“IMPERIO” de Orson Scott Card

IMPERIO 2

SINOPSIS de la Casa del Libro.

La terrible visión de una nueva guerra civil en Estados Unidos como consecuencia de la virulencia de los enfrentamientos políticos entre republicanos y demócratas, entre derecha e izquierda. Un problema que no es exclusivo de los Estados Unidos de América…

Un ameno y agitado thriller de acción protagonizado por personajes brillantes y entrañables, acompañado de una interesante y profunda reflexión política.

OPINIÓN

Esta pobre ( la novela) la he ido leyendo tan despacio que me era imposible alcanzar un punto de emoción. Cuando la cosa se ponía interesante tenía que dejarla, y así un día tras otro. El deber antes que el placer.

Bueno, que me distraigo. Os cuento.

Ya sabéis que disfruté mucho con El juego de Ender y que para mí Orson Scott Card a pasado a formar parte de los autores de los que nunca olvido el nombre.

Pero en esta novela no he sentido el “clic” ese que activa el modo “no puedo dejar de leer”. Está bien, es entretenida, te hace reflexionar pero no me impactó.

Quizás todo se deba a que la acción se sitúa en una sociedad como la nuestra, con protagonistas bastante “normales”, organización militar igual que la de ahora, más o menos, y poder de la prensa y las comunicaciones como el que vemos a diario. No encontré elementos originales. Alguna novedad en el armamento utilizado en el conflicto pero poco más.

Os narraré un poco de la historia. Se perpetra un atentado exitoso contra el Presidente y el Vicepresidente de los EE.UU. siguiendo un plan elaborado por un militar encargado de detectar los fallos de seguridad en la defensa del Presidente. Se utilizaron sus informes para atacar con misiles la Casa Blanca y aun cuando ese militar (Reuben Malich) y su asistente (capitán Coleman) corrieron en plan Rambo para impedir el atentado (por casualidades del destino vieron pasar a los buzos desde donde estaban charlando ambos) se le señaló como el cerebro de la operación.

Malich es un patriota, conservador en sus ideas, con una gran formación militar, muy inteligente e intuitivo y con gran capacidad de liderazgo. Viéndose en el punto de mira (de héroe a villano en pocos días) reúne a su equipo de operaciones especiales para que le arrope mientras intenta presentar su historia ante la prensa y descubrir quién se encuentra detrás de los atentados. La filtración procede a su entender de los “suyos”, de militares o políticos de alto nivel que eran los únicos que tenían acceso a sus los informes.

Mientras estamos en esto (persecución por aquí, persecución por allá en plan buena película de acción) un grupo que se identifica como Restauración Progresista da un golpe de estado y se adueña de Manhattan, esperando que el resto de estados se alineen con ellos.

Y… ya tenemos una guerra civil montada. No demasiado cruenta, la verdad.

Un personaje importante que luego se hace con el poder político es un profesor que dio clases de historia a Malich y que le envolvió en una red un tanto “oscura” de servicios para la patria. Este personaje, joven pero de gran carisma, es aquél al que piden que encabece un gobierno “estable” pero que a mí me da en la nariz que no es trigo limpio.

Lo digo así porque el final del libro me quedó “ojiplática” como dice una amiga. ¿De verdad ese es el final? No me lo puedo creer. Demasiado abierto para mi gusto.

Tanto me lo pareció que cuando me puse a buscar información sobre él me percaté de que tenía entrada en la wikipedia y que había una segunda parte.

https://es.wikipedia.org/wiki/Imperio_(Orson_Scott_Card)

“Imperio es una novela especulativa de ficción de Orson Scott Card. Cuenta la historia de una posible segunda Guerra civil americana, esta vez entre el ala derecha y el ala izquierda en un futuro próximo. Este es el primero de dos libros de la saga denominada El dúo imperio, junto con Imperio oculto, desarrollando la historia entre estas dos el videojuego Shadow Complex.”

La lectura que yo he hecho de la narración es lo fácil que es la manipulación de los acontecimientos políticos por alguien inteligente que alcanza una situación de poder. Me recordó a todo el engranaje montado por el hermano de Ender (con mucha planificación, inteligencia y tiempo) para llegar a ser el poderoso Hegemón.

Por la defensa de Miquel Barceló en la presentación del libro y las reflexiones y aclaraciones del autor al final, entrando en el tema de su ideología política, creo que el presentar a los republicanos como los “buenos” y a los demócratas como “los malos” ha dado para mucha crítica. A lo que parece las acusaciones de panfleto le han llovido.

Otro gallo cantaría si la acción se hubiese desarrollado en un planeta con otro nombre, posiciones políticas antagónicas de los nativos y con naves espaciales ultramodernas, habilidades tipo superhéroes de Marvel y armas espectaculares.

Es lo que tiene acercarse demasiado a la realidad.

Por mi parte, y voy a ser honesta, no suelo informarme de la biografía de los autores cuando escriben ficción. No me importa a que partido político pertenecen ni con quien se acuestan, por decir algo. En principio escojo la novela por algo tan superficial como la portada o la sinopsis o algo tan poco objetivo como la opinión vertida en un blog.

Si hablamos de ensayo o de artículos periodísticos ya estamos en otra batalla. Tengo mis favoritos, que como le pasa a todo el mundo, son los que tienen ideas afines a las mías, aunque considero bueno para la salud mental estar abierto a escuchar todas aquellas que sean formuladas sin violencia. Flexibilidad y tolerancia hacia lo diferente. Mejor nos iría a todos si las practicáramos más.

Volviendo a esta novela en concreto, ha sido la que menos me ha gustado de las leídas de este autor, por lo que ya os he comentado: un final ojiplático y una acción demasido vista en muchas películas. Eso en contra.

A favor tengo a algunos de los personajes que si me han resultado potentes e interesantes, como el profe con su análisis de la caída del Imperio Romano o el mismo Reuben Malich. La novela tiene sus momentos.

Juzgad vosotros.