“Nina. Diario de una adolescente” de Agustina Guerrero.

portada libro diario de una adolescente

Viñetas y dibujos que te harán sonreír. Me parecen frescos y directos. Así comienza:

nina imagen 2

Nina es un estereotipo. Con ella volvemos a esa edad de descubrimiento que es la adolescencia, cuando experimentamos y todo es tan intenso – las penas y las alegrías -.

Agustina Guerrero, con sus dibujos y pocas palabras nos habla de las inseguridades, el sentido del ridículo, la importancia de la imagen, el hastío por la multitud de órdenes de los adultos que amenazan nuestra libertad, los cambios súbitos de humor, en definitiva, de todas esas cosas que tienen que ver con las emociones y deseos de romper las normas se le suponen a las adolescentes.

nina imagen 3

nina imagen 1

Yo solo reconozco en ella a la adolescente que fui en algunas cosas que siguen siendo válidas en mi vida como adulta, como que entre lo que me gusta está el olor a libro y llorar de la risa. Pero Nina me conquista cuando me trae a la mente actitudes y personas concretas de mi vida en acción. Momentos divertidos que estaban casi olvidados.

La autora es diseñadora gráfica y dibujante. Tiene un blog y está en muchas más redes sociales, donde podéis conocer de primera mano su trabajo. Merece la pena.

Yo la conocí con la novela gráfica “Diario de una volátil”, que me recomendó la señora de la librería. Lo compré, me lo llevé a casa y lo disfruté, si cabe más que este. Mirad un poco del porqué viendo algo de lo mucho que encontrareis en su blog.

diario de una volatil

 

diario de una volatil 3

diario de una volatil 2

Ambas son lecturas idóneas para cualquier momento, cualquier lugar y cualquier edad. Solo hay que acercarse a ellas que el buen rato sale solito al pasar las páginas.

Anuncios

“UN SEDUCTOR SIN CORAZÓN” DE LISA KLEYPAS.

UN SEDUCTOR SIN CORAZON

Sinopsis según la Casa del Libro.

Un capricho del destino. Devon Ravenel, el libertino más encantador de Londres, acaba de heredar un condado, pero su nuevo rango social incluye unas cuantas sorpresas. La propiedad heredada carga con numerosas deudas y las tres inocentes hermanas del conde aún ocupan la casa… junto con Kathleen, Lady Trenear, una joven viuda cuyo agudo ingenio y determinación se equiparan a los del propio Devon. Un choque de voluntades. Kathleen sabe que no debe confiar en un bribón como Devon, pero la fuerte atracción que existe entre ambos es innegable… y tras estrecharla entre sus brazos por primera vez Devon jura hacer lo que sea para poseerla. ¿Conseguirá ella evitar entregarle el corazón al hombre más peligroso que jamás ha conocido?

Opinión.

Teniendo en cuenta que es verano, que está una en plan vago y que apetecen cosas sin complicaciones Lisa Kleypas me parece un valor seguro.

Empezamos con la serie histórica de Los Ravenel, una familia con un genio de mil demonios. Ese genio hace que actúen impulsivamente y claro, si no miden las consecuencias el resultado es que muchos miembros de la familia mueren jóvenes y de forma traumática.

Este primer volumen, “un seductor sin corazón”, comienza con la muerte de Theo Ravenel, que montó un caballo borracho y malhumorado después de discutir con su recién estrenada esposa Kathleen. Consecuencia de tan poco seso fue que se desnucó. Otra consecuencia: su poco apreciado primo Devon hereda todo. Y todo es una hacienda ruinosa, una casa que se cae a pedazos y un montón de arrendatarios y criados de los que hacerse responsable, además de las hermanas de Theo y de su viuda.

Devon está más disgustado que feliz porque su plácida vida se ve zarandeada. Se dirige a Eversby Priory acompañado de su hermano West, muy dado a los excesos, sobre todo el de la bebida, con la intención de echar a las damas y vender todo para liquidar las deudas y quitarse problemas.

Y Kathleen le oye comentar sus planes con lo que ya tenemos el lío formado.

La novela es muy entretenida porque los personajes son interesantes. Para mi es ahí donde Lisa Kleypas tiene su fuerza, en la creación de personajes atractivos, cada uno a su manera. Aquí tenemos a la plácida Helen, la tremenda Cassandra, la hiperactiva Pandora, el dominante Devon, el divertido West, la mandona de Kathleen – en la contraportada dicen que tiene determinación, que es una manera fina de decir lo mismo – y a un montón de secundarios más que harán nuestras delicias. Estas características que he dicho son lo primero que me viene a la mente de cada uno de los personajes pero lo cierto es que todos tienen muchos más matices.

Los personajes, sobre todo los femeninos, no son creíbles para la sociedad de la época. Demasiado libres y alejados de una conducta decorosa. Pero da igual. Son tan vitales, tan extravagantes, tan especiales que por mi como si quiere situar la acción quinientos años antes. Me los quedo a todos, por lo menos, los de esta novela.

Sobre todos ellos adoro a West. Me encanta su evolución de hombre disipado, hastiado de casi todo, a un hombre de campo, fuerte, amable, divertido y tierno – ay, se llevó como mascota a la casa a un cerdito que iban a sacrificar porque le miró, según él, sonriendo- 

Devon también evoluciona muy favorablemente, pero para mi no tiene el mismo encanto. Lo siento, prota.

A todo esto le sumamos que las escenas eróticas están muy bien contadas. No son excesivas y vienen a cuento. 

Seguimos sumando: la autora tiene mano para las escenas divertidas y los diálogos en los que saltan las chispas

Cierras el libro y te preguntas de qué va la historia. Y es simple: Nos cuenta como se van solucionando los problemas de la hacienda y como Devon y Kathleen se van enamorando. Y poco más. Un accidente por aquí, una discusión por allá… Pero la autora lo cuenta tan bien, que no puedes dejarlo. Otra joyita más para la estantería de las románticas.

Me gustaría ser más clara a la hora de decir por qué me gusta tanto esta autora, pero no me es fácil porque es un todo. Leí dos páginas y ya estaba dentro de la historia y no salí hasta la última página. Es una gozada. Tu mente se relaja y sales nueva.

Más a su favor: sin dejar de crear una historia redondita para los protagonistas principales, con lacito y bien atada al final para que se pueda leer de manera independiente, nos pone la miel en los labios con los secundarios. Por favor, quiero leer la historia de Rhys Winterborne y Helen ya. El es un hombre poderoso y rico, hecho a sí mismo. No es aceptado en los círculos de la nobleza por su origen plebeyo, así que un matrimonio con Helen sería un buen acuerdo.

Pinta estupendamente, porque me ha resultado muy atrayente el grandote, mandón y malhumorado señor Winterborne. 

“Asedio y Tormenta” de Leigh Bardugo.

En books google me he encontrado este resumencillo del libro que me ha gustado:

Continuación de “Sombra y hueso”. En su intento por huir de Ravka y dejar atrás a los Grisha, Alina y Malyen se embarcan en un viaje a través del Mar Auténtico. Pero por mucho que lo deseen, hay tres cosas de las que Alina jamás podrá escapar. Su pasado. Su poder. Y su destino.

Porque esta novela es eso. El intento de huir y llevar una vida normal que no podrá ser.

En esta segunda entrega la cosa se pone más intensa. La acción es más trepidante, los personajes secundarios más interesantes, la trama se complica y al final hay una gran batalla que me tuvo sentada al borde de la silla hasta saber el desenlace.

Y… aparece en esta segunda parte mi personaje favorito: Sturmhond, un corsario listo e ingenioso. Es inquieto, curioso, un gran líder, flexible para adaptarse a las circunstancias, con encanto y el único que parece saber lo que se hace. A mi me parece luminoso, cuando hace su aparición inmediatamente me animo. Nunca se que esperar de él, ni con que nos deleitará esa mente sagaz. Se pasa todo el tiempo maquinando como conseguir sus objetivos. No quiero contar mucho porque lo mejor de la novela son los giros imprevistos y la evolución de algunos personajes, con lo que a la mínima que me vaya de la lengua destripo la historia.

El personaje de Alina va tomando conciencia de su poder y aumentándolo. Sigue un poco en plan llorón, aunque ahora la queja es que se siente sola en su posición de poder. Mal es un encanto que la ha cuidado y lo ha arriesgado todo por ella, aunque no tiene más papel en la historia que de su acompañante y amigo. Espero que en la tercera parte brille más.

La mayor parte de la acción se desarrolla en el regreso a la corte de Ravka de Alina y los suyos y como empiezan a organizar la guerra contra el Oscuro, que cada vez es más poderoso.

Conforme hemos ido avanzando en las aventuras la historia ha ido mejorando y ya os puedo adelantar que en la tercera parte el ritmo se mantiene. Definitivamente, Leigh Bardugo es una autora a tener en cuenta. 

“Sombra y hueso” de Leigh Bardugo

imagen sombra y h

Primer libro de la trilogía Grisha.

Sinopsis según Amazón.

Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huérfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía. Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte real para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro.

Mi opinión:

Estoy frotándome las manos. Netflix va a proporcionarnos una serie basada en esta trilogía. Me invade la alegría.

Os cuento de que va este libro que no es para tirar cohetes, pero como ya he terminado con el segundo y el tercero os digo que la cosa mejora muchísimo. Si fuera un libro autoconclusivo diría que no pasa de entretenido pero como no lo es.. tenemos que mirarlo en perspectiva. A ver, aquí Leigh Bardugo nos da a conocer el mundo que ha creado, que resulta bastante refrescante porque tiene muchas similitudes con la Rusia de los Zares. Es un descanso para la mente porque cuando se trata de fantasía, la mayoría de los autores de este género se empeñan en mandarnos de cabeza a la Edad Media. 

Me parece que se ha currado bastante la documentación. Agradezco que en vez de hacer alarde de lo que sabe con descripciones y referencias cansinas nos lo presente todo de manera natural en el desarrollo de la trama: lo que comen, las ropas, la decoración, la arquitectura, los nombres… Por no faltar, no falta ni Rasputín.

Oh, Rasputín ¡Anda que no lo tuvieron difícil sus enemigos para acabar con él! Si parecía un asesinato de comedia: envenenamiento con cianuro que no le afectó más disparo por la espalda. Le dieron por muerto pero más tarde se levantó y salió huyendo. Le volvieron a disparar. Uno de los tiros fue en la cabeza con lo que sus asesinos ya pensaron que por fin lo habían conseguido. Para asegurarse, supongo, y deshacerse del cuerpo lo tiraron al rio. Finalmente, cuando se le hizo la autopsia, se demostró que había muerto ahogado. ¡Increible!

Pues bien, Leigh Bardugo toma a Rasputín, consejero del zar Nicolas II y de la Zarina, y nos lo plantifica en la novela. Igualito. Le cambia el nombre por el de “el Apparat”, consejero del Rey de Ravka, pero es el mismo: un gobernante en la sombra, un monje con pinta de loco fanático, barba infame, despeinado y con pinta nada pulcra, y dueño de una mirada inquietante y profunda. Aquí os lo dejo para que le echéis un vistacillo. Me hacía mucha gracia la referencia al olor a moho cada vez que el personaje estaba cerca de Alina. 

images.jpg rasputin

El personaje de Alina Starkov yo diría que es… tirando a plasta. Ya lo conocemos de muchas novelas juveniles. Uy, mira: ¡No soy guapa! ¡Tengo un gran poder pero no me hace mucha gracia tenerlo! ¡Uy, si uso mi poder aumenta mi belleza! (de patito feo se convierte en cisne) ¡No me siento aceptada en ningún sitio!¡No encuentro mi lugar! ¿Os suena la cosa? No me digáis que esto no está ya muy visto, Pero hay algo distinto, porque a pesar de que la protagonista no me convencía no podía dejar de leer la novela. Estaba enganchada. Algo en el ritmo, en lo bien que cuenta la historia, en lo novedoso de la ambientación… no podría decirlo con certeza.

Por poner más pegas, ya que estoy un poco en esa linea, os cuento que algo que no me cuadró mucho en la construcción del personaje fue que siendo un ratoncito gris que pasaba desapercibido tenía una actitud de demasiada confianza con el Oscuro, quien por ser lo más de lo más, el Grisha más poderoso debía haberla atemorizado un poco. Demasiado respondona.

Vamos con El Oscuro. Es un personaje que tampoco me apasiona demasiado aquí. Es la ambición y las ansias de poder personificadas. Un villano en toda regla al estilo de los de Marvel, de los de poderes terribles. Y atractivo a rabiar, como no podía ser menos (es fantasía juvenil, ¡que diablos!). Alina se siente fascinada por él a pesar suyo.

En cambio el personaje de Mal, un rastreador de el Primer Ejercito de Ravka, amigo de la infancia de Alina me resulta encantador aunque en esta novela no tiene demasiado protagonismo. También es guapo y el objeto del deseo de Alina hasta que se cruza en su camino El Oscuro. Otra cosa ya muy vista. La heroína, antes flacucha y poco agraciada y ahora hermosa, debatiéndose entre a cual de los dos tipazos elegirá, si al bueno o al malo.

El mundo creado por la autora me tiene enamorada. En esta trilogía no lo conocemos mucho porque se centra sobre todo el Ravka y en su guerra civil, apareciendo el resto de países y culturas como enemigos, simples rivales o posibles aliados pero con poca intervención en la trama. Pero yo ya me leí Seis de Cuervos y Reino de Ladrones y ahí ya me ha ganado la autora para siempre jamás. Soy afortunada, porque como está teniendo mucho éxito parece que sigue escribiendo ambientando sus historias en este mundo. Ya tengo apuntada la novela de King of Scars, cuyo protagonista es Nicolai Lantsov, el hijo pequeño del rey de Ravka. Os dejo una entrada al blog maravillosas adicciones por si queréis saber algo sobre ella. 

Volviendo a Ravka, se nos dibuja un país hundido por la guerra y gobernado en apariencia por un rey solo preocupado por dar gusto a sus apetitos y que vive en una ciudad donde todo es ostentación y lujo. Los verdaderos gobernantes son el Apparat, por su influencia en el rey, y el Oscuro, el Grisha más poderoso de todos, cuyo poder proviene de todo lo relacionado con la oscuridad y las sombras. Entre ellos hay una cierta alianza, se sirven el uno del otro, pero no es una unión leal.

Aparte tenemos a los soldados del Primer Ejército, que eran los normalillos como nosotros y los del Segundo Ejército que son los Grisha, humanos con poderes. En realidad los Grisha son los mutantes de toda la vida de Marvel pero con estética rusa, y aquí se dividen en 3 grupos:

Corporalki, la Orden de los Vivos y los Muertos, que a su vez estaban divididos en Mortificadores, que eran capaz de matar sin ponerte una mano encima, y los Sanadores, que como su nombre indica curaban casi todo.

Etherealki, la Orden de los Invocadores, que se dividían en Vendavales, Inferni y Agitamareas. Dominaban el aire, el fuego y el agua respectivamente.

Materialki, la Orden de los Hacedores, que se dividían en Durasts y Alkemi, aunque acabé la novela sin tener demasiado claro a que se dedicaban cada grupo.

Y luego tenemos al resto del los ravkanos, sufridores de la situación de un país en guerra y simples peones en esta partida de ajedrez donde un simple movimiento puede hacer desaparecer una ciudad entera.

Como imaginareis, esta trilogía ya se la ha leído medio mundo y encontrareis reseñas a patadas. Os dejo un par de opiniones y me despido hasta que tenga tiempo de comentaros el segundo libro “Asedio y Tormenta”, que ya os adelanto que tiene a uno de mis personajes favoritos.

Devoradora de letras

Perdida entre historias

Continuará…

“La voz de los árboles” de Tracy Chevalier.


arboles

 

¿Os apetece una de esas novelas de colonos intentando arraigarse en tierras inhóspitas? Pues esta novela tiene mucho de eso, de lucha, de esfuerzo, de penurias, de tragedia y de superación.

James y Sadie Goodenough junto con sus hijos dejan atrás las tierras de su familia en Nueva Inglaterra porque no hay para alimentar a todos. Buscan un nuevo lugar donde establecerse, pero son detenidos por el lodo de los pantanos de Ohio. Es allí donde se quedan, intentando vivir del cultivo de manzanos ya que llevan consigo algunas ramas de los manzanos favoritos de James para injertar las plantas que compren.

Pero Sadie es todo un carácter y prefiere las manzanas para obtener sidra.

Estos dos siempre están enzarzados en una guerra por el tipo de manzanas que plantarán, como expresión de un enfrentamiento más profundo.

La vida en el pantano negro es durísima. Más que vivir, malviven. Muchos de sus hijos morirán por las fiebres y es tal la resignación que les embarga que James hasta cava las tumbas cuando la tierra está blanda en previsión de la siguiente muerte.

No he sentido cercano a ninguno de los personajes. James es un hombre silencioso e introvertido que encuentra más paz entre las plantas que entre las personas y que no frena la crueldad de su mujer con sus hijos por pura pasividad. Sólo se le enfrenta cuando se trata de manzanas. En cuanto a Sadie, me provocó un gran rechazo. Es una borracha perezosa y mal bicho. Como desprecia la dulzura de su hija más tímida y lo desagradecida que es con la vecina que le presta su ayuda cuando están enfermos por la fiebre me la hizo de lo más repelente. Lo de que sea borracha es circunstancial, pero lo egoísta, desleal y fría que es parece que le nace de dentro. Una “joyita”. Los hijos dan una pena inmensa, dependiendo de esos dos especímenes.

Robert, uno de los hijos y el protagonista principal de la historia tiene que abandonar los pantanos para siempre a raiz de algo que sucedió. Algo lo suficientemente terrible como para que siempre se mantenga en movimiento, siempre huyendo y sin que pretenda volver. La incógnita se mantiene hasta bien avanzada la novela.

Los demás quedaron atrás. En casa. Robert escribe cartas a sus hermanos desde muchos lugares. En sus viajes nos acerca a los buscadores de oro, los ganaderos y a los grandes bosques de secuoyas.

Es muy interesante ver los inicios del “turismo de naturaleza”.

Es en el bosque de los árboles gigantes donde conoce al hombre que le dará un trabajo y un objetivo en su vida. Las plantas le apasionan y rápidamente aprende a recoger, seleccionar y transportar semillas y plantas que serán enviadas a Inglaterra donde se venderán a buen precio a los caprichosos terratenientes que quieren novedades en sus jardines.

A pesar de que parece un hombre tranquilo y bueno, con bastante sentido común, Robert tampoco es un personaje con el que lograra empatizar. Para mí la única que brilla de la familia es su hermana pequeña, que huye de una vida terrible para ir a su encuentro cruzando medio país. Una superviviente luchadora que no pierde nunca la esperanza de un futuro mejor.

Ambientada en el siglo XIX nos habla de una época y lugares que no me resultaban muy conocidos. Le concedo la originalidad. Como a mi me gustan las plantas y las flores muchísimo estuve entretenida con todas las andanzas de Robert por esos bosques, pero al que no esté demasiado interesado en esas cuestiones me temo que la novela le resultará un poco pesada.

Está bien escrita y va a ser difícil de olvidar. Hay mucho drama en ese pantano negro. Aunque no consiguió entusiasmarme. A ratos se me hizo lenta y hubo, para mi gusto, demasiadas “cartas a la familia”.

Otros que también la han leído:

La librería de Javier

Libros que hay que leer

Conversando entre libros

“Johnny y los muertos” de Terry Pratchett.

 

pratchet

Como soy hija del caos he empezado sin darme cuenta por la tercera parte de la trilogía. No importa. Se puede leer de manera independiente y disfrutarla.

Este libro es famoso. Tiene entrada en la wikipedia:

La historia comienza con Johnny Maxwell, un niño de doce años, tomando un atajo en el cementerio local de Blackbury para llegar a su casa. En el cementerio, Johnny se encuentra con el espíritu del concejal Thomas Bowler y se da cuenta de que puede interactuar con los espíritus de los muertos. Más tarde, Johnny se encuentra con todos los ocupantes fallecidos del cementerio y discute con ellos la venta del consejo del cementerio abandonado de Blackbury a un conglomerado sin rostro, que planea construir oficinas en él. Varios ciudadanos muertos, liderados por un ex concejal, le piden a Johnny que lo ayude a detenerlo.

Mientras Johnny (ayudado por sus amigos semi creyentes) trata de encontrar evidencia de personas famosas y habla en las reuniones de la comunidad, los muertos comienzan a interesarse por la vida moderna y se dan cuenta de que no están atrapados, como creyeron alguna vez. el cementerio…”

Pero como de verdad empieza es así:

“Johnny nunca llegó a saber por qué empezó a ver muertos.

El regidor le dijo que probablemente se debía a que era demasiado vago para no verlos…”

Aquí ya estaba yo conquistada. Con solo 3 renglones. A mi disposición he tenido un mundo disparatado, unas conversaciones bastante surrealistas entre Johnny y sus amigos y una trama divertida con todos esos muertos emocionados. Curiosos por ver como ha avanzado el mundo interactuan entre ellos y con Johnny de un modo bastante gracioso. En realidad estaban más vivos que algunos vivos si tenemos en cuenta su entusiasmo, su rebeldía, sus ganas de aprender y de disfrutar de la “muerte”. La muerte aparece como una vida en otro plano donde se pueden hacer cosas diferentes.

Había muchas cosas sobre su mundo de muertos que no conocían porque creían que no podían moverse del cementerio. Nadie se lo había dicho pero todos estaban convencidos de que era allí donde debían esperar el juicio final.

Hubo un pistoletazo de salida cuando, después de años de aburrimiento, Johnny pudo comunicarse con ellos. ¡Si que es raro este niño! Y sus amigos son también de exposición: Bigmac, el Serio y el Cojo. Los cuatro unidos en esta aventura disparatada.

Salvar el cementerio de la especulación urbanística se convierte en el objetivo de Johnny. Sus tres colegas le apoyan todo lo que su miedo les permite.

Sí, estar muerto y dentro del cementerio, sin poder salir, tenía que ser francamente aburrido. Coincido con eso. Pero nuestros muertos olfatearon la libertad, vieron la cabina de teléfono al otro lado de la calle, consideraron que tenían que llamar a la radio sin perder un minuto para defender su cementerio, atravesaron la verja y… ¡ya no os cuento más!

Leedlo si queréis pasar un rato entretenidos. Para mí ha sido una lectura refrescante, original y muy cercana a mi sentido del humor. Mi primer acercamiento a Terry Pratchett, que no será el último.

Otra opinión la encontrareis en “el rincón de squallido” que nos informa de que no es el tercer libro de una trilogía aunque diga eso en la contraportada, sino el segundo. Lo dicho. No importa. Se lee de manera independiente sin problemas.

“Blacksad, Artic-Nation” de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido.

blacksad2Portada

En la contraportada:
“En un barrio degradado, en el que dos comunidades se enfrentan por el color de la piel de sus habitantes, el secuestro de una niña actuará de detonador y desatará los instintos más primarios. Racismo, violencia, venganza, intriga y misterio son algunos de los ingredientes de este nuevo thriller, un confuso rompecabezas que sólo el detective privado John Blacksad puede resolver.
En Arctic-Nation, Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido vuelven con una nueva historia, derrochando el mismo talento que en el primer álbum, Un lugar entre las sombras, galardonado con multitud de premios, entre los que destacan los de Autor Revelación y Mejor Álbum en el Saló del Còmic de Barcelona 2001, o las nominaciones al Alph Art del Público y al Álbum Revelación en Angoulême 2001.
Pese a que muchos de los protagonistas de Arctic-nation les duela, este nuevo álbum es puro género negro, muy muy negro…”

 

Opinión:

Como ya sabéis por otras entradas del blog quedé fascinada por los dibujos de Juanjo Guarnido en “Brujeando” y me dediqué a buscar otros trabajos suyos. Es así como dí con las aventuras de Blacksad. 

En esta entrega es cuando nuestro gato conoce a su amigo “Weekly”, un periodista sensacionalista muy descarado. Como llegan a ser amigos con el olfato fino del uno y la alergia al jabón del otro es de esos misterios del “feeling”.

Estamos en The Line, un barrio deprimido. Miss Grey es profesora de uno de los pocos colegios que quedan y ha pedido la ayuda de Blacksad para que investigue la desaparición de una de sus pequeñas alumnas: Kayleigh.

La niña es hija de madre soltera y negra en un lugar donde la supremacía blanca es evidente. Ni siquiera su madre pregunta por ella. El secuestro se atribuye a la banda de negros “Black-claws” pero lo cierto es que las sospechas van mas dirigidas hacia el hijo de Oldsmill, el ricacho del pueblo. Él cuenta entre sus amigos con el jefe de policía (un gran oso polar) a quien conocen Blacksad y Weekly después de un altercado en un bar con algunos de los partidarios de la Artic-Nation.

La estética de los blancos bebe de los símbolos nazis y del ku-klux-clan : color blanco, negro y rojo, brazaletes en los brazos con cruces, túnicas y capuchas blancas, cruces de madera ardiendo, … Bueno, de los símbolos y de las maneras: ejecuciones sumarias, abusos,… nos encontramos aquí a unos cuantos bichos malos escondidos detrás de sus imágenes de probos ciudadanos.

mitin

La banda de los Back-claws en cambio tienen la estética más bien urbana que nos sitúa en barrios peligrosos: cazadoras y guardapolvos de cuero, grandes y llamativas hebillas en los cinturones, collares al cuello, armas al cinto y gafas de sol. El líder de la banda se las quita en un momento un tanto efectista, muy teatral,  para culpar al hijo de Oldsmill.

black

Blacksad interroga a la Dinah, la madre de Kyle,  percatándose de que lo que en ella parece desinterés por la suerte de la niña no es sino desconfianza de la policía. Al poco Dinah aparece muerta, asesinada violentamente.

Este hecho sólo confirma que hay algo oscuro y peligroso debajo de esa superficie calma de vida en el barrio. Blacksad se da de narices con ello en escenas de gran impacto.

Hace mucho tiempo que no leía unos cómics tan, pero tan buenos. La historia te mantiene en vilo y no puedes dejar de leer. Lo empecé una noche bastante tarde y no me pude ir a dormir hasta acabarlo. Es todo. Es la historia, los dibujos, el clima de suspense y las emociones que transmite (ira, miedo, afán de venganza, lástima…).

El contraste además entre el clima de frío y nieve y el fuego en los momentos álgidos de tensión es para mí perfecto.

Lo cierto es que no puedo ponerle ningún pero a esta obra, sólo transmitiros mi entusiasmo. ¡Es chulísima!

Os dejo con la imagen de algunos de sus protagonistas:

protas