“Latido de tentación” de Nalini Singh.

Psi/Cambiantes es una de las series de romántica paranormal que más me han gustado de todas las que he leído. Es cierto que no todos los títulos están al mismo nivel, pero hasta el más malo está bastante bien escrito y como mínimo es entretenido.

Ahora he decidido releer algunas de las novelas para refrescar porque aunque cada título es, digamos autoconclusivo, centrado en la historia de una pareja, todas están enmarcadas dentro de un mismo universo con una linea temporal, con lo que si lo lees desordenado te haces a ti misma spoiler y encima te montas un buen cacao.

Te cuento a grandes rasgos el mundo futuro creado por Nalini Singh.

La población está dividida en tres grandes grupos de individuos:

Los psi, que detentan el poder. Con apariencia similar a los humanos son todo lógica y frialdad, sin emociones. Mantienen mucho distancia física con otros individuos. Sus hijos son frutos de contratos y son lo más alejado que podamos imaginar de felices y cariñosas familias. Poseen poderes como la telequinesia, telepatía, adivinación, etc. y algunos de ellos pueden ejercer el control mental de otros. Todos los psi están conectados a nivel mental a través de una red, la psi net.

Los cambiantes, en cambio son impulsivos y emocionales. Pueden adoptar a voluntad forma humana o animal, pero cuando adoptan la forma humana tienen muchas de las características del animal como la velocidad o la fuerza. Algunos individuos tienen además escudos naturales que pueden frenar el control mental de los psi. Se organizan en clanes animales que tienen territorios propios. Aunque los hay muy variados la autora se centra sobre todo en el clan de los leopardos y en el de los lobos. Les gusta mucho el contacto físico y son muy amorosos con los suyos. Se abrazan, se protegen los unos a los otros y se quieren.

Los humanos, que es el grupo más débil y el que menos juego da en esta historia.

Empiezo mi lectura de la serie por “Latido de tentación”, en la que nos narra como se convierten en pareja Tammy y Nate, dos encantadores cambiantes del clan leopardo de los DarkRiver, que apareceran en muchas de las novelas posteriores. Tammy es una sanadora y desde los 15 años ha sentido el vínculo de apareamiento que la ata a Nate, pero él se resiste a convertirla de hecho en su pareja porque piensa que es muy joven. Quiere que, antes de comprometerse con él, explore el mundo y viva experiencias, aunque no sea eso lo que ella desea. Él es un centinela, diez años mayor que ella y pertenece a la élite del clan. Posee una disciplina férrea y es capaz de contener sus instintos naturales de tal modo que es capaz de ponernos de los nervios a Tammy, al resto del clan que está deseando que se decida ya de una vez, e incluso a mi que me entraban ganas de ponerle la zancadilla para que en plan película, cayera encima de ella y no pudiese resistirse al cuerpo a cuerpo.

Esta novela, que es muy cortita, se centra sobre todo en la historia romántica. No tenemos aquí una gran introducción al mundo creado por la autora que es el que me tiene enganchada, pero sí encontramos muchas de las características de esta serie: los buenos personajes, el estilo al escribir, tan ágil, los buenos diálogos y la trama interesante. Nalini Singh escribe de un modo que te lleva dentro de lo que te está narrando sin aburrirte en ningún momento. Cuando leo estas novelas soy como una niña que escucha un cuento con la boca abierta y no la cierra hasta llegar al final.

Recomendadísima la serie para aquellos a los que lo paranormal no les eche para atrás y quieran disfrutar de lo lindo con historias románticas para cada novela dentro de la historia de la serie en la que se libra una lucha por el poder, llena de venganzas y de traiciones. Canelita en rama.

“El vizconde que me amó” de Julia Quinn.

SINOPSIS según La Casa del Libro.

Los cotilleos de lady Whistledown no fallan nunca: una vez más, Anthony Bridgerton es el soltero más codiciado de la temporada en la alta sociedad victoriana. Pero este año, el atractivo vizconde, amante de la diversión y enemigo del compromiso, sorprende a todos y decide buscar esposa y sentar cabeza. La joya más preciada, la joven y hermosa Edwina Sheffield, es su elección natural. Pero para conseguirla ha de obtener antes la aprobación de la hermana mayor de la muchacha, Kate. Anthony comprobará que convencer a esa mujer arrogante y decidida de que ha dejado de ser un vividor no es tarea fácil. Como tampoco lo es quitársela de la cabeza cuando llega la noche.

ESTABA DECIDIDA A PROTEGER EL CORAZÓN DE SU HERMANA…

Kate siempre supo que el éxito en sociedad no era para ella: pensaba que era demasiado alta, algo mayor para el matrimonio a sus veintiún años, y no especialmente bella. Por eso se dedica en cuerpo y alma a proteger a su adorable hermana pequeña de todos los vividores sin escrúpulos que la rondan en bailes y reuniones, atraídos por su belleza. Kate se siente más que capaz de mantener a raya a solteros de dudosa fama como el vizconde Anthony Bridgerton… aunque pronto descubrirá que del enfrentamiento a la pasión hay un paso muy pequeño.

¿PERO QUIÉN PROTEGERÍA EL SUYO PROPIO?

Anthony Bridgerton tenía clara una cosa en su vida: que no viviría más años que los que vivió su padre, muerto antes de los cuarenta. Por eso ha decidido vivir su juventud intensamente, sin comprometerse a un amor que quedaría bruscamente interrumpido. Sin embargo, llega un momento en que decide casarse para dejar un heredero. Pero encuentra un formidable obstáculo, la persistente hermana de la novia elegida, que se atreve a desafiarle continuamente. Poco a poco, Anthony descubre en aquella mujer un rival digno de él mismo, capaz de hacerle replantearse muchas cosas… y un ser excepcional del que le va ser muy difícil no acabar enamorado.

MI OPINIÓN:

Definitivamente, esta serie de los Bridgerton es estupenda para divertirte y desconectar.

Con esta novela he tardado un poquito en entrar en calor porque Kate, la protagonista, me parecía un poco exasperante por mandona y controladora, así que leía un poco y lo dejaba. Pero no tardé mucho en meterme en faena y ya caí rendida de las gansadas y el buen rollo que tiene la familia Bridgerton.

Me he divertido mucho con las tonterias de Anthony cuando se da cuenta de que se siente atraido por una mujer que no le gusta. Su cabeza va por un lado y su cuerpo (todo él) va por otro. A ella le pasa otro tanto. Todo es preocupación porque no se case con su hermana porque es un vividor y no es capaz de ver que lo quiere para ella. Son dos tontorrones que no se dan cuenta de sus verdaderos sentimientos.

Una cosa positiva es que ya conoces a los protagonistas de la primera novela de la serie “el duque y yo” y ya los quieres. A unos más que otros (Colin, cada vez que apareces mi corazón brinca de alegría) pero todos los miembros de esa familia son estupendos.

La verdad es que Julia Quinn consigue un toque de comedia ingeniosa y divertida que me alegra la vida. Es el tipo de lectura que necesito cada cierto tiempo para estar de buen humor. Un reconstituyente anímico, eso son.

Si no has comenzado a leer la serie te la recomiendo porque te hará pasar un buen rato. Yo ya estoy en ello. Sin prisa pero sin pausa.

Si quieres ver más opiniones pásate por:

Interpretadoras de letras

Fiebre lectora

Excentriks

“No llores por un beso” de Mary Higgins Clark.

Hola visitante.

Imagino que has aparecido por este blog porque has visto la novela y te ha entrado curiosidad y antes de decidirte a leerla te estas paseando por varias reseñas para ver como está el patio, que las portadas engañan mucho. Pues tengo que decirte que mucho no me ha gustado.

Bajo una exageración “VUELVE LA REINA DEL SUSPENSE” (en ese trono hay demasiada gente) la contraportada nos cuenta un poco de que va:

La periodista Gina Kane recibe un correo electrónico de una tal «CRyan» describiendo la «terrible experiencia» que vivió mientras trabajaba en la famosa cadena de noticias REL News. «Y no me pasó solo a mí», afirma. Gina intenta ponerse en contacto con Ryan, pero, cuando esta no responde a sus mensajes, descubre que la joven ha muerto en un trágico (y extraño) accidente.

Michael Carter, un abogado que trabaja para REL News, se encuentra en una situación muy incómoda: varias empleadas han sufrido acoso sexual por parte del presentador estrella de la cadena, y ahora Carter tiene que comprar su silencio. Es una estrategia arriesgada, pero, si juega bien sus cartas, podría acabar haciéndose rico.

Con la fecha de salida a Bolsa de la empresa cada vez más cerca, los intentos de Carter de impedir que el escándalo se haga público son solo comparables a la férrea determinación de Gina Kane de conseguir que todo salga a la luz. Sin embargo, tras la aparición de nuevas víctimas, no tardará en darse cuenta de que alguien está dispuesto a casi cualquier cosa para mantener la verdad en las sombras…

¿Por qué no me ha convencido? Por varias cosas:

Gina, una periodista freelance un poco al estilo Juana de Arco (ella sola contra el mal), consigue con bastante facilidad información (paga o aparecen testigos fácilmente).

El rollo que justifica que corte con su pareja me parece de película mala.

La película que se monta el negociador en plan teléfonos desechables y portátiles no tiene demasiado sentido para mí.

Muere un personaje, se supone que para silenciarlo y en ningún momento el pobre desgraciado tiene idea de en que consiste el escándalo que se pretende tapar. Eso o yo me he despistado leyendo, que también puede ser.

Adiviné al culpable demasiado pronto siguiendo el método de “la autora señala a mister X, por lo que ese fijo que no es. Tiene que ser un personaje que aparece mucho y no tiene por qué estar tan presente porque la trama no lo demanda y al que no está señalando”.

El final pretende ser alta tensión pero se queda en la pretensión.

Total, que me he quedado un poco “flush” cuando la he terminado. De esta autora he leído varias novelas y tengo el recuerdo de que sus historias me parecían amenas y estaban bien escritas. Este título estaba en la estantería de novedades de la biblioteca y me la traje a casa porque me apetecía algo de suspense, pero lo cierto es que no ha respondido a mis expectativas. No es mala como para abandonar su lectura pero tampoco voy a correr para recomendarla. No creo que mi memoria la guarde durante mucho tiempo.

Si quereis ver otras opiniones pasaros por:

Los mejores libros

La gata negra de bigotes blancos

Negra y mortal

“Magia en el viento” de Christine Feehan.

SINOPSIS DE LA CONTRAPORTADA:

Este breve volumen es la presentación de la historia de las hermanas Drake, pero al mismo tiempo narra la historia de Sarah, la mayor de siete hermanas que viven en un antiguo caserón en un acantilado de Sea Haven, que las protege del mundo exterior.Una profecía predice que, cuando llegue el momento adecuado, la verja se abrirá para dejar entrar al amor de la hermana mayor. A partir de ese instante, las demás irán cayendo en los brazos de sus amores verdaderos una tras otra.

Damon Wilder es un científico que se ha refugiado en Sea Haven. Desde que llegó no hace más que oír la misma frase: «Sarah ha vuelto». Hasta el viento parece repetirlo. Un impulso irresistible lleva a Damon hasta la casa de las hermanas, una casa que no permite la entrada a desconocidos. Sin embargo, cuando Damon llega a la puerta, ésta se abre, invitándole a entrar. La antigua profecía se ha cumplido.

MI OPINIÓN:

Es una novela cortita que te atrapa. La compré como edición limitada a 1 €. Me siento como un pez y esta novela es el gusano colocado en el anzuelo para la compra de las demás, porque lo cierto es que quedas intrigada por todas las historias de las demás hermanas Drake y de los poderes que poseen.

Aparte del romance la trama se centra en que Damon es perseguido por los malos, porque es un cerebrito y quieren que les cuente algo que sabe y que afecta a la seguridad nacional. Ahí es na. Por otro lado, como en tantas novelas donde la magia está presente, nos cuentan que el uso del poder conlleva un sacrificio. No queda claro cual es el precio que pagan y eso sí quiero saberlo.

El amor entre Sarah y Damon es instantaneo, como el café. Atracción total. Es lo que tienen las profecías, que las “víctimas” no tienen elección. Menos mal que se gustan y están encantados con su destino. Aunque pensandolo bien si no se gustasen hubiese sido más divertido. Pero no me quejo, la autora lo cuenta bien.

En esta novela ya se deja entrever que habrá algo entre el sherif y Hanna, la segunda de las hermanas. O eso quiero yo creer porque se llevan fatal y esas historias de enamorados de toda la vida que esconden sus sentimientos detrás de “por favor, no le (o la) soporto” me entretienen muchísimo.

Lo único que me ha molestado ha sido la frecuente referencia a las “risas musicales” de las hermanas. De acuerdo que se quiere hacer visible que tienen buen rollo entre ellas, que se quieren y se divierten pero había veces que me parecía estar en una de esas series de televisión en las que te ponen risas “enlatadas” cada poco rato. Eso sí, aquí eran “risas que fluían con el viento”, más mejores.

Quitando eso me ha resultado una lectura entretenida y fácil de leer y mi intención es seguir con la saga de las “Hermanas Drake”.

Si queréis ver más opiniones podéis pasaros por:

El blog de Vanedis

Entre la lectura y el cine

“Esposa por una semana” de Kelly Hunter.

SINOPSIS según Amazón:

Por mucho que fueran marido y mujer, las muestras de cariño sólo eran en público. Nicholas Cooper necesitaba encontrar una esposa para cerrar un importante trato y Hallie Bennett era lo bastante inteligente y bella para llevar a cabo el trabajo. Hallie necesitaba el dinero y Nicholas prometió comportarse como un perfecto caballero.
Mostrarse cariñosos en público resultó ser sorprendentemente fácil, lo difícil era mantenerse alejados el uno del otro cuando estaban en privado…
Pero ése no era su único problema.

MI OPINIÓN:

Muy divertida. Es una novela cortita que como se ve por el resumen es más de lo mismo que cualquier lector habitual de romántica ha leído hasta la saciedad. Con estos mimbres no hubiese elegido esta lectura si no hubiese sido porque me entró la curiosidad al leer la reseña de Neus en “Sin libros no soy nada” que dijo que le encantó. Y a mi me ha pasado lo mismo.

La historia comienza con Hallie trabajando en una zapatería. Está tan aburrida que se entretiene, aparte de ordenar por marcas y colores y por todo lo que se le va ocurriendo, hablando con los zapatos. En esto está cuando entra Clea, acompañada de su hijo Nick. En una escena un poco disparatada Clea dice que puede servir y que se case con ella. ¿No le había dicho que necesitaba una esposa? Pues eso, un besito para comprobar que hay chispa y ya. Aunque Hallie es un poco remisa a seguirle el juego a esos dos chalados al final cede y hay un beso… simplón… y después otro… EXCITANTE.

Suma y sigue: escenas de comedía (hay una muy similar a esa tan famosa de la película de Franck Capra “Sucedió una noche” en la que Clark Gable coloca una manta a la que llama “las murallas de Jericó” para separar su cama de la de Claudette Colbert), personajes divertidos y adorables, diálogos que tienen muchísima gracia, un viaje a Asia donde tienen que hacer el paripé y fingir que son un matrimonio enamorado y ya tienes una novela genial. ¿Sabes lo dificil que es que yo suelte una carcajada leyendo? Pues me salió una grande y sonora con la muralla China.

Yo ya estoy convencida pero con lecturas como estas me reafirmo en la idea de que no es tanto lo que cuentas sino como lo cuentas. Y por eso te recomiendo que te pases por la reseña de Neus que es supergraciosa y transmite su entusiasmo mucho mejor que yo.

Ya sabes, si te gustan las historias de amor, quieres pasar un buen rato y poner una sonrisa boba de felicidad en tu cara esta es tu novela. Yo ya mismo me voy a buscar si esta mujer ha escrito más cosas.

“El dragón de hielo” de George R.R. Martin, ilustrado por Luis Royo.

Resumen según Norma Editorial.

Todos en la aldea coinciden: Adara es una niña rara, una niña del invierno. Nació durante la peor helada que se recuerda, y el frío se quedó para siempre con ella. Es fácil verla pasear sola por los campos helados o construir imaginarios castillos de arena y hielo. Nadie lo sabe, pero espera, impaciente, la visita del dragón de hielo. Adara no puede entender por qué todos le temen tanto si para ella es su mejor compañero de juegos. Con él se olvida de que el eterno enemigo del norte se acerca peligrosamente a la aldea y que lo mejor sería huir a las tierras cálidas del sur…

Opinión:

Bueno, ¡que puedo decir! George R.R. Martin me parece un buenísimo escritor que con solo un par de páginas ya te sumerge de lleno en una historia y Luis Royo es uno de mis ilustradores favoritos, así que sí: es una joya de colección ¡Si es que además salen dragones!

En la solapa interior de la sobrecubierta del libro aparecen varios comentarios. Uno de los que me parece acertadísimo es el de Fancueva (publicación dedicada a los cómics, ciencia ficción, fantasía, manga, anime, juegos de mesa… en fin, todas esas cosillas que me gustan): “Una buena puerta de entrada para los más pequeños al particular universo de Martin: un mundo de fantasía donde las chicas no son princesas, la guerra no es una hazaña épica y los personajes son complejos y llenos de aristas

Y es eso, un cuento de fantasía de ocho capítulos que se desarrolla en un mundo en guerra y que tiene una protagonista que es especial. Especial porque es una niña fría, como dice su padre. Poco dada a las emociones y a las muestras de cariño vive en su mundo de castillos de nieve, lagartijas de hielo y dragones de hielo.

Si no bastase con las ilustraciones las imagenes que crea en tu mente el texto es hermosa:

“El dragón de hielo era de un blanco cristalino, ese tono blanco tan intensio y frío que casi es azul. Estaba cubierto de escarcha, de modo que cuando movía la piel, esta se rompía y crujía como cruje la capa de hielo de la nieve bajo las botas de un hombre, y se caían copos de escarcha”.

Y es que hasta los títulos de los capítulos me parecieron evocadores, porque solo con leerlos ya tienes la historia:

Niña del invierno

Secretos en la nieve

Cada vez más frío

Fuegos en el norte

Cenizas

Huyendo del fuego

Furia helada

Primavera

Las ilustraciones me parecen una preciosidad. La historia que se cuenta, breve e intensa, me ha gustado un poco menos pero me parece que está muy bien escrita. ¡Que pena con el dragón!

“Orgullo y prejuicio” de Jane Austen, Po Tse y Stacy King.

orgullo y prejuicio manga

“Orgullo y prejuicio” es una de mis novelas favoritas de siempre y por la que me pongo en modo “fan” tragándome todo lo que esté relacionado con ella: película, serie o cómic. Así que, cuando estaba rebuscando joyas entre las estanterías de la librería, me encontré con que Norma editorial tenía publicados varios de los clásicos de la literatura en versión manga. No me pude resistir. Preparé mi dinerillo y me lo regalé.

Ya sabes como comienza: “Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.” Y no entro en detalles porque está comentada hasta la saciedad y analizada desde todos los ángulos como suele pasar con los clásicos de la literatura.

A mi me gusta, entre otras cosas, porque tiene uno de mis tópicos favoritos: “de enemigos a amantes”. Lizzy Bennet y Darcy tienen un mal comienzo y luego mucha pasión escondida detras de intensas y tímidas miradas. El trato es muy formal y educado. A mi me parece magistral el retrato de la sociedad de la época y del papel de las mujeres de una determinada clase social (ni muy ricas ni muy pobres) cuyo única posibilidad de tener una buena vida era hacer un buen matrimonio (entendiendo por bueno con alguien con dinerillo). Supongo que si se casaban con alguien que además fuese joven y sano, sin demasiados vicios, ya se daban por satisfechas.

Contrario a ese proceder y más cerca del de Lizzy Bennet, la misma Jane Austen recibió una propuesta de matrimonio muy conveniente, que rechazó. Os transcribo parte de lo que se cuenta sobre esta escritora en Hablando de Jane Austen:

¿Cuáles eran las ventajas e inconvenientes de un matrimonio con Harris? Las ventajas, eran obvias. Tenían una posición social y económica bastante buena y holgada, conocían el entorno social y geográfico, se llevaban de maravilla con la familia, y se conocían de siempre. Los inconvenientes venían de la educación recibida por Jane. Los Austen tenían claro que tanto los hombres como las mujeres de la familia debían de casarse por amor, respeto y admiración, y nunca por conveniencia. Y Harris…. pues, eso. Aparte de ser un muchacho guapetón y de buena planta, por lo demás debía de ser lo que en castizo llamamos “pavisoso”. Se dedicaba a dar vueltas por la casa, se sentaba medio tumbado en el sofá en las reuniones familiares, no tenía conversación ni aficiones interesantes, y muy poquito de la chispa que estimulaba tanto a Jane.”

Si queréis conocer un montón de detalles interesantes sobre la vida y obra de Jane Austen os recomiendo que paséis por ese sitio web.

Volviendo al manga tengo que decir que el dibujo me ha gustado, más las figuras femeninas que las masculinas. Ellas son preciosas. Ellos demasiado estilizados para mi gusto. Me gustan los chicos más fortachones y más brutotes debajo de esas camisas con encajes. Darcy me recordaba a un vampiro y eso le quitó parte de su encanto.

orgullo 2

Me sobró totalmente que aparecían dibujillos de los personajes en clave humorística a lo largo de todo el manga. Suerte que no demasiado frecuentemente.

Pero en general, aunque no ha llegado a emocionarme como la novela

orgu

o la película

pelicula

no es una compra de la que me arrepienta. La he disfrutado.

“Culpable como el pecado” de Tami Hoag.

Culpable-como-el-pecado-2

RESUMEN según Agapea:

Un secuestrador de sangre fría ha estado jugando un perverso juego con la aterrorizada población de una ciudad de Minnesota. Un respetado miembro de la comunidad es encerrado en prisión, acusado de esos crímenes. Pero cuando otro niño desaparece, llevando nuevamente el pánico a Deer Lake, las preguntas aparecen, inevitables: ¿Acaso la policía se equivocó de hombre? ¿O hay acaso una mente aún más perversa detrás de cada movimiento?

La fiscal Ellen North cree estar construyendo su caso contra el hombre indicado, y que este tiene un cómplice en las sombras. Pero cuando es arrastrada a su juego, su papel cambia de cazadora a víctima, y no puede evitar preguntarse si es capaz de enfrentarse sola a su oponente… una mente malvada, culpable como el pecado.

MI OPINIÓN:

Esta novela es la continuación de “Pecados nocturnos”. Yo creo que se puede leer sin haber leído la primera parte y disfrutarla, pero si tienes intención de leer las dos novelas hay que hacerlo por orden porque si no te cargas la intriga de la primera. Spoiler total porque está todo relacionado.

Para mi es una relectura, con lo que el suspense ya lo tengo perdido, pero la trama es tan adictiva y la ambientación me gusta tanto (en una paisaje inhospito y frío, con nevadas y temperaturas bajo cero bastante frecuentes) que no he podido dejar de leer hasta terminarla. Aunque muchos de los detalles mi memoria no estaba por la labor de rescatarlos antes de comenzar a leerla el nucleo central de la historia estaba fresco y eso que hacía tropecientos años que la leí. Señal de que en su día me impactó.

Mientras que “Pecados nocturnos” se centraba más en la parte policial “Culpable como el pecado” se centra más en la parte judicial, en los enfrentamientos entre fiscal y abogado defensor, en como las pruebas que parecen irrefutables son desestimadas por un juez influenciable, en como se arma una acusación, en como se investiga.

Asistimos a la lucha denonada de la fiscal por procurar justicia para las víctimas y por desentrañar la verdad mientras es sometida a las presiones de sus superiores con aspiraciones políticas y a la presión de los medios interesados en los trágicos sucesos. Ellen North, es esa fiscal encargada de llevar a buen puerto el juicio contra el acusado, un pilar de la comunidad que es muy respetado y en cuyos antecedentes no encuentra ni una miserable multa de tráfico. Ella es la encargada de desenmascarar al monstruo que se encuentra detrás de esa apariencia inofensiva y de hacer valer las pruebas de que disponen.

Entre las personas que han llegado a Deer Lake atraídas por esta historia no solo hay periodistas. Jay Brooks es un abogado que se dedica a escribir novelas exitosas sobre crímenes reales. Ellen le considera un oportunista carroñero que saca beneficio del dolor y la desgracia, lo cual no quita para que se sienta atraída por él. Atracción a la que se resiste, por cierto, dando lugar a un romance con una pasión muy contenida porque ella es muy consciente de lo que se juega al involucrarse en esa relación y además no confía en él.

Otro que llega al pueblo, pero éste con una puesta en escena como la de una estrella de cine, es Tony Costello, un abogado de éxito con una minuta millonaria que se hace cargo de la defensa. Es un tiburón trapacero capaz de cualquier cosa con tal de ganar. A él no le importa ni la verdad, ni la justicia. Tiene un ego como un castillo y una ambición igual de grande.

Aparecen muchísimos personajes más, todos ellos interesantes y con muchos matices, de los que a mi me gustan. Aquí son secundarios los protagonistas de la novela anterior, Mitch, el sheriff y Megan, la policía encargada de investigar la desaparición de Josh Kirkwood, un niño de ocho años.

Pero la desaparición de Josh es solo la pieza de un gran y terrible juego del que no se conocen los jugadores ni las reglas. Ellen pelea e intenta mantenerse firme ante todas las tragedias que se van sucediendo y que parecen formar parte de un plan genialmente pergeñado por una mente criminal que se cree superior.

La ambientación me resultó muy conseguida. Por momentos las descripciones del paisaje me resultaban hasta poéticas y las disfruté, cosa difícil porque tengo tendencia a no detenerme en las descripciones cuando ocupan más de tres renglones.

Conclusión: de esta novela me gusta la trama, los personajes, dónde se localiza la acción, los diálogos (Ellen tiene una lengua rápida y áspera) y el final sorprendente. Vamos, casi todo. La única pega que le pongo es que queda algún hilo suelto como descubrirnos quién contrató al bicho del abogado defensor o que pasó con algunos de los personajes (posibles sospechosos) involucrados en los hechos.

Recomendadísima para los que le guste una buena historia de suspense y les atraigan las que se desarrollan en un tribunal de justicia.

“Si pensara en ti, te despreciaría” de Mhairi McFarlane.

Dicen por ahí que es una novela romántica pero a mí no me ha arrancado ni un suspirito de satisfacción. Más que mariposas en el estómago leyéndola tenía murciélagos feillos.

Hacía tiempo que no me caían tan mal dos protagonistas (¡los dos!) y como toda la historia se centra en ellos y su relación pues mal vamos. Pero seguía leyendo porque quería ver como la autora resolvía la novela y si era capaz de darles un final feliz y creíble a esos dos y que no me hiciese rechinar los dientes. Cosa difícil porque el planteamiento de la historia ya movía a la venganza hacia él. El caso es que ella, “su víctima”, tampoco logró caerme nada bien.

Comienza con una escena al estilo de la película “Carrie”, basada en la novela de Stephen King, de revolver las tripas a cualquiera con un poco de sensibilidad. Aureliana es una chica gorda a quien el chico de quien está encandilada (el guaperas del Instituto, por supuesto) le pregunta si quiere actuar con él en la fiesta fin de curso. Ella sería Montserrat Caballé y él Freddie Mércury. Sin un ensayo ni puesta en común el día D se encaraman los dos juntos en el escenario. El corre cual liebre y la deja sola allá arriba para que gran parte del público le tire dulces y caramelos y se burle de ella por su gordura. Aureliana, en shock, mira hacia el repugnante individuo que le ha puesto la trampa y lo encuentra muy feliz entre bambalinas con un amigo, puño en alto en un gesto triunfal, muerto de risa y llamándola elefante.

¿Es o no es un asco? Me molesta que se intente disculpar a ese “Jaimito” por su juventud. Es mala gente, de esa que se divierte ridiculizando a los demás.

Después de ese inicio entramos en el “presente” de la novela, con Aureliana convertida en Anna, una prestigiosa profesora de Historia , guapa, interesante, culta y ¡vaya por Dios! ¡Delgada! (me fastidia que casi siempre la solución a los problemas adolescentes sea convertirse en cisne. ¿no puede seguir siendo patito feo y además encontrar un hombre maravilloso -que no tiene por qué ser guapo- que la vea atractiva, inteligente, divertida y a la que desee con ansia ?(Colin, protagonista de “Siete días de locura” de Tessa Dare es un ejemplo).

Anna busca pareja por internet pero no ha tenido suerte. Todo el rato quieren convencerte de que es por la inseguridad que arrastra y que no es consciente de su atractivo y de su valor en el mercado “parejil” (si, hoy invento palabros) pero su actitud no es la de alguien acomplejado sino la de alguien seguro de su valor y para quien no parecen dar la talla ninguna de sus citas. A mí ella me resulta muy irritante. No me gustan nada sus pensamientos sobre el pretendiente parlanchín al que empieza a considerar aburrido casi desde el minuto uno en que abre la boca y menos su actitud hacia él. Es hiriente.

Y no me gusta darme cuenta de que lo que más le fascina de su antiguo amor es la guapura. Luego dice que si James tiene ingenio, que si es inteligente… pero lo que a ella la obnubila es su belleza. Toma superficialidad para alguien que ha sufrido acoso por su apariencia física.

Luego hay cosas que me ponen en modo “incrédula total”, como el desencadenante por el que Anna empezó a adelgazar (mis ojos en blanco)

La trama se puede resumir en “el incidente”, momento enemigos, momento amigos y final de pareja feliz.

La autora intenta que nos creamos que consiguen tener una maravillosa amistad que luego se transforma en amor y ese terrible pasado queda “en el pasado” después de una conversacioncilla para que ellos puedan tener su final feliz. Lo siento. A mi no se me ablanda el corazón hacia Jaimito aunque su mujer le haya abandonado y ella no me cae bien solo porque antes tuviese sobrepeso. Encima no hubo ni una escenita con un poquito de pasión en toda la novela para hacer un poco más ameno el asunto. Los únicos besos que había por allí eran esos con los que se despedían en los mensajes por teléfono. Vaya dos sosos. No lograron transmitirme nada de emoción.

En resumen, el estilo no es pesado y no diría que está mal escrito pero como los personajes principales me han desagradado y la historia en sí no me ha gustado pues no puedo recomendársela a nadie.

Por lo que he estado viendo por ahí mi opinión es minoritaria. Os dejo enlace a tres reseñas muy positivas.

Leyendo en la buhardilla de Laura.

Paseando a Miss Cultura

El blog de Wendy

“Te odio, pero bésame” de Isabel Keats.

isabel keats

Resumen en Amazón

Lucas y Candela se conocen desde niños. Según Candela, lo suyo fue odio a primera vista, pero da la casualidad de que India es la mejor amiga de ambos y están condenados a verse a menudo. Eso sí, cada vez que se juntan vuelan los cuchillos.
Todo indica que las cosas seguirán así eternamente, hasta que Candela decide que ha llegado la hora de sentar la cabeza. A pesar de que odia los imprevistos y las sorpresas, está dispuesta a embarcarse en una expedición, nada menos que a Kamchatka, para asegurarse de que Víctor, su novio, es el hombre de su vida. Sin embargo, no ha contado con Lucas quien, al parecer, tiene mucho que decir en el asunto y no está dispuesto a que su pelirroja favorita se lance a semejante aventura con otro que no sea él.
Pero hay cosas que son imposibles, al fin y al cabo, ellos se odian desde siempre… ¿o no?

Mi opinión:

Una historia romántica muy entretenida con algunos momentos de pura emoción.

Después de terminar “Te quiero, baby” de esta autora me quedé un poco con la mosca detrás de la oreja a ver como se solucionaba la enemistad amistosa de años entre Lucas y Candela. Me ha sorprendido la novela porque no esperaba que me gustase tanto.

Él la quiere desde siempre aunque nadie lo diría por como se comporta con ella (chinchándola y poniéndole motes cada vez que se encuentran). Ella, diréctamente, no le soporta, pero su cuerpo, a raíz de un beso “a traición”, reacciona a su contacto y proximidad de una forma que la tiene sorprendida y que no le gusta nada.

El planteamiento de una noche de pasión inolvidable en el pasado (cuando no tenían ni veinte años) en la que Lucas se hizo pasar por el novio de Candela, no me resulta creíble. Es imposible tragarse que ella pasara por alto el olor, la forma de besar o el hecho de que él no hablase en ningún momento de la noche.  Pero da igual, hice con que me lo creía porque después la historia me atrapó. Me interesaba mucho ver lo que iba a hacer Lucas para conquistar a la esquiva Candela. Y fue una sorpresa que los protagonistas se dieran un garbeo por paisajes helados, en una aventura extrema para filmar osos, que me resultó muy amena. Me gustan mucho esas ambientaciones tan de naturaleza.

De los secundarios tanto Jess, que es quién grabará el documental para el que necesitan hacer el viaje, como Víctor, el último novio de Candela y estrella de la televisión que protagonizará el documental, han aportado salsa a la historia. El hecho de que Jess y Cándela se lleven fatal y de que a Víctor le vayan a robar la novia delante de las narices, pues como que anima el viaje.

Me sorprendí emocionándome con las emociones de Lucas, con ese deseo tan controlado, con esa paciencia, esos lentos acercamientos (suaves besos, susurros al oído…) lo cierto es que me encantaban esos momentos. Se me pusieron mariposillas en el estómago en más de una ocasión.

La lectura se me hizo agil y la disfruté. Disfruté sobre todo del personaje de Lucas, con esa mezcla chulesca y tierna. Y eso es porque mis preferencias van más por unos vaqueros desgastados, una botas usadas y un pelo desgreñado que por un traje de marca y un tipo hecho un pincel.

El final fué quizás lo que menos me gustó porque al darle tanto protagonismo a India y Raff, los protagonistas de “Te quiero, baby”, la autora me sacó un poco de la historia de Lucas y Candela que era la que me interesaba.

En fin, que cumple muy bien con lo que se pretende: entretener, divertir y emocionar con sus ratitos de aventura y romance.

Si queréis ver otras opiniones pasaros por:

Érase un libro.

La narradora

Entre libros y más.