“La prueba de hierro” de Holly Black y Cassandra Clare.

magisterium 1 amazon

Lo que encontramos escrito en la contraportada:

Call Hunt no es el primero de su clase. Tampoco el más popular de su colegio, pero tiene un don. El extraño poder de la magia lo ha escogido para entrar en el Magisterium, la escuela de magia más secreta del mundo. Un lugar donde acceden muy pocos privilegiados. Allí descubrirá quién es realmente y cuales son los peligros que el Enemigo le depara. Eso sí, no podrá hacerlo solo. ¿Te atreves a acompañarlo?

OPINIÓN:

“MATA AL NIÑO” es la frase que dejó escrita Sarah en el hielo con la punta de su daga unos instantes antes de morir. Alastair Hunt llega a la cueva helada donde se han refugiado los más débiles de entre los suyos en esa guerra de magos temiéndose lo que va a encontrar. Encuentra un escenario dantesco con todos muertos. Su mujer, sus amigos, los niños. Busca desesperado entre todos a su bebé de meses y lo encuentra con la pierna destrozada pero vivo. Al acercarse al cadaver de su mujer para despedirse ve lo que ha dejado escrito.

Pasan unos once años. Se hace evidente que la última petición de Sarah no fue atendida. Call Hunt es convocado a la prueba para entrar en el Magisterium, la escuela de los magos y las instrucciones de su padre, muy nervioso, son que se concentre y se esfuerce en hacerlo lo peor posible porque la magia no le traerá nada bueno.

Call piensa que no tendrá que esforzarse lo más mínimo en suspender y aunque la prueba es desastrosa queda patente que tiene un gran poder pero poco control sobre él.

A pesar obtener puntuaciones negativas, lo nunca visto en el Magisterium, es seleccionado en el grupo de los mejores alumnos bajo la tutela de uno de los mejores magos: Rufus.

Junto a sus compañeros Aaron y Tamara se aburre como una ostra separando granos de arena por colores. Días y días, interminablamente, mientras los demás grupos hacen cosas muy divertidas y espectaculares con sus maestros. Ellos son los primeros sorprendidos cuando al hacer la primera prueba del curso, una lucha contra seres elementales, demuestran ser los mejores: la concentración, el control, la resistencia… todo lo que han entrenado con la arena les sirve ahí.

Y todo lo que sucede es muy emocionante. El Magisterium es una escuela dentro de túneles laberínticos llenos de maravillas que mantienen al lector pegado a las páginas del libro, lo mismo que el secreto por desvelar. ¿Quien es en realidad Callum Hunt? ¿Por qué su madre quería su muerte? ¿Por qué Alastair Hunt, su padre, no quiere que domine la magia y le lanza un cuchillo cuando ve que no puede impedir que entre en el Magisterium? (hecho que Call interpretó como la entrega de un regalo ya que se detuvo justo delante de él sin hacerle daño).

Hay una guerra latente entre magos aunque han firmado un tratado. Las cosas están calmadas de momento pero se teme que Constantine Madden, el Enemigo de la Muerte, enfrentado al Magisterium, esté preparándose para una ofensiva definitiva. Si “los buenos” quieren tener una oportunidad deben encontrar a un makaris, un mago que domine el caos.

Seres elementales, caotizados, magia, alianzas, batallas, trastadas… Magisterium es una escuela peculiar. Un universo lleno de imaginación muy bien construido.

La verdad es que saqué esta novela de la biblioteca para uno de mis hijos. Es al que menos le gusta leer pero que a la vez tiene una imaginación desbordante, así que tengo que ofrecerle lecturas llenas de color y aventuras. La mayoría de las veces también me atrapan a mi. Empiezo a echarle un ojo para ver de qué van y no lo dejo hasta que acabo.

La prueba de hierro es el primer libro de una serie de cinco. Se me va a hacer muy larga la espera para ver que sucede. Ya están publicados en castellano dos más:

“El guante de cobre”.

cobre 2

Acompaña a Callum, un joven aprendiz de mago, a Magisterium, la escuela de magia mas secreta del mundo. De vuelta a la escuela Magisterium tras las vacaciones los problemas de Callum se intensifican. El Alkahest, un guante de cobre es capaz de quitar sus poderes a los magos, ha sido robado. Y en la búsqueda del culpable, Call y sus amigos, Aaron y Tamara, llaman la atención de unos enemigos muy peligrosos y se acercan a una verdad aun peor

“La llave de bronce”.

bronce 3

No escoges la magia, la magia te escoge a ti. Se supone que los alumnos del Magisterium están en un lugar seguro. Bajo la mirada atenta de los profesores, aprenden a usar la magia para traer orden en un mundo caótico. Pero ahora el caos lucha por desatarse. Call, Tamara y Aaron deberían preocuparse de cosas como los exámenes sorpresa que tendrán y los retos de magia a los que se tendrán que presentar. Sin embargo, después de una inesperada muerte, deberán ir tras la pista de un siniestro asesino y arriesgar sus propias vidas

En cuanto caigan en mis manos os contaré.

Esta novela de Holly Black y Cassandra Clare, en la que muchos ven similitudes a las aventuras de Harry Potter, ha sido un gran descubrimiento.

A Holly Black la tengo en mi lista de pendientes por la recomendación del blog “Juvenil, fantástica y lo que se tercie” y eso me llamó hacia la novela lo mismo que la portada. ¡Me encanta!

Después de esto le echaré también un vistazo a la obra de Casandra y veré si me animo.

Los personajes principales son todos bastante misteriosos.

Alastair Hunt, el padre, es un mago que ha renunciado a la magia por la tragedia vivida No consigo conectar con él. No entiendo muy bien sus motivaciones ni como se siente él respecto a Call.

Tamara por su parte esconde algo en su pasado reprochable que no nos cuentan.

Aaron no tiene familia y su acercamiento a la magia ha sido un poco por casualidad. Algo raro para tener tanto poder.

A Call Hunt tanto su padre como Drew, un compañero de la escuela, le dicen que no sabe quién es en realidad, como si tuviese que conocer un oscuro secreto. Secreto que al final de esta novela nos es desvelado. Un final trepidante y muy de mi gusto.

Pero eso es de lo poco que se resuelve aquí. Hay mucha aventura y mucha acción pero nos quedamos con sentimientos y emociones que mueven a los personajes sin saber muy bien a qué responden. Supongo que nos lo contarán las autoras en las siguientes entregas y esto sólo ha sido para abrir boca.

Me da en la nariz que esto acabará siendo una película. Me la imagino con escenarios al estilo de la serie “Juego de tronos” o “El Señor de los Anillos”. Espectacular.

Esta obra está dirigida a un público infantil y juvenil, pero yo, que soy talludita, la he disfrutado a tope. La parte de mi que disfruta con la fantasía y la magia ha estado feliz. A los que tengan esa misma “parte” os lo recomiendo. A aquellos a los que la ciencia ficción y la fantasía les rechina, lo consideran una sarta de tontunas y lo ven una pérdida de tiempo les diría que por lo menos se lo ofrezcan a los pequeños de la casa para que se inicien en el placer de la lectura. Atrapa y puede competir muy bien con las sacrosantas maquinitas (juegos en tablets, play, etc.).

Algún día os contaré como me va en mi gran batalla contra el canto de sirena de todos los audiovisuales. Horas que les dieras a los niños, horas que dedicarían a jugar con las máquinas. Yo también las disfruto (algunos juegos me hacen reir cantidad) pero creo que los padres tenemos la responsabilidad de abrir su mundo a muchas más cosas: libros, manualidades, ajedrez, excursiones, cocina… y hacerlo atractivo para que pueda competir por su atención.

Y me viene a la cabeza la novela de Galdós “Tormento” que le mandaron leer a mi hijo mayor en el colegio. No sé si os lo he contado ya. Aún siendo un gran lector, que se bebe las novelas que le gustan a velocidad de vértigo, el título es clavadito a lo que supuso para él su lectura. Un tormento. Bueno, aparte de las risas que nos echamos cada vez que le preguntaba qué tal iba y que veía que avanzaba como por un mar de arena movedizas. Muy lentamente. Sin tener a priori nada en contra de la obra de Galdós esa no hubiese sido mi elección para que adolescentes a los que dicen que no les gusta leer (siempre están en los colegios con el tema del fomento de la lectura) se animen a hacerlo. Hay que ofertarles cosas con más vidilla, como esta saga de Magisterium.

Anuncios