“Sucedió en otoño” de Lisa Kleypas.

lisa-kleypas-sucedio-en-otono

Segundo libro de las florero.

Esto creo que dicho así me ha quedado muy de andar por casa.

 Me pondré un poquito más redicha.

Con este libro continuamos la serie de las Wallflowers de Lisa Kleypas que iniciamos con “Secretos de una noche de verano”.

Aquí nos las vemos con la ardua tarea de casar a la segunda de nuestras chicas florero, esas que nadie saca a bailar. Es el turno a Lillian, todo fuego y pasión, lenguaraz, divertida, tozuda, inteligente… en resumen, una personalidad brillante.

Como aquí el final es previsible no pasa nada si os digo que el ganador de semejante “fuerza de la naturaleza” es Marcus Westcliff. Marcus es honesto, responsable, atractivo, listo, de la clase noble, rico (muy rico) y todas, pero todas las madres, querrían casar a sus hijas con él. Una perita en dulce es el chaval. Lástima que no soporta a las hermanas Bowman, a las que considera maleducadas y sin clase.

Lillian es la que menos le gusta, o eso cree él, porque… ¡siempre está pendiente de lo que hace! Y como nuestro “estiradillo” no quiere admitir que le atrae se harta de criticarla.

A Lillian tampoco parece que él le caiga muy bien. Un snob ¡eso es lo que es!

Y la trama no depara grandes sorpresas, pero el resultado final es una novela divertida que se lee en un suspiro. Los diálogos, las situaciones, los personajes, todo es de lo mejorcito de Lisa Kleypas.

Hay que hacer especial mención al personaje de Saint John, amigo de Marcus, que tendrá su libro a continuación de éste. Mujeriego, jugador, encantador y vago… ¡es todo lo que Marcus no es!

Para mas detalles pasaros por el blog  A la cama con…un libro. Hicieron una reseña muy divertida (como todas las suyas, por cierto).

 

LISA KLEYPAS. “Secretos de una noche de verano”

LISA KLEYPAS secretosdeunanochedeverano

(Wallflowers 1 de 4)

  • Nº de páginas: 384 págs.
  • Editorial: ZETA BOLSILLO
  • ISBN: 9788496581517

 

OPINIÓN:

Estaba yo perdida entre las páginas del psicoanalista de John Katzenbach, cuando sentí la necesidad de alegrar mi ánimo que estaba un poco mustio. Abandoné (sólo momentáneamente, porque el libro está muy bien) las peripecias del Dr. Starks y, dejándome guiar por las recomendaciones de otros blogs, me lancé, rápida como una centella hacia la serie de “las florero” de Lisa Kleypas (“wallflowers”) esperando un ratito bueno.

¿Mis expectativas se vieron satisfechas?

Sí. Encontré lo que iba buscando: diversión y entretenimiento.

Ambientada en la época de las enaguas, pololos y corsés, este es el primero de cuatro libros, en cada uno de los cuales tengo que casar a una de las chicas de ese tan particular grupo de amigas.

¿Qué las une? Su situación. Todas ellas son de las que se quedan sentadas sin que las saquen a bailar, de silla en silla, de salón en salón. Se pasan todo el tiempo coincidiendo un día tras otro durante “la temporada” (la de caza, pero en vez de venados de maridos) y sin hablar entre ellas. De pronto un día, todo cambia. Hablan y se ponen de acuerdo para la caza de un buen partido: empezarán por ayudar a la más vieja y así una tras otra hasta casarse todas (quedarse solteras no era una opción). Lo que a unas les falta a otras les sobra, y la unión hace la fuerza (y una lista de posibles maridos). ¡No hay nada como organizarse!

Os las presento:

Annabelle Peyton, de noble cuna. Posee una gran belleza pero no tiene dote. No diré que es más pobre que una rata porque sigue manteniendo las apariencias con sus vestidos recosidos gracias a su madre que, obligada por las circunstancias, paga sus deudas convirtiéndose en la amante de un noble bastante repugnante. Le urge pues, encontrar marido rico.

Lillian y Daisy Bowman son dos hermanas venidas de América. Dinero nuevo a la busca y captura de un marido noble, no porque ellas tengan mucho interés sino por imposición de sus papis (más mami que papi, que éste último tiene bastante entretenimiento con sus negocios de jabón). Son muy espontáneas y divertidas, pero lo tienen difícil a pesar de su riqueza porque no saben desenvolverse con soltura entre la múltiples normas sociales no escritas existentes entre la nobleza. Continuamente las encontramos metiendo la pata y llamando la atención. Sobre todo Lillian que es más impulsiva y tozuda.

Evie Jenner, nuestra cuarta “florero” se nos presenta aquí como una chica muy tímida, que habla muy poco y lo poco que lo hace es tartamudeando. Nadie le presta atención a pesar de tener una buena dote y a pesar de su pelo rojo y de su belleza. Es como un ratoncito que solo busca pasar desapercibido. Sobre ella se cierne la alargada sombra de su tía que casi siempre la tiene castigada y vigilada. Más tarde nos enteraremos que quiere casarla con su hijo para quedarse con sus dineros.

La primera parte del libro nos relata quienes son las chicas, que es lo que quieren conseguir, como se van a ayudar unas a otras y quienes son los posibles galanes.

La segunda se centra en la caza de Annabelle y en cómo acaba interfiriendo en ésta su deseo por Simón Hunt.

Un beso robado en la oscuridad un montón de años atrás es todo lo que hay entre esos dos. Y a partir de ahí, cuando coinciden, ella sistemáticamente rechaza bailar con él. Nuestro chico es un nuevo rico salido de los inicios de la Revolución Industrial, un poco burdo y ella está buscando alguien de su clase. Él no es un objetivo deseable.

Simón es hijo de un carnicero que aprovechando su ingenio, capacidad de trabajo y habilidad para las inversiones se codea con los nobles merced a la gran fortuna que ha amasado y a que algunos de sus socios forman parte de ese club de élite que es la aristocracia. Esos socios son los más listos o por lo menos los que intuyen que su mundo está destinado a desaparecer con ese formato de miembros dedicados a la vagancia y a despreciar el trabajo. Lisa Kleypas nos retrata a un montón de secundarios pertenecientes a esta aristocracia como a unos pomposos ridículos que lo único que hacen es vivir de las rentas, ir de caza y relacionarse “ellos y ellos” en inacabables fiestas. En consecuencia, Simón nos parece, en cuanto a atractivo, “lo más”. Y Annabelle debe pensar lo mismo porque renuente acaba por “conformarse” con él dejando de lado a una presa idónea cuando ya casi la tenía en su red.

El resto de la novela se centra en la relación entre la pareja y en como encajan sus respectivos familiares y amigos ese matrimonio. Si quieres la coliflor tienes que querer a los cogollitos, que se dice en mi familia. Y que viene a ser que sí, que vale, que tu te casas con una persona, pero que esa persona adorable tiene familia y amigos (esos son los cogollitos), y los quiere (a veces no te explicas por qué) y que “si o sí” vas a tener que lidiar con eso (los habrá que te caigan mal o los que a ti no te soporten, aquellos con los que te sea difícil convivir, aquellos a los que preferirías no ver aunque no sepas dar una razón para ello… ¡tenemos mucho dónde elegir!)

En resumen, con un buen pero previsible final se alza con el título de “Recomendadísima para pasar un par de tardes entretenidas”.

Os paso un enlace a la reseña del blog de lady Marian que me empujó hacia esta novela.

LISA KLEYPAS.- “El amante de Lady Sophia”

el amante de lady sophia

  • Nº de páginas: 272 págs.
  • Editorial: S.A. EDICIONES B
  • ISBN: 9788466611619

SINOPSIS:

La ciudad de Londres, a comienzos de la era victoriana, es escenario de una encarnizada lucha contra el crimen, que no respeta clases sociales. Desde la muerte de su hermano menor, lady Sophia Sydney tiene un solo objetivo: seducir al juez que lo envió a prisión, y destruirlo política y personalmente. Ross Canon es el magistrado más poderoso de Londres, y su reputación es inmaculada. Conocido como el Monje de Bow Street por el celibato en que vive desde que murió su esposa, desde el primer momento parece una persona muy diferente a la que esperaba Sophia.

OPINIÓN:

La novela es muy amena, como casi todas las de esta autora, y se lee en un suspiro. Está repletita de escenas tórridas y excitantes en las que refleja con naturalidad (demasiado para lo que debía ser la moral de la época victoriana en que se desarrolla la acción) prácticas sexuales como la masturbación, la felación, etc.

Para los que no les guste el sexo explícito: ¡esta no es su novela!

Para los que no les importe demasiado y contemplen leérsela os diré algo de la trama: chica odia a viejo juez por ser el culpable de la muerte de su hermano. El viejo resulta no ser tan viejo, sino un hombre de muy buen ver: viudo, serio, fiel y rico. Y ¿qué pasa con ese dechado de virtudes? Pues que se muere de deseo por la chica nada más verla.

La chica vengativa es una bella persona, educada, cariñosa y considerada con la gente. ¡Adorable! Con ese carácter más parecería que se conformaría con su tragedia y pensaría que “¡son jugadas del destino!”, más que obsesionarse por destrozar al juez por un hermano al que sólo estuvo unida en la niñez. El hermanito se marchó a vivir la vida y acabó en malas compañías.

Su plan para vengarse es un poco birria, la verdad. Le daría una victoria pírrica: ella sería la más perjudicada si se habla de perder la reputación.

Pero bueno, su afán de hundir al juez es lo que da pie a toda la historia romántica y aunque se adivina el desenlace lo cierto es que cuando acabé me centré en las sensaciones:

  • – ¿Me gustó?
  • – Sí.
  • – ¿Por qué, si le veo detalles que no cuadran?
  • – Pues no puedo explicarlo. No puedo decir que esté entre las mejores que he leído pero sí me dejó buen sabor.

Porque, entre otras cosas que no alcanzo a saber cuales son (hoy la claridad no es lo mío), me gusta dónde y cómo se desarrolla la acción: las calles de Londres, los policías, las manifestaciones y asaltos a la cárcel para liberar a un famoso delincuente, la huida de la prisión por los tejados, etc. Al final obtengo romance y aventura. Buena combinación para pasar un buen rato.