JOJO MOYES.- “La casa de las olas”.

 

 

la casa olas def

  • Nº de páginas: 464 págs.
  • Editorial: DEBOLSILLO
  • ISBN: 9788483460436

SINOPSIS:

Todo es tranquilo y seguro en esta pequeña localidad costera de Inglaterra, en los años cincuenta. La llegada de un grupo de artistas y bohemios significará una conmoción en la vida de la joven Lottie. Su destino y el de quienes le acompañan se entrelazan en esta historia de sentimientos, fracasos y reconciliaciones a lo largo del tiempo.

MI OPINIÓN:

Esta es la historia de una decadencia. La de mi gusto por las novelas de Jojo Moyes.

Leí “Yo antes de ti” que me gustó mucho. Mucha penita pero era una buena historia. Despues leí “El viaje de las novias” y también me gustó. No tanto como el primero pero estaba bastante bien. Y llegué a ésta novela, que con franqueza, ha sido un poco tostonazo. No puedo decir que esté mal escrita, pero estaba casi todo el tiempo fuera de la historia que me están contando.

Os pongo un poco en antecedentes. Lottie llega al pequeño pueblo de Merham, en donde la familia Holden, con una chica de su misma edad, la acoge. Allí desempeña un papel indefinido entre miembro de la familia y criada, ya que tiene que hacerse cargo de los recados y de los pequeños de la casa. A la vez, va consolidando los lazos de amistad con Celia. 

El día que Celia le presenta a su nuevo novio el mundo de Lottie se vuelve del revés. Siente hacia él un amor total. Como el amor es correspondido la culpa lo sobrevuela todo. Este detallito es lo que me ha sacado de la historia totalmente. Yo me enamoro, tu me correspondes y ahora nos callamos. Todo sigue igual. En vez de una desgraciada (Celia, que sería la abandonada, y que podría seguir con su vida y tener otra relación satisfactoria) ahora tenemos tres. Tu y yo que nos queremos pero viviremos separados, y la pobre de Celia que no sabe por qué al marido que tiene lo siente lejano. Como es de cajón, la amistad indestructible entre Celia y Lottie se rompe a la primera de cambio. 

En estas andamos cuando una casa del pueblo llamada “La casa de las olas” se llena de artistas con una forma de vivir que choca de frente con las costumbres y la moral provinciana de las gentes del pueblo. Como tampoco tienen mucha necesidad de sentirse integrados en la vida social de Merham siguen haciendo su vida, alegre y divertida en la que integran a Lottie y a Celia. Eso hasta que la familia Holden les prohibe volver. Lottie, a pesar de la prohibición expresa sigue yendo porque eso le permite entrar en un mundo con más color, pasión y sucesos interesantes.

Eso último lo pongo porque creo que es lo que piensa la protagonista (que quede claro que yo no). Yo estaba aburrida cual ostra. Tentada estuve de no terminarla. Pero seguí, y seguí… siempre con la esperanza (lo último que se pierde, ya lo sabemos) de que mejorara y mira tú por donde, esta vez la historia lo hizo. Creció en interés, lo cual no es mucho decir.

¿Como mejoró? Pues con un cambio radical en la historia: distintos protagonistas y distinto momento temporal. Todo de golpe. De momento me despisté, porque pensé ¿A que viene esto?

Y la autora empieza a hablarnos (de golpe y porrazo) de Daisy, que atraviesa un mal momento. Su marido se ha ido y la ha dejado con un bebé. Se marchó sintiéndose agobiado por su reciente paternidad y por lo que eso conllevaba: pañales sucios, mujer de aspecto abandonado, lloros que no te dejan dormir… en fin, la vida misma. Decidida a salir adelante ella sola, se refugia en el trabajo. Llega a Merham con su bebé para restaurar la casa de las olas y convertirla en un hotel.

Es esta casa al borde del mar, espectacular (te da a entender eso pero yo me quedé con la sensación de que era un poco hortera) y en un entorno único, el nexo de unión con Lottie, ya que era la propietaria antes de venderla al actual dueño.

Porque, Lottie, en plan majo, ya convertida en abuela, se ofrece a cuidar a la pequeña de Daisy para que ella pueda trabajar.

Y hasta aquí os cuento. A mi el personaje de Lottie se me atragantó y no me gustó nada de nada. No me gusta ella y no me gusta como actúa. No puedo decir los motivos porque os destripo la novela, pero con ganas me quedo. Los artistas de la casa de las olas tampoco me resultaron atrayentes ni interesantes (tanta intensidad me aburre), y el resurgir de Daisy y su enamoramiento pues no es de mis historias románticas favoritas, aunque si lo comparo con el resto de la novela fue lo único entretenido.

¿Por qué la terminé, digo yo? Si ya estaba claro que no me gustaba. Pues porque a veces me cuesta reconocer que autores que escriben cosas que me gustan se les den igual de bien los bodrios. Este es el caso.

Tiempo después: El ser humano es el único que tropieza dos veces en la misma piedra. Por aquí tenéis mi opinión de otra de las obras de Jojo Moyes, “Regreso a Irlanda”, que todavía me gustó menos que esta pero que llegué a terminar. ¿Por qué? ¿Por qué? Si es que cuando piensas que algo no puede ir peor, nada, … que sí, que se puede. Pero con ésta última Jojo Moyes y yo hemos terminado, a no ser una novela que me venga superrecomendada por alguien que comparta mis gustos.

Quedo a la espera de vuestros comentarios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s