“Del odio al amor” de Connie Brockway.

del-odio-al-amor

Sinopsis realizada por “La Casa del Libro”

Cuando Horatio Algernon Thorne dicto testamento, lo hizo a sabiendas de que enfrentaría a dos de sus sobrinos. Avery Thorne, que suspiraba por hacerse con la finca de Mill House, se queda pasmado cuando ve que su prima Lillian Bede es quien se lleva el gato al agua. Y por si fuera poco, la ultima broma del tío Horatio fue una apuesta: Lillian se quedaría definitivamente con la propiedad si al cabo de cinco años podía gobernar Mill House como cualquier hombre. Avery, disgustado, parte para ver mundo. Pero un día recibe una carta que lo hace volver a Mill House. ¿Ayudara a Lillian a conservar la propiedad? ¿O boicoteara todas sus acciones para que pierda la herencia?

Mi opinión:

Partiendo de que me encantan las mujeres luchadoras, con empuje y defensoras de sus derechos podéis imaginar que Lily tiene muchas cualidades para serme simpática.

Es una sufragista convencida y su filosofía de vida viene marcada por el dolor de su madre. Por aquella época las mujeres, en cuestión de derechos, andaban malamente. Muy, pero que muy malamente.

A un marido despechado, aunque tuviese él mismo amantes para caer de un burro, le asistían las leyes para impedir que la “díscola” de su mujer volviera a tener el más mínimo contacto con sus hijos. Y… esto fue lo que pasó. Como consecuencia del abandono del hogar para vivir con el padre de Lily, su madre perdió a los hijos tenidos con su primer marido.

Lily no aspira a casarse ni a ninguna cosa de las que usualmente deseaban las jovencitas de la época. Así que decidida, se arremanga para luchar por demostrar que, ella, una “inútil” mujer, podrá gestionar la propiedad durante 5 años sin perdidas para poder acceder a la herencia de su tío Horacio y que ya estaba prometida a Avery Thorne.

Cuando Avery recibió esta noticia, desilusionado y empobrecido, decidió marcharse a conocer mundo. ¡Quién le iba a decir que, sin buscarlo, conseguiría una gran fortuna con los relatos de sus aventuras!

El comienzo de la novela nos deleita con cruces de cartas entre Avery y Lily. Ella le hace llegar su asignación a cualquier recóndito lugar del mundo donde él esté viviendo: lo más profundo de la selva, el desierto o las montañas. Tanto Avery como sus compañeros reciben esas cartas cada vez con más agrado y diversión.

Antes de finalizar el plazo de los 5 años vuelve para conocer a la mujer que le ha fascinado con sus cartas, en las que le atacaba, tomaba el pelo y entretenía. ¿Queréis un ejemplo de ese cruce de correspondencia? En el blog de romántica no rosa lo tenéis.

Y cuando ambos se encuentran la atracción es inmediata.

Aunque flojea un poquito al final porque tanto caramelo, sentimientos tan exaltados y pasiones tan profundas se me antojan un poco exageradas (eso para mí, que a veces me pongo en modo “poco intenso”) me han gustado mucho los diálogos, los personajes y las situaciones que crea. Es una novela muy entretenida.

También me ha resultado muy interesante la época en que se desarrolla la acción. Me ha hecho recordar una exposición fotográfica que me impactó sobre las primeras sufragistas: las huelgas de hambre, la mención de los pocos derechos que poseían las mujeres como ciudadanas, las manifestaciones, la lucha violenta y sobre todo la trágica muerte de Emily Davison a los pies de los caballos en las carreras de Derby al intentar llamar la atención sobre su causa. Gracias a todas ellas las mujeres somos más libres.

Y en cuanto a los personajes principales, no tengo otra cosa que decir que: “Avery, querido, eres un encanto”. Un buen tipo. Lily no esta mal, pero a quien más quiero es a ti.

“Las chicas de alambre” de Jordi Sierra I Fabra.

las-chicas-de-alambre

Es una novela cortita, que se adentra en el mundo de la fama con sus entresijos tristes y oscuros: soledad, anorexia, drogas, prostitución…

Algo bonito por fuera pero podrido por dentro.

Me ha hecho recordar aquellas revistas con modelos que estaban delgadas de una manera muy poco natural porque los modistos buscaban “perchas”. Era la ropa lo que tenía que destacar. Y recuerdo como ese canon de belleza llegó a calar haciendo que muchas adolescentes iniciasen regímenes salvajes con tal de parecerse a ellas.

A raiz de esta novela me he puesto a curiosear por internet y estoy horrorizada. No es algo del pasado. Modelos con una cierta fama que miden cerca de 1,80 y están por debajo de los 50 Kg. de peso. Y a algunas les han pedido que bajen más aún su peso para conseguir un trabajo. ¡Están locos estos romanos! (que diría Obelix)

El libro te adentra en todo ese mundo tomando como base la desaparición de Vania, una top model que brilló durante unos años con otras dos más: Jess y Cirylle. Se las conocía como “las chicas de alambre”.

La útima pista sobre su paradero la situa en una clínica para tratarse la anorexia nerviosa que padecía. Diez años después no se sabe si está viva o muerta.

Jon M., periodista, es el encargado de investigar esa desaparición. Intentando localizarla nos adentra en los recuerdos de las trágicas muertes de Jess y Cirylle, sus amigas, víctima la primera de una sobredosis y enferma de SIDA y suicida la otra.

La investigación consiste básicamente en las entrevistas a familiares, amigos, antiguos jefes… que nos van dejando un retrato cada vez mas definido de las tres modelos.

Entre medias, salpicaduras de una relación romántica de Jon con Sofía, una modelo en busca de la fama, a la que conoció en una sesión fotográfica cuando fue a entrevistar al fotógrafo que lanzó a la fama a Vania.

La búsqueda de la desaparecida me resultó entretenida pero sin nada destacable. El libro es muy corto para incidir en todos los temas que he mencionado antes con profundidad. No aporta nada que no sepa ya todo el mundo y no hay ningún giro sorprendente en la trama. El final era previsible.

Por otro lado el romance (por decir algo) de Jon con Sofía me resultó frío y nada convincente. Después de leer tantas y magníficas novelas románticas en las que la descripción de una escena con un beso te deja tocado tu corazoncito, encontrarme con esto… me defraudó. Esa parte de la novela me sobró toda. No sé que aportaba a la historia.

En definitiva, no os diré que corráis a leerla pero tampoco es para echarla a los leones. La empecé porque es el resumen de la contraportada me llamó la atención, pero mi respuesta a la pregunta ¿te ha gustado? no puede ser otra que “psscheee”.

MI FAMILIA… MI MEJOR EMPRESA, DE MARIÁNGELES NOGUERAS.

mi-familia-mi-mejor-empresa

Hola de nuevo. Asomo la nariz por el blog para traeros el libro del que os hablé cuando contesté al comentario de Pilar a la reseña de “La Magia del Orden” de Marie Kondo.

SINOPSIS en la contraportada.

La combinación del trabajo profesional con las tareas de la casa, los colegios de los niños y el cuidado de los mayores (cada vez más mayores), puede llevarnos a veces hasta el borde de la locura. ¡Dónde encontrar tiempo para llegar a todo y sobre todo dónde encontrar tiempo para descansar!
Cada día, otra vez el mismo reto: hay que comer tres veces, la casa tiene que estar en orden y los niños a tiempo en la cama. Cada semana hay que lavar y hacer algo para evitar que el montón de ropa para planchar siga creciendo. Los fines de semana, llenos a rebosar, no son ya garantía de descanso y de vida en familia. ¡No es esta la vida con la que habíamos soñado!
En Mi familia… mi mejor empresa, señala la autora como principal causa del estrés, el no tener en cuenta que en la familia (como en una empresa), hay que organizar, hay que delegar, hay que trabajar con disciplina, hay que determinar una estrategia (aunque no se la llame así), hay que establecer prioridades, y siempre hay que tomar decisiones. De esta manera se podrá sacar el tiempo necesario para juntos, en familia, llegar a todo.

OPINIÓN:

Con el novedoso (al menos para mí) planteamiento de asimilar la empresa a la familia recorre todos los ámbitos que creo son importantes para cualquiera: concretar objetivos personales y comunes, determinar la estrategia a seguir (humor, creatividad…), tener en cuenta a los niños, hacer de la casa un hogar, planificación, compras, limpieza, finanzas, tiempo libre y descanso. Os menciono sólo algunos de los apartados porque hay de todo y en todo me parece que predomina el sentido común.

Mariángeles Nogueras es consultora y dirige  O.F.A, una empresa de servicios afincada en Holanda, y con sede en España, especializada en gestión empresarial familiar. Autora de dos libros sobre la combinación trabajo – familia, esta granadina que ha realizo con éxito proyectos tanto  para el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales holandés como para la Comunidad Europea, asegura que “hay que organizar la familia como si de una empresa se tratara, solo así se puede descansar y disfrutar del tiempo libre”

Aquí os dejo el enlace a una entrevista que le hicieron y así os hacéis una idea de sus planteamientos.

Hija de familia numerosa es consciente de la cantidad de trabajo que genera una casa y de las dificultades de conciliar el trabajo con la vida de familia.

Algo que en el libro de Marie Kondo me rechinó mucho fue lo de llegar a casa y sacar las cosas del bolso mientras ponía la tetera a calentar. Eso no tiene nada que ver con mi realidad. Recojo a los niños del colegio. ¿Entramos por la puerta y vacían sus mochilas mientras sus hambrientos padres van calentando la comida? Pues va a ser que no. Sueltan las mochilas en cualquier sitio y los tienes que perseguir para que se laven los dientes, se quiten los zapatos de la calle y hagan las camas. Eso a la vez que te informan o te dan notas del cole: me tienes que comprar esto y lo otro, se me ha roto el cartabón, tengo una invitación a un cumpleaños (eso implica ir a comprar regalo y destinar una tarde al evento) etc. etc. Solo activando el chip de “primero el combustible (comida) y después a la batalla” logramos vivir alegres y felices que no relajados. ¿Es el orden tan importante? Ayuda, pero es más importante un buen ambiente familiar. Risas, cariño y buen humor.

La diferencia aquí, en este magnífico libro, es que se tienen en cuenta todos esos detalles y muchos más. Lo necesario que es que la pareja se apoye mutuamente, la necesidad de delegar, no buscar la perfección, las diferencias culturales, la visión femenina y masculina de lo que es necesario, la importancia de definir el hogar que queremos cada uno de nosotros… todo ello salpicado de anécdotas de amigos, personas a las que ha asesorado y de pautas de organización de las tareas caseras MUY ÚTILES.

Es un libro que me resultó muy ameno y creo que ya voy por la tercera re-lectura, aprendiendo siempre un poquito más.

En el tema bolsos en mi vida hay un antes y un después de este libro. El antes es que compraba y combinaba bolsos con zapatos y ropa. El después es que llevo siempre el mismo bolso hasta que se estropea, casi siempre de color negro y con sus apartados específicos para cada cosa. Antes no encontraba las cosas; metía la mano y revolvía todo dentro y había veces que había que vaciarlo entero para dar con las llaves. Mi ahora es que ya no me he vuelto a estresar por esto ni un solo día.

Y como recomienda esta autora tengo una agenda que llevo a cuestas casi siempre, donde apunto de todo, desde el título del libro que se me antoja hasta lo que urge hacer en el trabajo o las citas del médico. Y mi mente se gana con esto un merecido descanso al no tener que esforzarse en memorizar las miles de minucias que llenan el día. Mis amigos se ríen y mi marido me dice que para eso está el móvil pero yo estoy contentísima con la que tengo que me cabe en el bolso y cumple estupendamente.

Y termino. Os lo recomiendo muchísimo porque, a pesar de su portada tan poco atrayente, insisto, hay muchos consejos útiles entre sus páginas. Eso sí, es para leerlo de un modo más pausado que el de Marie Kondo (mucho más simplón y del que no comprendo el éxito). A ratitos sueltos y con relecturas de los capítulos que más nos interesen.

“Primera dama” de Susan Elizabeth Phillips

primera-dama

 

Sinopsis de Ediciones B.

La joven y hermosa viuda del presidente de los Estados Unidos creyó haberse librarse de la Casa Blanca para siempre, pero las circunstancias la han llevado de nuevo a desempeñar el papel de primera dama.

Aunque no por mucho tiempo, porque Cornelia Litchfield Case ha tomado la firme decisión de escapar —aunque solo sea por unos días—, y así conocer de primera mano la vida de la gente corriente. Lo único que necesita es un disfraz perfecto… y acaba de encontrarlo.

El periodista Mat Jorik es un infeliz del que abusan las mujeres en apuros. Ya se ha resignado a transportar a través del país a las hijas de su difunta ex mujer, cuando se apiada de una hermosa autoes- topista, que no es otra que Cornelia, y le ofrece llevarla a cambio de que se haga cargo de las dos niñas.

Pero los servicios secretos le siguen la pista y es solo cuestión de tiempo que Mat descubra que la mujer a la que cree haber rescatado es la exclusiva de su vida.

Mi opinión.

Que decir de mi apreciada Susanita, a quien recurro siempre, siempre cuando necesito un poco de humor, ligereza y diversión para mi vida. Bueno… a ella, al club de la comedia, a Big ban theory y al grupo “los del perchero” de las chirigotas gaditanas.

La historia principal es un poco rocambolesca y da una idea de la dificultad de llevar una vida pública a alguien que no ha escogido ese tipo de vida. Las renuncias a la privacidad y a una vida digamos “normal” no le han venido dadas por su ambición personal sino por la presión familiar.

En principio el papel de niña rica paseándose por el mundo de la plebe no me ilusionaba mucho, pero la autora tiene el mérito de dibujar personajes encantadores, con caracteres muy definidos a quien les tomas un apego tremendo a pesar de sus imperfecciones. O quizás por ellas.

Al pobre desgraciado del protagonista (su desgracia es vivir rodeado de mujeres… ¡Oh,! ¡qué dura es la vida!) le acabas cogiendo aprecio por lo buenazo que es. A pesar de que es un protestón dedica su tiempo a arrastrar con una caravana por medio pais a una adolescente insolente y a un bebé. Eso sí, aprovecha la oportunidad que el destino le presenta y suma a su grupo a Cornelia para que le ayude a llevar la carga. Y eso que tampoco es que le caiga demasiado bien. Al principio.

Las niñas… son lo mejor de la novela. Le dan el punto cotidiano, los problemillas que le dan salsa a la historia. No sería lo mismo sin ellas dos: una adolescente enfadada con todos y todo (hay que decir que hasta ahora la vida no la había tratado de una modo que propiciase que confiara en los demás) y que es tan protectora, a pesar de su pose, con su hermanita pequeña, un bebé con encanto a raudales.

Los demás secundarios, los amigos del camping, los servicios secretos… también hacen un papel brillante adornando las andanzas por carretera de nuestro grupo.

Los diálogos, como siempre, amenos, divertidos, ágiles.

No es una de mis novelas favoritas de esta autora pero cumple de sobra, como es habitual. Apostar por ella para pasar un buen rato es ganar siempre. Es un valor seguro.

LORETTA CHASE. “Abandonada a tus caricias”.

abandonada-a-tus-caricias

 

 

Este título un poco cursi y que me sugiere un encuentro amoroso lento y dulce no tiene nada que ver con lo que me encuentro aquí: la historia de la Bella y la Bestia pero con unos personajes espléndidos y chispas saltando por todas partes.

Lord Dain, Sebastian Ballister, también conocido como Belcebú, es un noble narigudo con un cuerpo espectacular: muy grande y demasiado moreno. Tuvo una infancia marcada por dos hechos: el amor de su padre brillaba por su ausencia y su madre, una italiana temperamental, les abandonó para marcharse con su amante.

Tras ese suceso su padre le envió a Eton, interno, donde la relación con sus compañeros consistió en burlas, abusos y rechazo por parte de ellos, y orgullo, contestaciones provocadoras y resistencia por parte de él. Todo cambió cuando se impuso a base de golpes convirtiéndose en un pequeño furioso que multiplicó su fuerza.

Aprendió a valerse económicamente por sí mismo. Listo y eficiente se hizo con una pequeña fortuna que le permitió no depender de su padre. Al morir éste convirtió su legado, lleno de deudas, en una próspera propiedad en poco tiempo y se marchó a París a vivir dedicado a la juerga y a las mujeres.

Allí le rodearon y se convirtió en líder de un grupo de desocupados que se dedicaban a lo mismo que él. En busca de uno de esos inconscientes, ya casi arruinado, llega Jessica Trent, nuestra heroína.

¿Su misión? Hacer que su hermano, ese atolondrado ingenuo, se aleje de Lord Dain y de su vida de perdición. Y de paso, que no le fastidie por sus deudas sus planes de independencia: montar un negocio con mucha clase de venta de antigüedades, joyas, etc.

El encuentro entre Jessica y Sebastian fue… magnífico. En una tienda, con un diálogo ingenioso, procaz y descarado a cuentas de un reloj que en su diseño tiene una escena impúdica y atrevida y que Jess quiere comprar para regalárselo a su abuela. Encontrareis una pequeña muestra en el blog “Amor por los libros” cuya autora comparte mi fascinación por la protagonista.

Y de ahí en adelante… algunas escenas de dejarte sin respiración por su erotismo:

– la escena quitándole un guante. Ni Rita Hayworth en Gilda subió tanto la temperatura a los hombres como ese feucho a las lectoras quitándole el guante a Jess.

– Un beso bajo la lluvia que provoca una envidia horrorosa.

Jessica es una mujer pequeña pero fuerte, inteligente y de lengua rápida. Acostumbrada a manejarse con hombres (ha criado a muchos de sus primos), soltera por decisión propia y nada melindrosa, cuando se siente fuertemente atraída por Lord Dain y su imagen de perversidad va a por lo que quiere. Su sentido común, su equilibrio y sus manejos me han tenido de lo más entretenida y admirada. ¡Que mujer tan batalladora!

Sebastian por su parte es un tesoro de dulces en un cofre feo y grande. Es sensible y temperamental hasta la exageración pero lo tiene bien escondido tras una imagen cuidadosamente construida de hombre vividor al que no le importan los demás ni sus convenciones. Hace lo que le place cuando le place y nadie se le enfrenta. Sólo se relaciona con prostitutas y con otros hombres amigos de la vida disipada.

Como es demasiado consciente de su físico (“erase un hombre a una nariz pegado, erase una nariz superlativa…”) no cree de verdad que ella se sienta atraída por él. Ve siempre una segunda intención en sus acciones: aprovecharse de su dinero, la burla, venganza por haber arrastrado a su hermano al abismo… todo con tal de no ver lo que tiene delante de sus narices: que uno no elige sentirse atraído por algo. Llega y ya está. Y a ella… yum, yummm… le gusta. Mucho.

El final puesto que es una novela romántica, ya lo sabemos. Pero hasta que llegan ahí es un placer auténtico el que nos deparan los encuentros entre estos dos. Es una de las novelas que más me ha gustado de las leídas de este género en los últimos meses. De verdad, no os la perdáis.

“Sucedió en otoño” de Lisa Kleypas.

lisa-kleypas-sucedio-en-otono

Segundo libro de las florero.

Esto creo que dicho así me ha quedado muy de andar por casa.

 Me pondré un poquito más redicha.

Con este libro continuamos la serie de las Wallflowers de Lisa Kleypas que iniciamos con “Secretos de una noche de verano”.

Aquí nos las vemos con la ardua tarea de casar a la segunda de nuestras chicas florero, esas que nadie saca a bailar. Es el turno a Lillian, todo fuego y pasión, lenguaraz, divertida, tozuda, inteligente… en resumen, una personalidad brillante.

Como aquí el final es previsible no pasa nada si os digo que el ganador de semejante “fuerza de la naturaleza” es Marcus Westcliff. Marcus es honesto, responsable, atractivo, listo, de la clase noble, rico (muy rico) y todas, pero todas las madres, querrían casar a sus hijas con él. Una perita en dulce es el chaval. Lástima que no soporta a las hermanas Bowman, a las que considera maleducadas y sin clase.

Lillian es la que menos le gusta, o eso cree él, porque… ¡siempre está pendiente de lo que hace! Y como nuestro “estiradillo” no quiere admitir que le atrae se harta de criticarla.

A Lillian tampoco parece que él le caiga muy bien. Un snob ¡eso es lo que es!

Y la trama no depara grandes sorpresas, pero el resultado final es una novela divertida que se lee en un suspiro. Los diálogos, las situaciones, los personajes, todo es de lo mejorcito de Lisa Kleypas.

Hay que hacer especial mención al personaje de Saint John, amigo de Marcus, que tendrá su libro a continuación de éste. Mujeriego, jugador, encantador y vago… ¡es todo lo que Marcus no es!

Para mas detalles pasaros por el blog  A la cama con…un libro. Hicieron una reseña muy divertida (como todas las suyas, por cierto).

 

“La sombra del Hegemón” por Orson Scott Card.

 

la sombra del hegemon 2

 

Aquí nos encontramos… ¡otra portada fea!. De tres leídos un pleno de portadas que no me gustan ni un poquito.

En fin, ¡que le vamos a hacer! Os cuento: tras “El juego de Ender” y “La sombra de Ender” sigo inmersa en las aventuras de Bean, mi habichuelita.

Muchos de nuestros chicos de las escuela de batalla han vuelto a la Tierra tras la confrontación final entre insectores y humanos. Mientras, Ender y Valentine han partido en una nave de colonización en busca de otros mundos.

Imaginamos los sentimientos de desarraigo que sienten al volver a sus hogares y familias siguiendo las vivencias de Petra en Armenia. Petra era la única chica entre los comandantes y una de las mejores bazas de Ender en su lucha contra los insectores. Todos los estudiante de la escuela de batalla dejaron a sus familias siendo muy pequeños, y su infancia tal como debió ser, llena de amor y juegos, se había trocado en competición, estudio y juego militar.

Y un día, Petra es raptada junto con el resto de niños comandantes que dirigieron el ejercito humano a las órdenes de Ender Wiggins. ¿El objetivo? Que acaben sirviendo a la potencia que quiere hacerse con la hegemonía. El único que consigue escapar de ese destino es Bean que sobrevive a dos intentos de asesinato “por los pelos” y se convierte en su esperanza de salvación.

No quiero contar mucho más para no destrozaros la lectura. Desempeñan en los sucesos que conoceremos un papel protagonista tanto Aquiles como Peter Wiggins, ambos bastante ansiosos de poder. Es difícil optar por uno de ellos. Los dos son muy inteligentes y manipuladores. Les diferencia que mientras Peter, que aspira a ser Hegemón, puede ser cruel, Aquiles ya sabemos que es un asesino. Asesina fríamente, sin despeinarse, simplemente quitándose de en medio a aquellos que le han visto débil e indefenso o que interfieren en sus planes. Y Aquiles nunca olvida. Es por eso que Bean es uno de sus principales objetivos.

En la primera mitad aproximadamente de la novela estuve entretenidísima, como en las dos leídas anteriormente. Me gustan mucho las intrigas, las sorpresas y las soluciones ingeniosas a problemas, como el que nos mostró Petra con su dragón y mensaje cifrado, usado para ponerse en contacto con Bean cuando todas sus comunicaciones eran censuradas.

También me gustó la realidad que se escondía tras la aparente mediocridad de los padres de Ender.

Sin embargo, conforme avanzaba en la novela empezó a tomar más peso la estrategia. “Tropas p’allá, tropas p’acá”. Paises con afanes imperialistas, intrigas políticas y traiciones, todo bajo la mano de Aquiles en su insaciable determinación de dominar el mundo. Mientras, en el equipo contrario juegan Peter y Bean, en una alianza que tiene sus desencuentros, pero que es la “menos mala” a la que ambos pueden aspirar.

Y esa parte es la que menos me ha gustado. No sé si tiene algo que ver con el hecho de que sea una chica, porque conforme leía me acordaba de las partidas al juego del RISK de mi adolescencia a las que, de todo el grupo que solíamos salir juntos, solo se apuntaban los chicos. Por cierto, el mismo autor hace referencia a ese juego de estrategia en relación con la novela.

Por lo que respecta al personaje de Bean en esta novela adquiere una dimensión más empática y más emocional en la relación con sus padres, Sor Carlotta y Petra. Y aquí le es desvelado su “previsible” y un poco triste futuro, fruto de la manipulación genética.

El final queda abierto para su continuación y como en general la novela ha resultado bastante satisfactoria creo que seguiré con Bean y dejaré las aventuras de Ender para después.

Otra opinión encontrareis en el blog La Hora falsa.