OLIVIA GOLDSMITH.- “Chico malo busca chica”.

 

th

  • Nº de páginas: 318 págs.
  • Editorial: PLAZA & JANES
  • ISBN: 9788401329340
  • SINOPSIS:

Tracie tiene una atracción fatal por los chicos malos, casi siempre demasiado atractivos y peligrosos. Jon, su amigo más querido, es por lo contrario un chico bueno poco afortunado en amores. A Tracie se le plantea un gran reto cuando su amigo le pide que lo transforme en un auténtico chico, para lo que debe enseñarle “El decálogo del chico malo”:
1) Nunca ofrezcas nada a las mujeres. Haz que ellas te lo ofrezcan a ti.
2) Nunca las lleves a tu casa.
3) Jamás lleves chaquetas deportivas. Jamás. Tampoco nada con cuadros. Usa el color que quieras, siempre que sea negro.
4) El secreto está en los pantalones. Olvídate de los pantalones militares. Y también de los que llevan pinzas.
5) Viste con ropa de las tiendas de segunda mano, o bien ropa italiana muy cara. Y combina las dos cosas. Compra por internet solamente si quieres tener sexo por internet.
6) Nada de sandalias (a menos que pienses que la vida social y sexual de Jesús era apasionante).
7) No le cuentes a ellas en qué trabajas. Diles que tienes “negocios” y que adivinen si son drogas o coches de segunda mano.
8) Nada de gafas. Ni siquiera tipo Elvis Costello. Y no importa que conduzcas a ciegas. Las cicatrices son muy excitantes.
9) Prohibido afeitarse todos los días. Come mucho. Cada tres días ir a trabajar con la ropa arrugada y cara de resaca hará que las mujeres sientan curiosidad por tu vida privada.
10) Lleva siempre un casco de motorista. Aunque no tengas moto.

  • RESEÑA:

Aunque se vende como “una novela deliciosa y divertida” a mi no me lo pareció. Creí, equivocadamente, que habría mucho de guasa en ella pero lo cierto es que sufrí lo indecible: hacía muchíiiisimo tiempo que un personaje protagonista no me caía tan mal. No es que fuera mala la chica, porque villanos y malos, malísimos hay en otras muchas novelas. Pero sus “defectillos”, entre los que se encuentran ser desconsiderada, superficial y con una visión de las mujeres que me “rechina” por todos lados se me han hecho muy difíciles soportar. Con amigas como ella, el pobre John “cachito de pan” no necesitaba enemigos.
Se supone que hace lo que él le pide pero cuando le pone en la tesitura de quedar en ridículo delante de una chica guapa o de escalar sabiendo que tiene vértigo, Tracie alcanza para mí el título de “bicho miserable”. ¡Anda que no hay deportes que podrían hacerle parecer “interesante” (su objetivo) y no que tuvo que ir a exponer la debilidad del pobre chico!
Me leí la novela, no estuve en ningún momento aburrida, pero la indignación me envolvía. Quería que el protagonista encontrara a una chica especial, buena gente, que le apreciara por encima de todas esas tonterías que le convencía de hacer la cabeza de chorlito de … ¡su amiga!.
Estuve todo el rato deseando que no tuvieran un final juntos como pareja. No os cuento que pasó pero os diré que me desagradó toda la historia. No sé como explicarlo: el libro se lee, pero estoy todo el tiempo enfadada con los protagonistas: por ella por ser como es, y con él por aguantarla, como si fuese su “perrito faldero”. El novio chulo, caradura y vago llega a caerme bien comparado con ella, pero su transformación final no me convence.
El único personaje salvable es el de la camarera Molly, y no sólo porque es la única sensata de todos ellos. Me gusta el papel que desempeña en la historia, un poco como un “pepito grillo”.
En fin… parece que el libro no me ha convencido ¿verdad?
Se supone que aquí solo iba a poner las reseñas de los que sí me habían gustado. Este no es que me parezca un rollo, o que esté mal escrito. Simplemente que “me puede” la antipatía. Ni siquiera tenía lástima de la chica cuando lo pasaba mal. Lo único que me venía a la mente era “¡Se lo merece!”. No sé… creo que es algo personal.

Conclusión: Se puede leer si quedamos en que lo mío con la protagonista es algo personal. Sirve para descargar tensión. Te enfadas e indignas mentalmente mientras lees y el resto del día estás suave como la seda.
Si quereis conocer algo de esta autora es mucho mejor “el Club de las primeras esposas”, del que luego hicieron la película.

Anuncios