otro punto de vista, es la del agente especial del FBI Roger Liu a quien se ha encargado seguir el secuestro de Dorothy Salucci. No hay muchos medios para este caso. Sólo él y “Lola”, a quien llaman así para no desvelar su identidad. Los métodos de Liu y Lola dejan “un poco” de lado las instrucciones que da a sus agentes el FBI. Son más dos “justicieros” con unos pasados que los han marcado y que no dudan en seguir sus propios códigos de lo correcto. Liu tiene una vista y memoria imposible de medir, lo que le hacía un candidato perfecto para ser francotirador, pero su elección fue trabajar en secuestros porque su vida cambió el día que secuestraron a su hermano pequeño.

Lola tiene también una mente incisiva y además cuenta con un olfato fuera de lo común. Entre ella y Liu emprenden la búsqueda de Dorothy y son muy afortunados porque sumándose a su trabajo ocurren una serie de casualidades que les ponen en la pista de donde buscar. Es lo que ellos llaman “osa rosa”, recordando como se resolvió un caso anterior en el que la realidad superó la ficción por mucho. Una niña rescatada de su secuestrador en lo profundo de un bosque por una osa de circo con un tutú rosa.

La trama está muy bien construida. No es una novela larga. Son 366 páginas que pasan en un suspiro. Hay continuos giros que tienen al lector en vilo y las sorpresas van una detrás de otra. Todo queda bien atado al final y no se deja nada sin contar, excepto el pasado de Lola.

¿Y que cuento del final? Pues que la autora puso un broche perfecto. Una refinada venganza.

Es muy difícil para mí transmitiros lo que me gustó la novela sin decir prácticamente nada de la trama para no fastidiaros la lectura. Sólo deciros que la protagonista es especial. Fascinación es la palabra que me viene a la mente para expresar lo que se siente al ver como va armando su venganza y su fuga. Ella se siente poderosa. Está en una situación en la que tiene todas las de perder y sin embargo siente un profundo desdén por su captores. Utiliza a su favor el hecho de que su carcelero la subestime y la odie. Su prioridad: salvar a su bebé. Después la venganza. No la huida y correr hacia la libertad como sería lo esperado de alguien que está retenido contra su voluntad. Tampoco el olvido. Nada de perdón y olvido. No. Solo venganza.

Y como no suelo empatizar con personajes vengativos he llegado al final del libro sin encariñarme con ella. Pero no creo que ese fuese el fin perseguido por la autora. Ha construido un personaje original, diferente de la típica víctima adolescente y muy frío, pero que nos asombra con su manera de actuar. Desde esa perspectiva del asombro creo que la novela es muy buena.

He estado buscando más libros de la autora. Encontré “El extraordinario viaje de Vivenne Marshall”, del que hablan muy bien las críticas de Goodreads. “In the vines” es otra novela que se publicará dentro de un mes aproximadamente. Los dos títulos van a ir a la lista de pendientes de leer. Allí esperarán a que me encuentre de ánimo para pelearme con el diccionario de inglés.