SANDRA BROWN. “Testigo”.

SANDRA BROWN Testigo

 

  • Nº de páginas: 576 págs.
  • Editorial: ZETA BOLSILLO
  • ISBN: 9788498723885

 

LO QUE SUELE VENIR EN LA CONTRAPORTADA:

Tras sufrir un accidente automovilístico, Kendall Deaton logra rescatar a su hijo del amasijo de hierros y escalar el barranco por el que se han precipitado. Al llegar al hospital, no se atreve a revelar su propia identidad ni la del conductor herido; se limita a decir que se trata de su marido y, en cuanto puede, comienza a planear la huida. La pesadilla de Kendall comenzó en una pequeña localidad de Carolina del Sur, adonde llegó dispuesta a convertirse en la mejor abogada de oficio del condado. Enseguida se enamoró de un rico y atractivo joven de la localidad, y a los pocos meses de noviazgo se celebró una boda digna de un cuento de hadas. Pero jamás imaginó que se vería envuelta en una aterradora trama de odio y fanatismo.

OPINIÓN:

Como tiene un título igual al de Nora Roberts que ya reseñé, este libro lo tenía olvidado y no lo había subido al blog para parlotear sobre él. Y menos mal que me di cuenta porque merece una recomendación de lectura.

Tengo que decir aquí que con Sandra Brown mi sentido crítico se va a freír churros. Encandilada por los personajes protagonistas de su novela “Odio en el Paraíso” ha pasado a ser una de mis autoras favoritas. Bueno, por los protagonistas y por todo lo demás: la trama, la ambientación en la zona de los pantanos, las referencias a la cultura cajún, el suspense… He leído todo lo que ha caído en mis manos escrito por ella, que es bastante. Ninguna superó esa primera novela que ya he releído varias veces pero no recuerdo ninguna que no haya terminado (el título de bodrio ha quedado desierto entre sus obras).

Es por mi querer a la autora que cogí esta novela. Si llego a tener en cuenta la portada para elegirla ya os digo que no la tocaba ni con un palo. ¡Que horrorosa!

La categoría en la que queda encuadrada la novela es la que mi familia expresa así:

“¡Ya estas engolosinada con el libro! ¿eh?

(Traducción: en los ratos que tengo libre entre mis múltiples deberes enfilo hacia el libro a leer cual flecha disparada por una ballesta)

Este es un nivel inferior a “ese” en el que dejo de hacer tareas necesarias porque no puedo alejarme del libro.

Hummm! Voy a dejar de irme por las ramas que parezco Tarzán en pleno paseo selvático.

Todo comenzó con un accidente de coche tras él cual John pierde la memoria. La autora nos retrotrae al pasado y empieza el recorrido hasta llegar al momento del accidente. Y así nos vemos inmersos en una historia de fanatismo que pone los pelos de punta. Y lo que de verdad da miedo es que ese lugar donde recala Kendall es casi “idílico” en la superficie. ¡Todo es maravilloso!. Su marido, la relación con su suegro, las consideraciones que recibe… hasta que ella llega a conocer lo que hay detrás de una fachada tan bonita tras una visita a lo más profundo del bosque. (Y ya aviso, es una escena sumamente cruenta que te deja una pena terrible)

Conforme va avanzando la historia la acción es más intensa. Hay un hecho del pasado de Kendall que revolotea durante toda la novela y que no se devela hasta el final y que francamente me quedó un poco ¿puff! (no era para tanto la cosa).

De los protagonistas Kendall es infinitamente más atractiva que John, que me resultó un poco irritante. Ella en cambio es una joya. Es una magnífica mentirosa, muy inteligente, íntegra en cuestión de ideas, trabajadora, astuta…tiene tantos matices, se mete en tantos líos y tiene tantos recursos para escapar del peligro que ensombrece un poco el papel caballeresco del chico.

Mención especial reciben los secundarios, algunos de ellos magníficos:

Gibb, fanático lobo con piel de cordero que da bastante miedo, la verdad.

Matt, el hijo guapo, culto y encantador que resulta estar dominado por su padre hasta extremos enfermizos.

Sue, la amiga divertida, lenguaraz y muy liberada sexualmente. Íntima de Kendall, esta chica me dió muy buenos ratos. Querría ver su historia escrita.

Los hermanos Crook, gemelos, delincuentes de poca monta, un poco atolondrados y más bien torpes también me dieron sus buenos momentos. ¡Que familia, Diosito!

Pero son muchos más los personajes que van aderezando la novela para hacer que te quedes enganchada a ella y que van encaminando la acción hasta un desenlace bastante “televisivo” e impactante.

Terminando: os recomiendo esta lectura si el objetivo del día es estar entretenido y que la novela te atrape. Bueno, de los días, porque es un poco larga si miramos el número de páginas. ¡Se me hizo tan corta!

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s