” El método 15/33″ de Shannon Kirk

 

elmetodo1533

Sinopsis según la contraportada.

Imaginad a una chica de dieciséis años, embarazada y vulnerable, a quien acaban de arrancar de la tranquilidad de su hogar para arrojarla dentro de una furgoneta destartalada. Raptada… Sola… Aterrorizada.

Ahora, olvidaos de ella.

Imaginad en cambio a una prodigiosa manipuladora de dieciséis años que, desde los primeros instantes de su secuestro, se centra, con tanta serenidad como determinación, en dos cosas: salvar al niño que lleva en su seno y vengarse.

Metódica y calculadora, pone a punto un plan organizado de manera casi científica en el que nada está librado al azar. Su férrea voluntad y su ingenio serán sus mejores armas contra la brutalidad de sus raptores, y lo único que le falta por hacer es esperar el momento ideal para lanzar su ataque.

OPINIÓN:

Bien respaldada está esta novela por las críticas y francamente, no me defraudó en absoluto. Obtuvo el Premio National Indie Excellence para la mejor novela de suspense de 2015, así como el BPA Benjamín Franlin Award 2016 en la misma categoría. Esto ha quedado muy bien, pero no tengo ni idea del prestigio que puedan tener esas dos “medallas”. Me dejé guiar por algo tan superficial como la portada y lo que leí en la contraportada. Total, en caso de equivocación, sólo hay que dejar de leer si no te atrapa la historia.

Pero chicos, quedé enganchada desde el minuto uno con esta protagonista. Es una víctima con una mente prodigiosa pero con un problema. Y es una niña rara. Y yo tengo debilidad por los personajes “raritos” y por los luchadores.

Cuando ella era pequeña un drogadicto entró en la clase armado y en vez de reaccionar como los otros niños, gritando y llorando asustados, se distanció de lo que sucedía y solucionó el asunto. No os lo destripo porque es una escena para leerla.

Su “problema” se convierte en su mejor baza para salir de la situación en la que se encuentra. ¿Y cual es su problema? El modo en que gestiona las emociones. Las vive como interruptores que puede encender y apagar a voluntad. El miedo, la ira, el amor… todas ellas puede dejarlas de lado y centrarse solo en buscar soluciones a los problemas que se presentan. Mide, calcula, observa, oye, huele… su mente está continuamente buscando lo que llama “recursos” para resolver el puzzle que le dará la libertad y la venganza.

Es ella la voz que nos cuenta su historia diecisiete años después de ocurrir los hechos.

La otra voz, con otro punto de vista, es la del agente especial del FBI Roger Liu a quien se ha encargado seguir el secuestro de Dorothy Salucci. No hay muchos medios para este caso. Sólo él y “Lola”, a quien llaman así para no desvelar su identidad. Los métodos de Liu y Lola dejan “un poco” de lado las instrucciones que da a sus agentes el FBI. Son más dos “justicieros” con unos pasados que los han marcado y que no dudan en seguir sus propios códigos de lo correcto. Liu tiene una vista y memoria imposible de medir, lo que le hacía un candidato perfecto para ser francotirador, pero su elección fue trabajar en secuestros porque su vida cambió el día que secuestraron a su hermano pequeño.

Lola tiene también una mente incisiva y además cuenta con un olfato fuera de lo común. Entre ella y Liu emprenden la búsqueda de Dorothy y son muy afortunados porque sumándose a su trabajo ocurren una serie de casualidades que les ponen en la pista de donde buscar. Es lo que ellos llaman “osa rosa”, recordando como se resolvió un caso anterior en el que la realidad superó la ficción por mucho. Una niña rescatada de su secuestrador en lo profundo de un bosque por una osa de circo con un tutú rosa.

La trama está muy bien construida. No es una novela larga. Son 366 páginas que pasan en un suspiro. Hay continuos giros que tienen al lector en vilo y las sorpresas van una detrás de otra. Todo queda bien atado al final y no se deja nada sin contar, excepto el pasado de Lola.

¿Y que cuento del final? Pues que la autora puso un broche perfecto. Una refinada venganza.

Es muy difícil para mí transmitiros lo que me gustó la novela sin decir prácticamente nada de la trama para no fastidiaros la lectura. Sólo deciros que la protagonista es especial. Fascinación es la palabra que me viene a la mente para expresar lo que se siente al ver como va armando su venganza y su fuga. Ella se siente poderosa. Está en una situación en la que tiene todas las de perder y sin embargo siente un profundo desdén por su captores. Utiliza a su favor el hecho de que su carcelero la subestime y la odie. Su prioridad: salvar a su bebé. Después la venganza. No la huida y correr hacia la libertad como sería lo esperado de alguien que está retenido contra su voluntad. Tampoco el olvido. Nada de perdón y olvido. No. Solo venganza.

Y como no suelo empatizar con personajes vengativos he llegado al final del libro sin encariñarme con ella. Pero no creo que ese fuese el fin perseguido por la autora. Ha construido un personaje original, diferente de la típica víctima adolescente y muy frío, pero que nos asombra con su manera de actuar. Desde esa perspectiva del asombro creo que la novela es muy buena.

He estado buscando más libros de la autora. Encontré “El extraordinario viaje de Vivenne Marshall”, del que hablan muy bien las críticas de Goodreads. “In the vines” es otra novela que se publicará dentro de un mes aproximadamente. Los dos títulos van a ir a la lista de pendientes de leer. Allí esperarán a que me encuentre de ánimo para pelearme con el diccionario de inglés.

Anuncios