ETO MORI.- “Flipando en colores”.

flipando en colores

  • Nº de páginas: 240 págs.
  • Editorial: NOGUER Y CARALT, 2012.
  • ISBN: 9788427900271

SINOPSIS:

Hola, soy Makoto Kobayashi. Bueno, no es que lo «sea», digamos más bien que me ha «tocado» su cuerpo en la lotería celestial. ¿Me explico? A ver, mientras Makoto se debatía entre la vida y la muerte, yo iba camino del cielo. Entonces se me apareció un ángel muy vacilón y exclamó algo así como: «¡Hoy es tu día de suerte, chaval!». Había ganado una segunda oportunidad y tendría un cuerpo nuevo, precisamente el de Makoto, un adolescente bajito, feúcho y antisocial. La bomba, vamos. Pero voy a aprovechar mi ocasión: Se van a quedar todos flipando en colores con el nuevo Makoto…

RESEÑA:

Paseando por los pasillos de la Biblio me encontré con este librito. Rápida ojeada y al bolso: me lo quedé por unos dias.

Me lo leí muy rápidamente. La historia de ese “alma” que no quiere volver pero se ve obligada, el cuerpo de un suicida, … todo eso me llamaba la atención y sobre todo la forma en que está escrito: con un estilo ágil, con imágenes cómicas (un ángel de la guarda llamado Purapura que se le aparece vestido con gabardina y sombrilla y, según él, no porque a él le guste sino por escasez de vestuario allá arriba) y con algunas situaciones absurdas (el ángel jugando con él a las cartas).

El alma del pecador “2ª oportunidad” no sabe cual es su pecado. Lo sabrá al final de la novela. Mientras, indaga que pudo llevar a Makoto a suicidarse: el que la chica de quien estaba enamorado se acueste con un señor mayor, que su hermano le odie, que su madre sea una mujer infiel… ¡hay tantas cosas!. Pero con el tiempo va conociendo hechos que matizan esa visión tan en “blanco o negro” como es el apoyo de su madre a su padre en los malos momentos o el cariño no expresado de su hermano por su “envidia” a su genialidad artística..

A su vuelta al colegio experimenta un cambio fruto de ese alma nueva: se vuelve mucho más sociable, se interesa por la moda, hace un amigo íntimo y se dedica a la antigua pasión de Makoto: la pintura. Y todo el tiempo es perseguido por una chica que dice que él no es Makoto, que es diferente. Es la única que nota que hay algo raro.

Con pocas páginas, o mejor, con letra muy grande y no demasiado texto la autora pone de manifiesto temas como la integración en las escuelas de chicos con peculiaridades, la competitividad, la inflexibilidad con que juzgan los adolescentes (malo-bueno), el amor…

Makoto no me caía bien pero… ¡me daba pena!. Cuanto más cosas averiguaba el alma “nueva” más grande me parecía el desperdicio: se mató por hechos que, si bien eran tal como él los percibía, no podían interpretarse aisladamente sin tener en cuenta otras muchas historias. No se había enterado de la misa la media.

El final lo intuyes, pero sólo en la última parte del libro y realmente es un buen final.

Conclusión: Esperé encontrarme una historia bastante superficial y me dio mucho que pensar con el añadido de que la lectura fue muy amena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s