Acerca de jelechal

"Lectora voraz" en el pasado ahora reconvertida en "lectora hambrienta". La lista de pendientes no deja de crecer.

“La voz de los árboles” de Tracy Chevalier.


arboles

 

¿Os apetece una de esas novelas de colonos intentando arraigarse en tierras inhóspitas? Pues esta novela tiene mucho de eso, de lucha, de esfuerzo, de penurias, de tragedia y de superación.

James y Sadie Goodenough junto con sus hijos dejan atrás las tierras de su familia en Nueva Inglaterra porque no hay para alimentar a todos. Buscan un nuevo lugar donde establecerse, pero son detenidos por el lodo de los pantanos de Ohio. Es allí donde se quedan, intentando vivir del cultivo de manzanos ya que llevan consigo algunas ramas de los manzanos favoritos de James para injertar las plantas que compren.

Pero Sadie es todo un carácter y prefiere las manzanas para obtener sidra.

Estos dos siempre están enzarzados en una guerra por el tipo de manzanas que plantarán, como expresión de un enfrentamiento más profundo.

La vida en el pantano negro es durísima. Más que vivir, malviven. Muchos de sus hijos morirán por las fiebres y es tal la resignación que les embarga que James hasta cava las tumbas cuando la tierra está blanda en previsión de la siguiente muerte.

No he sentido cercano a ninguno de los personajes. James es un hombre silencioso e introvertido que encuentra más paz entre las plantas que entre las personas y que no frena la crueldad de su mujer con sus hijos por pura pasividad. Sólo se le enfrenta cuando se trata de manzanas. En cuanto a Sadie, me provocó un gran rechazo. Es una borracha perezosa y mal bicho. Como desprecia la dulzura de su hija más tímida y lo desagradecida que es con la vecina que le presta su ayuda cuando están enfermos por la fiebre me la hizo de lo más repelente. Lo de que sea borracha es circunstancial, pero lo egoísta, desleal y fría que es parece que le nace de dentro. Una “joyita”. Los hijos dan una pena inmensa, dependiendo de esos dos especímenes.

Robert, uno de los hijos y el protagonista principal de la historia tiene que abandonar los pantanos para siempre a raiz de algo que sucedió. Algo lo suficientemente terrible como para que siempre se mantenga en movimiento, siempre huyendo y sin que pretenda volver. La incógnita se mantiene hasta bien avanzada la novela.

Los demás quedaron atrás. En casa. Robert escribe cartas a sus hermanos desde muchos lugares. En sus viajes nos acerca a los buscadores de oro, los ganaderos y a los grandes bosques de secuoyas.

Es muy interesante ver los inicios del “turismo de naturaleza”.

Es en el bosque de los árboles gigantes donde conoce al hombre que le dará un trabajo y un objetivo en su vida. Las plantas le apasionan y rápidamente aprende a recoger, seleccionar y transportar semillas y plantas que serán enviadas a Inglaterra donde se venderán a buen precio a los caprichosos terratenientes que quieren novedades en sus jardines.

A pesar de que parece un hombre tranquilo y bueno, con bastante sentido común, Robert tampoco es un personaje con el que lograra empatizar. Para mí la única que brilla de la familia es su hermana pequeña, que huye de una vida terrible para ir a su encuentro cruzando medio país. Una superviviente luchadora que no pierde nunca la esperanza de un futuro mejor.

Ambientada en el siglo XIX nos habla de una época y lugares que no me resultaban muy conocidos. Le concedo la originalidad. Como a mi me gustan las plantas y las flores muchísimo estuve entretenida con todas las andanzas de Robert por esos bosques, pero al que no esté demasiado interesado en esas cuestiones me temo que la novela le resultará un poco pesada.

Está bien escrita y va a ser difícil de olvidar. Hay mucho drama en ese pantano negro. Aunque no consiguió entusiasmarme. A ratos se me hizo lenta y hubo, para mi gusto, demasiadas “cartas a la familia”.

Otros que también la han leído:

La librería de Javier

Libros que hay que leer

Conversando entre libros

Anuncios

“Johnny y los muertos” de Terry Pratchett.

 

pratchet

Como soy hija del caos he empezado sin darme cuenta por la tercera parte de la trilogía. No importa. Se puede leer de manera independiente y disfrutarla.

Este libro es famoso. Tiene entrada en la wikipedia:

La historia comienza con Johnny Maxwell, un niño de doce años, tomando un atajo en el cementerio local de Blackbury para llegar a su casa. En el cementerio, Johnny se encuentra con el espíritu del concejal Thomas Bowler y se da cuenta de que puede interactuar con los espíritus de los muertos. Más tarde, Johnny se encuentra con todos los ocupantes fallecidos del cementerio y discute con ellos la venta del consejo del cementerio abandonado de Blackbury a un conglomerado sin rostro, que planea construir oficinas en él. Varios ciudadanos muertos, liderados por un ex concejal, le piden a Johnny que lo ayude a detenerlo.

Mientras Johnny (ayudado por sus amigos semi creyentes) trata de encontrar evidencia de personas famosas y habla en las reuniones de la comunidad, los muertos comienzan a interesarse por la vida moderna y se dan cuenta de que no están atrapados, como creyeron alguna vez. el cementerio…”

Pero como de verdad empieza es así:

“Johnny nunca llegó a saber por qué empezó a ver muertos.

El regidor le dijo que probablemente se debía a que era demasiado vago para no verlos…”

Aquí ya estaba yo conquistada. Con solo 3 renglones. A mi disposición he tenido un mundo disparatado, unas conversaciones bastante surrealistas entre Johnny y sus amigos y una trama divertida con todos esos muertos emocionados. Curiosos por ver como ha avanzado el mundo interactuan entre ellos y con Johnny de un modo bastante gracioso. En realidad estaban más vivos que algunos vivos si tenemos en cuenta su entusiasmo, su rebeldía, sus ganas de aprender y de disfrutar de la “muerte”. La muerte aparece como una vida en otro plano donde se pueden hacer cosas diferentes.

Había muchas cosas sobre su mundo de muertos que no conocían porque creían que no podían moverse del cementerio. Nadie se lo había dicho pero todos estaban convencidos de que era allí donde debían esperar el juicio final.

Hubo un pistoletazo de salida cuando, después de años de aburrimiento, Johnny pudo comunicarse con ellos. ¡Si que es raro este niño! Y sus amigos son también de exposición: Bigmac, el Serio y el Cojo. Los cuatro unidos en esta aventura disparatada.

Salvar el cementerio de la especulación urbanística se convierte en el objetivo de Johnny. Sus tres colegas le apoyan todo lo que su miedo les permite.

Sí, estar muerto y dentro del cementerio, sin poder salir, tenía que ser francamente aburrido. Coincido con eso. Pero nuestros muertos olfatearon la libertad, vieron la cabina de teléfono al otro lado de la calle, consideraron que tenían que llamar a la radio sin perder un minuto para defender su cementerio, atravesaron la verja y… ¡ya no os cuento más!

Leedlo si queréis pasar un rato entretenidos. Para mí ha sido una lectura refrescante, original y muy cercana a mi sentido del humor. Mi primer acercamiento a Terry Pratchett, que no será el último.

Otra opinión la encontrareis en “el rincón de squallido” que nos informa de que no es el tercer libro de una trilogía aunque diga eso en la contraportada, sino el segundo. Lo dicho. No importa. Se lee de manera independiente sin problemas.

“Elegidas” de Kristina Ohlsson.

elegidas_9788467007091

Sinopsis que me encontré en Amazón:

En una lluviosa tarde de verano, en una estación cerca de Estocolmo, una niña es secuestrada en un tren. A pesar de haber cientos de potenciales testigos, nadie ha visto nada. Fredrika Bergman, analista criminal de la policía sueca, participa en el equipo especial encargado del caso, bajo la dirección de Alex Recht.

Las primeras sospechas recaen en el padre de la niña, separado de la madre y con un sórdido historial. Pero Fredrika y su equipo pronto descubren que el caso es mucho más que una disputa familiar. La desaparición de la niña no es más que el comienzo de una pesadilla en la que se han de enfrentar a una mente criminal tan astuta como despiadada.

Opinión:

Otra más de novela negra sueca publicada. No soy muy de modas, pero están traduciendo tantas novelas de este género escritas por autores del norte de Europa que siempre encuentras algo de interés.

Si soy sincera la novela negra en las que las víctimas son niños no suelo leerlas porque me generan malestar. Aun así, hojeé ésta en la biblioteca y me la llevé para casa. La portada ya genera tristeza… unos zapatitos rojos “abandonados”. Pensé… la empiezo y si no tengo estómago para ella pues no será la primera vez que dejo una sin terminar.

Comienza ya chungo porque aparece una escena de un niño maltratado por un adulto. Y con esto la autora, desde el principio, te empuja a tener emociones encontradas hacia el asesino. Le conoces. No sabes su nombre ni lo que le empuja. Sabes que lo que hace es terrible pero no puedes evitar sentir pena por alguien que sobrevivió a la brutalidad y que quedó roto convirtiéndose también en una persona brutal y peligrosa. Bueno, eso lo que deduce esta lectora desde las primeras páginas.

Dedicados a cazar al responsable de la desaparición de la niña tenemos a un equipo policial en el que sus tres principales miembros no me han gustado mucho.

Alex es el jefe. Se supone que es una estrella de la policía, superguay, al que todos respetan y con quien es un honor trabajar. El talento que dicen que posee no se le ve, porque las pesquisas empiezan totalmente desencaminadas y el tiempo se agota. Y el lector está ahí mordiéndose las uñas con ganas de empujarles.

Me viene a la cabeza algo que contaban de una película de Hitchcock. Una mesa, con unos tipos riéndose y jugando a las cartas tan tranquilos. Debajo hay una bomba. La tensión se genera porque el que ve la peli sabe que va a estallar pero no puede intervenir.

Pues en esta novela es igual. Pavos, que vais por un camino equivocado. Pero no puedes hacer que cambien el rumbo.

Fredrika, la colaboradora civil del grupo policial lo hace. Consigue imponer su criterio (convenciendo a la estrella) y encaminar la investigación. Este personaje es muy frío. Hermosa y reservada tiene menos empatía que un pez frito. Evoluciona bien a lo largo de la novela pero no es para tirar cohetes.

Peder, el tercero del trío investigador es un tontaina. Me resultó insufrible dedicado a sus devaneos amorosos, siempre queriendo figurar e ir por delante de Fredrika en la consideración del amadísimo César (Alex). Su comportamiento me pareció infantil con esa competición que se monta en el trabajo y ya no hablamos de como enfrenta la depresión post-parto de su mujer. Penoso.

Y aunque los polis no me han gustado, la novela me ha resultado interesante. Quieres entender las “retorcidas” motivaciones del asesino y saber como va a resolver el caso la policía. También quieres saber como acaban esos tres mosqueteros, porque la autora también te hace conocer parte de la “vida privada” de los protagonistas. Tengo que decir que eso me generó curiosidad pero no hizo que me fueran más cercanos. Mi corazón sigue helado. No les cogí ni pizquita de cariño.

El final, inesperado. No lo ví venir. Y me dejó una triste sensación.

“Blacksad, Artic-Nation” de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido.

blacksad2Portada

En la contraportada:
“En un barrio degradado, en el que dos comunidades se enfrentan por el color de la piel de sus habitantes, el secuestro de una niña actuará de detonador y desatará los instintos más primarios. Racismo, violencia, venganza, intriga y misterio son algunos de los ingredientes de este nuevo thriller, un confuso rompecabezas que sólo el detective privado John Blacksad puede resolver.
En Arctic-Nation, Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido vuelven con una nueva historia, derrochando el mismo talento que en el primer álbum, Un lugar entre las sombras, galardonado con multitud de premios, entre los que destacan los de Autor Revelación y Mejor Álbum en el Saló del Còmic de Barcelona 2001, o las nominaciones al Alph Art del Público y al Álbum Revelación en Angoulême 2001.
Pese a que muchos de los protagonistas de Arctic-nation les duela, este nuevo álbum es puro género negro, muy muy negro…”

 

Opinión:

Como ya sabéis por otras entradas del blog quedé fascinada por los dibujos de Juanjo Guarnido en “Brujeando” y me dediqué a buscar otros trabajos suyos. Es así como dí con las aventuras de Blacksad. 

En esta entrega es cuando nuestro gato conoce a su amigo “Weekly”, un periodista sensacionalista muy descarado. Como llegan a ser amigos con el olfato fino del uno y la alergia al jabón del otro es de esos misterios del “feeling”.

Estamos en The Line, un barrio deprimido. Miss Grey es profesora de uno de los pocos colegios que quedan y ha pedido la ayuda de Blacksad para que investigue la desaparición de una de sus pequeñas alumnas: Kayleigh.

La niña es hija de madre soltera y negra en un lugar donde la supremacía blanca es evidente. Ni siquiera su madre pregunta por ella. El secuestro se atribuye a la banda de negros “Black-claws” pero lo cierto es que las sospechas van mas dirigidas hacia el hijo de Oldsmill, el ricacho del pueblo. Él cuenta entre sus amigos con el jefe de policía (un gran oso polar) a quien conocen Blacksad y Weekly después de un altercado en un bar con algunos de los partidarios de la Artic-Nation.

La estética de los blancos bebe de los símbolos nazis y del ku-klux-clan : color blanco, negro y rojo, brazaletes en los brazos con cruces, túnicas y capuchas blancas, cruces de madera ardiendo, … Bueno, de los símbolos y de las maneras: ejecuciones sumarias, abusos,… nos encontramos aquí a unos cuantos bichos malos escondidos detrás de sus imágenes de probos ciudadanos.

mitin

La banda de los Back-claws en cambio tienen la estética más bien urbana que nos sitúa en barrios peligrosos: cazadoras y guardapolvos de cuero, grandes y llamativas hebillas en los cinturones, collares al cuello, armas al cinto y gafas de sol. El líder de la banda se las quita en un momento un tanto efectista, muy teatral,  para culpar al hijo de Oldsmill.

black

Blacksad interroga a la Dinah, la madre de Kyle,  percatándose de que lo que en ella parece desinterés por la suerte de la niña no es sino desconfianza de la policía. Al poco Dinah aparece muerta, asesinada violentamente.

Este hecho sólo confirma que hay algo oscuro y peligroso debajo de esa superficie calma de vida en el barrio. Blacksad se da de narices con ello en escenas de gran impacto.

Hace mucho tiempo que no leía unos cómics tan, pero tan buenos. La historia te mantiene en vilo y no puedes dejar de leer. Lo empecé una noche bastante tarde y no me pude ir a dormir hasta acabarlo. Es todo. Es la historia, los dibujos, el clima de suspense y las emociones que transmite (ira, miedo, afán de venganza, lástima…).

El contraste además entre el clima de frío y nieve y el fuego en los momentos álgidos de tensión es para mí perfecto.

Lo cierto es que no puedo ponerle ningún pero a esta obra, sólo transmitiros mi entusiasmo. ¡Es chulísima!

Os dejo con la imagen de algunos de sus protagonistas:

protas

 

“La prueba de hierro” de Holly Black y Cassandra Clare.

magisterium 1 amazon

Lo que encontramos escrito en la contraportada:

Call Hunt no es el primero de su clase. Tampoco el más popular de su colegio, pero tiene un don. El extraño poder de la magia lo ha escogido para entrar en el Magisterium, la escuela de magia más secreta del mundo. Un lugar donde acceden muy pocos privilegiados. Allí descubrirá quién es realmente y cuales son los peligros que el Enemigo le depara. Eso sí, no podrá hacerlo solo. ¿Te atreves a acompañarlo?

OPINIÓN:

“MATA AL NIÑO” es la frase que dejó escrita Sarah en el hielo con la punta de su daga unos instantes antes de morir. Alastair Hunt llega a la cueva helada donde se han refugiado los más débiles de entre los suyos en esa guerra de magos temiéndose lo que va a encontrar. Encuentra un escenario dantesco con todos muertos. Su mujer, sus amigos, los niños. Busca desesperado entre todos a su bebé de meses y lo encuentra con la pierna destrozada pero vivo. Al acercarse al cadaver de su mujer para despedirse ve lo que ha dejado escrito.

Pasan unos once años. Se hace evidente que la última petición de Sarah no fue atendida. Call Hunt es convocado a la prueba para entrar en el Magisterium, la escuela de los magos y las instrucciones de su padre, muy nervioso, son que se concentre y se esfuerce en hacerlo lo peor posible porque la magia no le traerá nada bueno.

Call piensa que no tendrá que esforzarse lo más mínimo en suspender y aunque la prueba es desastrosa queda patente que tiene un gran poder pero poco control sobre él.

A pesar obtener puntuaciones negativas, lo nunca visto en el Magisterium, es seleccionado en el grupo de los mejores alumnos bajo la tutela de uno de los mejores magos: Rufus.

Junto a sus compañeros Aaron y Tamara se aburre como una ostra separando granos de arena por colores. Días y días, interminablamente, mientras los demás grupos hacen cosas muy divertidas y espectaculares con sus maestros. Ellos son los primeros sorprendidos cuando al hacer la primera prueba del curso, una lucha contra seres elementales, demuestran ser los mejores: la concentración, el control, la resistencia… todo lo que han entrenado con la arena les sirve ahí.

Y todo lo que sucede es muy emocionante. El Magisterium es una escuela dentro de túneles laberínticos llenos de maravillas que mantienen al lector pegado a las páginas del libro, lo mismo que el secreto por desvelar. ¿Quien es en realidad Callum Hunt? ¿Por qué su madre quería su muerte? ¿Por qué Alastair Hunt, su padre, no quiere que domine la magia y le lanza un cuchillo cuando ve que no puede impedir que entre en el Magisterium? (hecho que Call interpretó como la entrega de un regalo ya que se detuvo justo delante de él sin hacerle daño).

Hay una guerra latente entre magos aunque han firmado un tratado. Las cosas están calmadas de momento pero se teme que Constantine Madden, el Enemigo de la Muerte, enfrentado al Magisterium, esté preparándose para una ofensiva definitiva. Si “los buenos” quieren tener una oportunidad deben encontrar a un makaris, un mago que domine el caos.

Seres elementales, caotizados, magia, alianzas, batallas, trastadas… Magisterium es una escuela peculiar. Un universo lleno de imaginación muy bien construido.

La verdad es que saqué esta novela de la biblioteca para uno de mis hijos. Es al que menos le gusta leer pero que a la vez tiene una imaginación desbordante, así que tengo que ofrecerle lecturas llenas de color y aventuras. La mayoría de las veces también me atrapan a mi. Empiezo a echarle un ojo para ver de qué van y no lo dejo hasta que acabo.

La prueba de hierro es el primer libro de una serie de cinco. Se me va a hacer muy larga la espera para ver que sucede. Ya están publicados en castellano dos más:

“El guante de cobre”.

cobre 2

Acompaña a Callum, un joven aprendiz de mago, a Magisterium, la escuela de magia mas secreta del mundo. De vuelta a la escuela Magisterium tras las vacaciones los problemas de Callum se intensifican. El Alkahest, un guante de cobre es capaz de quitar sus poderes a los magos, ha sido robado. Y en la búsqueda del culpable, Call y sus amigos, Aaron y Tamara, llaman la atención de unos enemigos muy peligrosos y se acercan a una verdad aun peor

“La llave de bronce”.

bronce 3

No escoges la magia, la magia te escoge a ti. Se supone que los alumnos del Magisterium están en un lugar seguro. Bajo la mirada atenta de los profesores, aprenden a usar la magia para traer orden en un mundo caótico. Pero ahora el caos lucha por desatarse. Call, Tamara y Aaron deberían preocuparse de cosas como los exámenes sorpresa que tendrán y los retos de magia a los que se tendrán que presentar. Sin embargo, después de una inesperada muerte, deberán ir tras la pista de un siniestro asesino y arriesgar sus propias vidas

En cuanto caigan en mis manos os contaré.

Esta novela de Holly Black y Cassandra Clare, en la que muchos ven similitudes a las aventuras de Harry Potter, ha sido un gran descubrimiento.

A Holly Black la tengo en mi lista de pendientes por la recomendación del blog “Juvenil, fantástica y lo que se tercie” y eso me llamó hacia la novela lo mismo que la portada. ¡Me encanta!

Después de esto le echaré también un vistazo a la obra de Casandra y veré si me animo.

Los personajes principales son todos bastante misteriosos.

Alastair Hunt, el padre, es un mago que ha renunciado a la magia por la tragedia vivida No consigo conectar con él. No entiendo muy bien sus motivaciones ni como se siente él respecto a Call.

Tamara por su parte esconde algo en su pasado reprochable que no nos cuentan.

Aaron no tiene familia y su acercamiento a la magia ha sido un poco por casualidad. Algo raro para tener tanto poder.

A Call Hunt tanto su padre como Drew, un compañero de la escuela, le dicen que no sabe quién es en realidad, como si tuviese que conocer un oscuro secreto. Secreto que al final de esta novela nos es desvelado. Un final trepidante y muy de mi gusto.

Pero eso es de lo poco que se resuelve aquí. Hay mucha aventura y mucha acción pero nos quedamos con sentimientos y emociones que mueven a los personajes sin saber muy bien a qué responden. Supongo que nos lo contarán las autoras en las siguientes entregas y esto sólo ha sido para abrir boca.

Me da en la nariz que esto acabará siendo una película. Me la imagino con escenarios al estilo de la serie “Juego de tronos” o “El Señor de los Anillos”. Espectacular.

Esta obra está dirigida a un público infantil y juvenil, pero yo, que soy talludita, la he disfrutado a tope. La parte de mi que disfruta con la fantasía y la magia ha estado feliz. A los que tengan esa misma “parte” os lo recomiendo. A aquellos a los que la ciencia ficción y la fantasía les rechina, lo consideran una sarta de tontunas y lo ven una pérdida de tiempo les diría que por lo menos se lo ofrezcan a los pequeños de la casa para que se inicien en el placer de la lectura. Atrapa y puede competir muy bien con las sacrosantas maquinitas (juegos en tablets, play, etc.).

Algún día os contaré como me va en mi gran batalla contra el canto de sirena de todos los audiovisuales. Horas que les dieras a los niños, horas que dedicarían a jugar con las máquinas. Yo también las disfruto (algunos juegos me hacen reir cantidad) pero creo que los padres tenemos la responsabilidad de abrir su mundo a muchas más cosas: libros, manualidades, ajedrez, excursiones, cocina… y hacerlo atractivo para que pueda competir por su atención.

Y me viene a la cabeza la novela de Galdós “Tormento” que le mandaron leer a mi hijo mayor en el colegio. No sé si os lo he contado ya. Aún siendo un gran lector, que se bebe las novelas que le gustan a velocidad de vértigo, el título es clavadito a lo que supuso para él su lectura. Un tormento. Bueno, aparte de las risas que nos echamos cada vez que le preguntaba qué tal iba y que veía que avanzaba como por un mar de arena movedizas. Muy lentamente. Sin tener a priori nada en contra de la obra de Galdós esa no hubiese sido mi elección para que adolescentes a los que dicen que no les gusta leer (siempre están en los colegios con el tema del fomento de la lectura) se animen a hacerlo. Hay que ofertarles cosas con más vidilla, como esta saga de Magisterium.

“Menos es más” de Francine Jay.

menos es mas

Sinopsis encontrada en Amazon.

Alguna vez te has sentido agobiado por todas tus posesiones? Albergas el deseo secreto de que un huracán se lleve todo lo que se acumula en tu casa? Si es así, ¡ha llegado el momento de simplificar tu vida!

Menos es mas es una guía amena y sencilla para vivir de manera minimalista.

Francine Jay nos presenta el método STREAMLINE, diez sencillos pasos para deshacernos de todo lo innecesario, aplicados de manera especifica para cada habitación de tu hogar.

Listo para acabar con el desorden y la acumulación? No tienes mas que empezar a leer este libro para emprender el camino hacia una vida más sencilla, más ordenada y más serena.

OPINIÓN: 

“Como ordenar, organizar y simplificar tu casa y tu vida”

“El minimalismo es hacer espacio para lo que más importa”

Estas son las frasecillas que hicieron que me picase la curiosidad y que empezara el libro. Después de su lectura y de muchos ratitos de videos diferentes tengo que confesar que ando por la “senda del minimalismo”. Esto para una acumuladora como yo parecía traumático, pero francamente, ya toqué fondo. Hartita estoy de tantas cosas que no se usan en casa y que se comen mi tiempo de vida para mantenerlas ordenadas y limpias.

Ahora, como el ave fenix, he resurgido de mis cenizas. De pollo sepultado por trastos vuelo cual ligero cisne de bonito plumaje. He empezado a cuestionarme muchas de mis posesiones. Los libros todavía no han entrado en la ecuación (y no se si algún día entrarán) pero ropa, juguetes, zapatos y papeles varios ya han iniciado su camino: fuera de mi casa.

Un inciso: Hay que poner un poco de calma a tanta emoción. Me emocioné tirando zapatos rotos y desgastados y unas zapatillas con un “rotito” llevaban dentro unas plantillas de ortopedia de mi niña. Fueron a la basura y me habían costado una pasta. Si vamos a cambiar de hábitos hagámoslo con calma.

Me gusta la división que nos plantea la autora en Trasto, tesoro y traspaso. Puzzles de pocas piezas, libros infantiles y ropa han sido seleccionados para el Traspaso. ¿Son bonitos? Si. ¿En mi vida actual van a volver a tener utilidad? No. Mejor dárselos a quien pueda disfrutar de ellos.

Cuando leí el libro de Marie Kondo “La magia del orden” no quedé muy satisfecha porque el hecho de tener que desprenderme de tanto me generaba ansiedad. No era el momento. Ahora simplemente es que pienso que no hay sitio y es un duelo al estilo del oeste: o los trastos o yo.

Del libro me ha hecho mucha gracia la idea de que los trastos son “sociables” y que no les gusta estar solos. Dejas algo en una encimera, te acostumbras a verlo ahí y al cabo de un tiempo está acompañado. Puedo dar fe de que eso es totalmente cierto. En mi casa usamos la palabra “perdedero” para denominar a esos puntos negros donde se dejan cosas sin colocar y donde luego buscar algo te da una pereza infinita. Lo siento por ellos, pero estoy determinada a que desaparezcan totalmente. ¡Aniquilación!

Me ha sido de mucha utilidad el hacer el proceso que en su momento Marie Kondo propuso y que Francine Jay también defiende. No pensar en aquello de lo que me desprenderé sino en aquello con lo que me quedaré.

En este libro te plantea visualizar tus habitaciones ideales y cómo podrías hacer las que tienes lo más parecidas posible. Encimeras despejadas, cajones ordenados, una vajilla que te guste… no es tan difícil de conseguir. Lo que ha empezado como una necesidad ha pasado a ser hasta divertido.

Mientras rompo papeles, ordeno cajones y doblo calcetines me pongo el programa “Redes” de Punset y me entretengo escuchando entrevistas interesantísimas.

Este libro está muy bien para los que estén interesados en esta forma de vida. Cuando desaparece el “ruido” de todas las cosas que hay que hacer y de las agendas superocupadas se queda lo importante: que momentos quiero vivir y con quién. Tus amores vuelven a ocupar su sitio (pareja, hijos, hermanos y amigos a los que quieres pero no les dedicas el tiempo suficiente) y tus sueños vuelven a aparecer: tiempo para dibujar, para un café pausado en buena compañía, tiempo para bailar … ¿Que desaparece? Reuniones a las que no quieres ir pero que te daba apuro faltar, tiempo de compras que no te apetece hacer, actividades que crees que tendrías que hacer pero que no te hacen feliz… Esto último va por el gimnasio. Me borré. No me gusta. No me divierte. Siempre me ponía excusas. ¿Que me gusta y me aporta endorfinas y salud? Bailar y pasear charlando con una amiga. Y esa es la actividad física que haré a partir de ahora. Hasta que encuentre más cosas que me diviertan. Un mundo de posibilidades se abre ante mis ojos.

Una pequeña crítica a la autora. La idea de que si necesitas algo de forma puntual se la pidas al vecino. Hombre, no es plan. A no ser que previamente ese vecino se haya visto beneficiado por algunas de tus posesiones traspasadas y que le hayan sido de utilidad. Si no me suena a ser un aprovechado. Me viene a la mente alguien que me comentó que había vendido el coche porque no lo necesitaba para la vida que llevaba pero que yo veía que cada dos por tres se lo pedía prestado a un familiar. Eso si era vida simple y sin complicaciones: nada de seguro, nada de mantenimiento… y dudo hasta que pusiese la gasolina. Eso tiene un nombre: “caradura de los de toda la vida disfrazado de minimalista”.

Pero quitando eso, que me chirrió, el resto de lo que propone la Sra. Jay está estupendo.

Bueno… esto más parece una confesión que una opinión sobre el libro, pero es lo que me apetecía decir.

Os dejo algunas referencias de blogs interesantes sobre minimalismo:

Vale de oro

Mamá valiente

Sencillez plena

Si pudieseis aportar alguna dirección más sobre este tema a contenidos interesantes os lo agradecería. Estoy en una vena un poco mística últimamente y me interesa todo este mundo.

Hasta pronto. ¡Sed felices!

“La abadía de Northanger” de Jane Austen.

 

la abadia de northanger

Tengo un problema. Llevo un tiempo en el que no hago otra cosa que empezar novelas y aburrirme antes de acabarlas. Malas elecciones. ¿Y que hago? Dedicarme a leer otras cosas. He incrementado mis visitas a otros blogs de manera exagerada: minimalismo, organización, novelas, artículos varios… he dejado que mi curiosidad y el click del ratón me guíe.

Pero como seguía necesitando meterme de lleno en una historia para relajarme me fui a por lo que pensé sería una apuesta segura y de la que no he leído todo: Jane Austen.

El comienzo fue placentero porque de pronto me encontré otra vez con una forma de escribir deliciosa. Era leer algunos párrafos y querer detenerme para saborearlos.

Esta no es una novela romántica al uso. Acaba como todas ellas, con chico y chica comiendo perdices pero es sobre todo un retrato detallista de la época, de sus costumbres, de sus prejuicios y que denota un conocimiento de la naturaleza humana muy sagaz.

Nuestra protagonista, Catherine Morland, hija de un párroco, no tiene ni gran belleza, ni fortuna, ni ingenio, ni nada destacable. Lo más es una chica agradable de trato, bastante sencilla y directa (algo deseable en una sociedad donde hay tanto majadero suelto). ¡Ah!Y se me olvidaba…es un poco atolondrada y vive en un mundo de fantasía creado por sus lecturas de novelas góticas. ¡Me sentí tan identificada con eso! Vengan mundos y más mundos fantásticos para que yo pueda vivir en ellos mientras tengo un libro abierto.

Y ella sale de su pequeño mundo rural y familiar para acompañar a unos amigos a Bath, ciudad famosa por su balneario donde irá a fiestas, bailará , conocerá a gente diferente y en definitiva, crecerá en conocimientos y experiencia.

Allí tendrá un profunda amistad con Isabelle Thorpe, una belleza que luego se comprometerá con su hermano James y que resulta ser una chica falsa y muy interesada. Ya desde el principio, cuando aparece este personaje me crispa por lo empalagosa e insoportable.

El hermano de Isabelle, John, es un zopenco desconsiderado, aburrido hasta decir basta y bastante egocéntrico. Su tendencia a la exageración es la que da lugar a todo el lío que se monta en la novela.

Henry Tilney es nuestro galán, un chico educado y amable, de fortuna (en aquella época las rentas importaban bastante) y que, en contraste con John Thorpe, brilla como una estrella. Interesada en acercarse a él, Catherine se esmera en iniciar una amistad con Eleanor Tilney (aquí casi todo va con segundas intenciones), pero al final lo que une a las dos chicas es un verdadero aprecio.

Y la novela, sin ser una maravilla, me ha tenido seducida por todos esos personajes y por el diálogo de la autora con el lector mientras va contando la historia. Porque para mí es sobre todo una historia de personajes, aunque incluya crítica a los snobs que desprecian las novelas y que las que consideran “literatura para mujeres”o a la sociedad de la época. Aunque ella misma también aprovecha para criticar determinadas “novelas”, haciendo que su protagonista se monte una película de terror ella solita en la abadía de Northanger a cuenta de algunas de sus lecturas de las obras de Anne Radcliffe y otras autoras que escriben en su misma línea.

Consigue Jane Austen dibujarte tan bien con sus palabras tanto los personajes como las situaciones en las que se ven envueltos, que asombra. Detalla muchas cosas sin resultar aburrida. Tu ojeas el libro y piensas: poco diálogo, muchas descripciones… no va a ser lo mío en este momento (a veces soy así de superficial).

Y cuando termino pienso: lo que narra aquí Jane Austen no es la historia más interesante del mundo pero lo hace tan bonito que, mira tú por donde, llegué al final de libro y disfruté de todas sus páginas. Genial. Eso ya, después de la última racha lectora merece que la aplauda. Bueno, la aplaudo también por su capacidad crítica, por su manejo de la ironía y por los pequeños destellos de humor.

Desde su posición de mujer, desde su reducido mundo y desde su educación nos deja un retrato del mundo rural de la época georgiana magnífico.